Festival Internacional de cine de Las Palmas de Gran Canaria
 
 
 www.festivalcinelaspalmas.com  
    
    
   
    
   
   
    
   
   
   
   
   
    
   
   
     
 

   HISTORIAS EXTRAORDINARIAS

 


por J.D.Gonzalez  

  “Bueno, es así...”

...Con estas palabras, que suenan a mera excusa para empezar, el director, Mariano Llinás nos abre la puerta al mundo mágico y localista de la región de Buenos Aires, provincia argentina tan infravalorada por los propios argentinos como fascinante para el forastero. Historias Extraordinarias *1, película que ha sido la última revolución del X BAFICI (10º Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires) se aleja del concepto homérico del viaje como una gran gesta heroica para recuperar el gusto de la aventura por la aventura.


Fotografía de Oyarzún (Pilo Nelli) en el episodio del Molino de San Martín,
Historias Extraordinarias
(Argentina, 2008) Color, 245´. Mini-DV

El relato se inicia por casualidad, como pudiera iniciarse el nacimiento de un río, por el deshielo de una simple gota de agua, que va transformándose en corriente y perdiéndose en el complejo paisaje bonoarense. Así se va desarrollando cada una de las tres historias, protagonizadas por tres personajes con tres vidas distintas que nunca llegarán a cruzarse. Son las historias de X, Z y H, que se cuentan a lo largo de 18 capítulos y cuatro horas de duración. Cada uno de ellos va construyendo su propio camino, su propia aventura, como el agua que traza canales en la tierra. A veces de manera racional, otras imaginativa, pero siempre aprovechando las bifurcaciones que el propio azar les va presentando y que van marcando su destino, sin dejar nunca el objetivo de desenterrar alguna verdad escondida tras tantas aventuras y tribulaciones. Y cuando por fin alcanzan su meta se dan cuenta de que el verdadero sentido de la aventura era la aventura misma.


Vista de la llanura de la provincia de Buenos Aires y verso (He dies. He fell well)
de The Lucky Song, cantada por César (Klaus Dietze), el marinero,
Historias Extraordinarias
(Argentina, 2008) Color, 245´. Mini-DV

El máximo protagonista de la película es el paisaje. La gran planicie, tan simple en su concepción como intrincada en sus pequeñas formas, está pensada para aquellos que se preocupan por la infinitud de detalles que nos ofrece la vida y que están dispuestos a traspasar los parámetros reales para abrazar un mundo mágico de misterios, historias de violencia y romance, relatos policíacos y de novela negra, de intriga, baladas con sabor a western... Aquí se pueden encontrar tesoros, leones encerrados, ciudades sumergidas por el desbordamiento de un río, absurdas infraestructuras que nunca se llegaron a completar, grandes edificios públicos de hormigón de gusto más bien fascista, batallones de soldados, asesinos sueltos... Un collage del mundo entero situado en medio de la nada.

Todos estos mundos están concentrados y sugeridos en el film de Llinás. Sin embargo, lo que da coherencia a todo y articula la narración es la voz en “off” y los ritmos musicales de la banda sonora, compuesta por Gabriel Chomjski. El narrador se torna verdadero demiurgo que dirige y contradice a los personajes, mientras explica y acompaña al espectador. La voz lo invade todo y permanece viva de principio a fin. Se empieza a valorar entonces los conceptos de pausa y silencio, que en medio de tanto monólogo aportan un respiro para reflexionar sobre las imágenes. Nunca antes los diálogos y las vivencias personales de unos personajes habían adquirido tanta fuerza.


César (Klaus Dietze) y H (Agustín Mendilaharzu) observan el desbordamiento del río. Localización en la antigua población de Federación, hoy sumergida bajo las aguas,
Historias Extraordinarias (Argentina, 2008) Color, 245´. Mini-DV

Las imágenes se convierten en ilustraciones dinámicas del proceso narrativo, que, a pesar de la continua presencia de la voz, logran aparecer en momentos claves y demuestran que, al fin y al cabo, son las imágenes del viaje las que se quedan en el recuerdo y no las palabras, que se las lleva el viento. Es por eso que llegamos a la conclusión de que la verdadera función de la voz en “off” es crear el armazón, el soporte que mantiene la atención constante del espectador mientras las imágenes plasman la experiencia sensorial. Esto es señalado por el propio Llinás: “Me siento como un narrador cuya obligación es mantener el interés del espectador en todo momento. Eso es algo que yo tengo y necesito, que el espectador esté viviendo en todo momento una experiencia intensa. Es algo que no puedo imaginar y no puedo evitar. No puedo dejar sólo al espectador.” *2

La música también se repliega al poder de la voz, cambiando su estilo de manera ecléctica para adaptarse a las necesidades de la historia. La imitación de estilos, como la balada de “country”, The Lucky Song, o el tema principal con órgano, se mezclan con versiones originales, como la de Un gato en la oscuridad, de Roberto Carlos. El objetivo de la música es puntear los diálogos, separar las pausas, conectar imágenes y, en definitiva, dar ritmo y precisión a las palabras del narrador.


Z (Walter Jakob) sigue el rastro del perdido Cuevas,
Historias Extraordinarias
(Argentina, 2008) Color, 245´. Mini-DV

Para completar el entramado narrativo, aparecen una serie de símbolos, muy propios de la literatura de Borges, que suponen pequeñas metas para los personajes en cada aventura. Sin embargo, estos puntos intermedios van perdiendo su significado original según avanza la trama, llegando a simbolizar el camino mismo. Descubren, al final, que no se construye un camino para perseguir una meta, sino que se marcan metas para construir tu camino.

Paradójicamente, estas historias son extraídas por Llinás de la Realidad, que se nos muestra como fuente de alimentación inagotable, fascinante, que esconde las mejores historias jamás contadas. El cine digital se vuelve mucho más vitalista, flexible e imaginativo que el celuloide tradicional, y transmite de forma más directa los sentimientos y las experiencias de cuando uno viaja y conoce otras gentes, otros mundos. No podemos negar esto. Las historias, las experiencias, las imágenes que nos arrebatan están ahí, en la tierra que pisamos. Ahora, sólo hace falta descubrirlas.

Episodio del tractor.

Estos dibujos confrontan el espacio real con el cinematográfico, analizando las trayectorias de los actores y sus acciones. Toda la escena está filmada en un plano fijo, muy distante del lugar donde suceden los acontecimientos. No vemos lo que pasa realmente, sólo podemos intuirlo, debido a la distancia: nuestra visión no es nada sin la voz en “off”. El análisis gráfico muestra cómo en sólo seis minutos suceden gran cantidad de cosas en escena que no podemos visualizar. Mariano Llinás nos propone estimular la imaginación mediante la narración quitando fuerza a la imagen y dando protagonismo a esa voz.


Escena del tractor, Historias Extraordinarias (Argentina, 2008) Color, 245´. Mini-DV

Notas:

*1 La película se proyectó en el marco del 10° Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria (España), dentro del ciclo, Historias Extraordinarias, dedicado al Nuevo Cine Argentino (1999-2009).

*2 Declaraciones recogidas en el libro coordinado por Jaime Pena, Historias extraordinarias. Nuevo Cine Argentino (1999-2008) VV.AA. T&B Editores, 2009.

(Artículo publicado en el nº 32 de la revista art.es, www.art-es.es)

J.D.González. marzo 2009