el dia de mañana

En los años 70, la sociedad americana estaba en plena crisis de valores, salía de la guerra del Vietnam y los espectadores necesitaban entrar en el cine y escapar de esa realidad que tanto les estaba marcando, era una época de cambios. En “La aventura del Poseidón”, Gene Hackman interpretaba a un cura católico más cercano a la teoría de la Liberación que a las tesis integristas del Vaticano.
En el film era el héroe que conseguía sobrevivir y salvar a sus compañeros gracias a su fe en los seres humanos. Aquella película seguía los patrones clásicos de este tipo de films ya fijados para la posteridad en “San Francisco”, grandes efectos especiales, más historias de interés humano, igual a excelentes rendimientos en taquilla.

Desde entonces pocos cambios se han producido, incluso una de estas muestras con 11 “oscars” logró que un tipo con aires de grandeza (sin ser por eso un mal director) se convirtiera en “El rey del Mundo ” y se lo creyera de verdad. Desgraciadamente hoy en día las críticas sociales o políticas no entran dentro de lo que la industria de Hollywood está dispuesta a aceptar en sus megaproducciones, y en el caso de “El día de mañana” se limita a una tibia crítica ecológica bastante light.

La narración funciona perfectamente sin que decaiga el ritmo en ningún momento, debido a la cantidad de sucesos acaecidos en dos horas, literalmente no da tiempo, lo que demuestra que sin apoyarse en un guión mínimamente trabajado no se consigue nada, aunque se tengan los mejores efectos digitales, quizá lo peor del film sea esa pretendida y falsa conciencia ecológica que intenta reflejar el argumento, aunque a pesar de todo se agradezca que por fin Roland Emmerich se tome en serio una de sus películas. Dentro de sus defectos es preferible este film a otros como “Urzak”, película con muchas más pretensiones pero infinitamente más aburrida que este Día de mañana.

 

 

Diego Rodriguez mayol'04

sección CINE .. espacios WEB .. VA-Web