PLATAFORMA DE CIUDADANOS POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

comunicado :

LA PLATAFORMA DE CIUDADANOS POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN SE REUNIRÁ EL PRÓXIMO LUNES PARA ANALIZAR LAS CONSECUENCIAS DE LA NUEVA ORDENANZA

Tras la aprobación, en el Pleno Municipal del pasado martes, de la ORDENANZA SOBRE PROTECCIÓN DE LA CONVIVENCIA CIUDADANA Y PREVENCIÓN DE ACTUACIONES ANTISOCIALES, la Plataforma de Ciudadanos por la Libertad de Expresión continuará sus reuniones el próximo lunes, 19 de abril 2004, a las ocho y cuarto de la tarde.

En la reunión, que se celebrará como las anteriores en “La Casa de las palabras” (C/ San Ignacio nº 9),
se analizarán tanto la continuidad de la campaña como el seguro recurso ante los tribunales.

En cuanto a lo acontecido en torno al pasado Pleno, la Plataforma de Ciudadanos por la Libertad de Expresión quiere hacer las siguientes manifestaciones:

1º.- Criticar el desmesurado despliegue de efectivos policiales efectuado en prevención de no se sabe que. Al parecer, que los ciudadanos de Valladolid ejerzan el democrático derecho de acudir como público a un Pleno municipal es una situación de riesgo especial que merece que hasta 19 patrullas policiales uniformadas más unos cuantos policías de paisano más se dediquen a vigilar a ciudadanos pacíficos en lugar de, por ejemplo, controlar el tráfico o perseguir delincuentes.

2º.- Constatar una vez más, conforme a lo anterior, que los ciudadanos y colectivos que somos críticos con determinadas actuaciones del gobierno municipal “semos peligrosos” para el partido político mayoritario en el Ayuntamiento. El exagerado temor que en el Partido Popular tienen a la difusión de la opinión de quienes no piensan como ellos es muy sintomático de su idea de lo que debe ser la democracia; todavía no se enteran de que en una verdadera democracia los derechos y libertades no sólo deben figurar por escrito, sino que sobre todo deben poder ejercerse efectivamente con todas las garantías.

3º.- Denunciar la tergiversación y la demagógica manipulación de la verdad que hace el Sr. Alcalde en sus declaraciones públicas:
- Falta a propósito a la verdad cuando, ya reiteradamente, afirma que las personas que protestamos contra la Ordenanza somos las mismas que las que están en otras conocidas movilizaciones de Valladolid. En la Plataforma de Ciudadanos por la Libertad de Expresión nos integramos muchas personas a título individual y más de una veintena de colectivos sociales de carácter y ámbito muy variado que unas veces podemos coincidir y otras no; sin embargo, el Sr. Alcalde de Valladolid trastrueca malintencionadamente sus palabras con la finalidad de descalificar a quienes le critican.
- Utiliza verdades a medias, que suelen ser las más grandes mentiras, cuando justifica la Ordenanza diciendo que son cuestiones ya recogidas en otras y que lo que se hace tan solo es aumentar la cuantía de las sanciones. Dejando aparte el escandaloso tema de la multa, que de 10.000 pesetas (60 €) como máximo pasa a 1.500 ó 3.000 € según se trate de repartir folletos, de pegar carteles o de realizar pintadas, la realidad es que en las muy escasas ocasiones que se ha intentado multar a alguien por usar estos medios para difundir sus ideas, los tribunales o la simple reclamación administrativa han anulado las multas. No en vano quienes pegamos carteles lo hacemos en los mismos sitios que lo hace el Ayuntamiento para anunciar las actividades de sus fundaciones dependientes, ni tampoco es lo mismo una pintada que un mural o pintar un monumento que una pared privada.
- Hasta con las matemáticas hace demagogia: dice que aunque hacemos mucho ruido somos cuatro; además le apoya el Sr. Concejal de Vialidad y Seguridad diciendo que el 99,9% de los vallisoletanos está de acuerdo con la Ordenanza. Pues bien, no sólo somos más de cuatro, sino que somos bastantes más de los que él se piensa; en cuanto a lo del Sr. Concejal, una pregunta: ¿cuándo se ha celebrado el referéndum que justificaría esa afirmación?.

Los demócratas de verdad saben que hay que respetar también la opinión de las minorías, y saben además que en democracia nadie puede arrogarse el parecer de todos los ciudadanos. Pero eso lo hacen los demócratas de verdad...

sobre la concentración . . . . . . . . manifiesto