Festival Internacional de cine de Las Palmas de Gran Canaria
 
 
 www.festivalcinelaspalmas.com  
    
    
   
    
   
   
    
   
   
   
   
   
    
   
   
     
 

   CRÍTICA GENERAL DEL FESTIVAL

 


por J.D. GONZÁLEZ (07-ABR´09) 

  gala de inauguración
Gala inaugural, Auditorio Alfredo Krauss

En un Festival como Las Palmas, caracterizado por su eclecticismo y su tendencia a valorar la experimentación y originalidad por encima de todas las cosas, la oferta cinematográfica es de una calidad tan interesante, que para mí se hace difícil de abarcar. Por ello, en vez de limitarme a hacer la crónica de la Sección Oficial y algo más, me propuse el objetivo de perderme en la programación y dejarme llevar por mi intuición, haciendo caso omiso de consejos y referencias previas.

Bruno Ganz
Impresión de manos de Bruno Ganz

Mi labor entonces se convertía en algo parecido a un rastreador, a una especie de merodeador del cine. Mi misión, descubrir las películas más ocultas, aquellas de las que casi nadie va hablar, aquellas que quedan sin visionar porque no hay tiempo para ello, aquellas que nunca van a ver la luz en las salas de cine, empujadas forzosamente al abismo del desconocimiento por la mediocre industria y sus anquilosadas redes de distribución. Las películas, salvo en algún pequeño foco cultural de Madrid y Barcelona, permanecerán en el olvido. También en el olvido de Internet, porque lo que se desconoce no se puede buscar.

Si algo nos puede ofrecer un Festival, creo que es la posibilidad de encontrarnos con imágenes que jamás, o difícilmente volveremos a ver, imágenes que trasciendan lo cinematográfico y se amalgamen dentro de nosotros con nuestra percepción de la vida. Y eso me ha sucedido en Las Palmas, sobre todo con la película filipina, última obra del ignorado Lav Díaz, Melancholia. También con Utopía de Wang Yiren y en menor grado con las argentinas Historias Extraordinarias, de Mariano Llinás y Canadá, de Raúl Perrone.

interior del Gabinete Literario
interior del Gabinete Literario