Allá por los años cincuenta, El Curi nace en Pesquera del Duero (Valladolid, España). En los años sesenta, pasa una etapa por el Seminario de Agustinos de Palencia, del que es expulsado por liderar un grupo de rock: Los Fax. "El grupo era un poco catalizador de las inquietudes y protestas del internado y también de lo que nos llegaba del mundo de fuera, como la guerra del Vietnam. Hacíamos una especie de canción protesta, pero absolutamente blanca. Y aunque lo Agustinos eran bastante progresistas, y poco tiempo después compraron baterías y guitarras eléctricas, nosotros nos adelantamos a los hechos. Lo del grupo fue una cosas bastante sonada y nos encontramos en la calle"

Años después: a la mili, momento en el que desarrolla la faceta de cantautor un poco macarra para las fiestas del cuartel, al igual que en la época de seminarista esto le trajo mil y un problemas licenciándose con los galones de barrendero.

En los años setenta se empieza a relacionar con Luis Pastor o Hilario Camacho, actuando por Madrid y demás lugares y llega a publicar un primer single que le sirve de presentación para tocar por Valladolid, Palencia, Villalar, etc. En 1977 publica el LP Cantos de lucha por la libertad, bajo el nombre de Antonio Curiel, producido por Juan Alberto Arteche (productor del primer disco de Radio Tarifa), "la canción es un arma cargada de dinamita con olor a libertad", es el texto de una canción que se reproduce en la carpeta del disco.

En el año 1978 sufre un accidente de tráfico, volviendo de un concierto en Asturias, lo que le aparta unos meses del circuito musical. Antonio Curiel está a las puertas de la muerte. Los cantautores organizan un festival, bajo el nombre "Desde Santurce a Bilbao", que cuenta con la participación de gente de la talla de Miguel Rios, Pablo Guerrero, etc. y cuyo fin es recaudar dinero. Poco más tarde, ya en el año 1979, aparece un LP de Antonio Curiel cuyo título es La respuesta ya no está en el viento.
 

En los primeros años de los ochenta, Antonio Curiel decide cantar blues y otras canciones en la calle Preciados y en el Metro de Madrid, lo hace durante un par de años. Sobre aquella experiencia publica el libro "Juglar urbano" y los discos "El Camaleón" e "Historias de camaleones y otros bichos raros", además anima un fanzine El Camaleón.

En el año 1984, se traslada a Bilbao, donde entra en contacto con el incipiente Rock Radical Vasco. Graba un mini-LP en euskera con el grupo vasco Zarama (Zarama-Antonio Curiel taldea) titulado Altos Hornos de Vizcaya. Posteriormente, y hasta el año 1987, monta el grupo Altos Hornos de Vizcaya que graba un LP en castellano y cuatro singles de corte ácido. Contrasta la estética punky de sus músicos y él mismo cantando vestido con sotana. Se le empieza a conocer como El Curi, abreviatura de su apellido.


AHV con Zarama y Bahia de kotxinos, foto historica

Un buen día, y argumentando que el clima de Bilbao le sienta mal, se mete en el tren para Valladolid, el Curi vuelve a casa. Durante todo el viaje le fue dando vueltas para buscar un nombre a su banda y aquí empezó el calvario del mobiliario urbano de Valladolid, empezaron a gestarse Los Buitres del Pisuerga, banda de rock and roll y rock urbano con aires de blues y muy marcados por la moda del rock radical vasco. "Quería un nombre que hiciese referencia a la ciudad y de esta manera se me ocurrió lo de Los Buitres del Pisuerga. Los Buitres viene de una reserva que hay en mi pueblo y de la intención provocadora de la banda".Estos buitres buscaban la provocación, llegaron a montar conciertos con bandas inexistentes como "Las zorras del Esgueva".

La primera actuación fue en marzo de 1988 en el Pigalle de Valladolid, aunque anteriormente habían hecho una prueba en Venta de Baños, siendo su objetivo "polemizar como propaganda para la banda". El marketing promocional consistió en llenar de pintadas la ciudad "fue una idea premeditada de marketing".

 

En el año 1999 se organiza la gira "Salvemos el Pisuerga", en la que consiguen involucrar a muchos organismos sociales, políticos y culturales montando una gira por todas las localidades por las que discurre el río, haciendo un total de 15 bolos.

Paralelamente, a principios de los noventa, inicia su relación con la ciudad de Córdoba, donde entabla relación con músicos de jazz-blues y participa en festivales emblemáticos de la ciudad bajo el nombre de The Curi Blues. En este lugar la vida se le hace dura, sobre todo por el volver a empezar de cero

En el año 1994 viaja a Cuba, es el fin de una etapa y el punto de partida de El Curi en La Habana, aunque no era la primera vez ya que los Buitres del Pisuerga ya habían realizado una existosa gira por esos lares..

inicio
biografía discografía entrevistas boletín descarga Va-Web