MATRIX REVOLUTIONS

Cualquier seguidor de la literatura de ciencia ficción puede encontrar en Matrix, numerosos guiños a sus escritores favoritos. Desde Un mundo feliz de Aldous Huxley, donde la manipulación genética del individuo le sirve al autor para explicarnos si somos dueños de nuestras acciones o servimos para que el mundo siga funcionando, hasta el famoso y clásico mito de la caverna de Platón donde, adaptado a la actualidad, sólo seríamos sombras, reflejos de lo que imaginamos es la realidad.

Ese mundo de lo no real, que de forma tan dramática descubre Neo en la primera entrega, se nos presenta a los espectadores como la respuesta a muchas fantasías que seguro hemos tenido alguna vez. Y nos impacta. Salimos del cine buscando teléfonos móviles, gente corriendo con abrigos de cuero. Sin embargo seguimos sin ser conscientes del planteamiento de la película. Matrix nos abre los ojos a la realidad. Nos descubre lo que somos: la no realidad de Matrix es nuestra propia realidad.
Nosotros, los ciudadanos no somos más que instrumentos de consumo y producción que generan pérdidas o beneficios según creamos o no en el sistema económico actual.
Y precisamente esta realidad es la que han confirmado las dos siguientes entregas de Matrix.
Conociendo ya el éxito de la primera, los productores han incorporado al guión toda una serie de roles y estereotipos actuales que poco o nada tenían que ver con el planteamiento inicial. El plagio de Matrix Revolutions hacia cualquier película de acción ha degradado la saga y no ha conseguido mantener el grado de compromiso que mantenía el guión original. La fuerza de los personajes se pierde dando prioridad a los efectos especiales y al espectáculo gratuito. Trinity se convierte sin motivo aparente en amante sumisa sin capacidad de decisión.

Morfeo se convierte en el político-líder de masas que utiliza frases sacadas del mejor libro de merchandising.
No creo que éste fuera el propósito de los hermanos Wachowsky al pensar en una trilogía.

Luna. (dic'03)

sección CINE .. espacios WEB .. VA-Web