SEMINCI 2005

Almudena Villarreal

jueves 27

SECCIÓN OFICIAL: SEGUNDO ASALTO. Director: Daniel Cebrián
Las reglas del boxeo se asemejan bastante a las que rigen nuestra vida cotidiana, sin importar la clase social de la que provengamos. El afán de superación y la disciplina de un buen entrenamiento son las claves para asestar buenos golpes y ganar peleas que nos hagan ascender dentro de la brutal normativa de esta particular guerra urbana. Sortearlos y defenderse es una manera de crecer interiormente, de sobrevivir a las garras de la marginalidad tal y como deja traslucir su director a través de un personaje creíble y asombrosamente maduro cuyo entorno, no deja de ser deudor de un pasado lleno de errores.

Sin embargo el protagonista lo tiene más fácil que otros de su generación. Su origen ha sido marcado, pero la conciencia de los demás le ha dotado de la protección que otros buscan sin remedio. Los valores tradicionales están representados en los papeles del entrenador y su madre, dejando claro las reglas de un juego basado en la legalidad-esclavitud social. La tentación llega de la mano de Darío Grandinetti, que cuestiona la moralidad de los poderosos, y ofrece al protagonista la posibilidad de salir ganando aplicando las mismas bases que los dictadores de conciencias. El gran reto es el que surge cuando debes elegir y sólo cuenta tu propia moralidad. Daniel Cebrián, junto con Imanol Uribe firman un guión inteligente, que han sabido dotar de profundidad. Aunque mil veces contada, esta historia merece el respeto del espectador.

SECCIÓN OFICIAL: CONVERSACIONES CON OTRAS MUJERES. Director: Hans Canosa
Esta película de personajes, resulta ser una verdadera delicia para el espectador. La emotividad con la que se desenvuelve la trama y la inteligencia y madurez de los diálogos permite a sus protagonistas lucirse en unos papeles difícilmente rechazables.

Gran trabajo de Helena Bonham Carter y Aaron Eckhart cuyos ensayos me imagino especialmente duros al tener que trabajar todas y cada una de las reacciones, gestos y entonaciones que compartimos gracias a la técnica de rodaje elegida por su director. El doble encuadre, que permite planos sin corte, hace que se acelere la tensión, y nos acerca de un modo impecable al conflicto sentimental que se desata entre sus protagonistas. La complicidad y empatía con la historia nos convierte en confidentes de un momento tan importante en sus vidas que resulta difícil salir del cine y continuar con nuestra miseria cotidiana. Esta película es una enseñanza. Para los más románticos un dogma de fe.

 

Almudena Villarreal (27 oct'05)

seminci'05

. sección CINE . espacios WEB . VA-Web .