Con un Torque del 79, un Laney de 30W, dos destartaladas guitarras y una batería prestada (gracias Pablo) Marcos, Alfredo y Mauro comenzaron a ensayar su escueto repertorio de un par de canciones propias y otras tantas “canciones robadas” con más pena que gloria. En fin, un panorama más que desolador que con grandes dosis de paciencia e ilusión, se convirtió en un esperanzador proyecto con la incorporación del 4º elemento que les hacía falta. La llegada de David (su bajista) aportó el toque de madurez y, por que no decirlo, de soporte técnico necesario para que el grupo saliera a flote.

Un equipo de voces nuevo (semi –nuevo digamos), renovación de amplis y guitarras y la misma batería (gracias otra vez Pablo) permitió que Esta Noche No evolucionara hasta encontrar su estilo personal y una peculiar manera de entender la música.
Distorsionadas guitarras acompañadas de melodías frescas y pegadizas, y trabajadas voces han ido perfilando su estilo, abanderado por temas propios como Central Park, La Peor canción del mundo, Ya ves o Donde vas, entre otros, que han alcanzado elevadas cotas de aceptación entre su, reducida en principio pero cada vez mayor, audiencia.

Su primera grabación consistió en una maqueta de cinco temas grabada en el local de ensayo con un ordenador (ahora las gracias hay que dárselas a Diego); en ella, canciones como Central Park, Ya ves, La peor canción del mundo...se van haciendo hueco entre sus seguidores y alcanzan elevadas cotas de aceptación entre sus numerosos seguidores.

Más recientemente (2004) publican su segundo trabajo “1+”, grabado en los estudios de La Farik, con 5 nuevos temas que plasman la evolución sonora y la mayor madurez que el grupo ha ido adquiriendo con el paso del tiempo y de los conciertos.

1+, El otro lado, Páginas de una historia, Desdibujarte y Ficción virtual son las cinco nuevas piezas que van completando el puzzle artístico de este cuarteto leonés y que seguro harán las delicias de los seguidores de la banda.

En resumidas cuentas, esta noche no, representa el espíritu más desenfadado y fresco del panorama pop y los principios de diversión, sencillez, compromiso e ilusión son el abecedario de su lenguaje musical.