EL MITO BOURNE

por

Diego Rodríguez

Hace unos años dos jóvenes guionistas, colegas de ese irreverente y genial director llamado Kevin Smith, se sacaron de la manga uno de esos guiones tocados por la gracia divina, dicho escrito fue vendido con una única condición; ser ellos dos los protagonistas. Los guionistas Ben Affleck y Matt Damon, la película “El indomable Will Hunting”. La jugada les salió muy bien, ganaron el “Oscar” al mejor Guión original, y entraron por la puerta grande en Hollywood.
Desde entonces sus carreras han llevado diferentes caminos, Affleck se siente muy a gusto dentro de la industria, con papeles de protagonista en films de escaso valor, mientras Damon muestra más inquietudes en la elección de sus trabajos, participando en proyectos mucho más interesantes, uno de esos proyectos fue precisamente “El caso Bourne”, brillante puesta al día del genero de espías, film de ritmo trepidante que no trataba al espectador de imbécil, como la mayoría de las últimas propuestas de la industria americana.

 

En esta segunda parte de aquel film, la historia continua allí donde la dejamos, para explicarnos un poco más del pasado de este Bourne amnésico y atormentado, al que no dejan vivir en paz.El estilo nervioso y realista del director Paul Greengrass, que tan buenos resultados le dio en “Bloody Sunday” (otra de esas geniales muestras de cine “denuncia” que tan bien les salen a los ingleses), le sienta como un guante al film. Gracias al interés de Greengrass, Matt Damon volvió a retomar el personaje y quizá lo vuelva a hacer en el futuro si se mantiene dentro del mismo también Grenngrass.

 

 

 

Diego Rodriguez Octubre '04

sección CINE .. espacios WEB .. VA-Web