PEÑA FLAMENCA LA SIGUIRIYA

 
 

 

peña flamenca la siguiriya


 

  Saludo del Presidente

Queridos vallisoletanos aficionados al flamenco:
Como Presidente de la Peña Flamenca La Siguiriya de Valladolid, tengo la satisfacción de dirigirme a todos los aficionados vallisoletanos al bello arte del flamenco, personas y entidades, socios y por extensión, a todos aquellos que con su apoyo hacen realidad que lancemos esta publicación.
Para los que no lo sepan, quiero decirles que nuestra peña flamenca cumple este año de 2007 sus primeros 25 años de antigüedad y por ello, y porque nos sentimos orgullosos de representarla, queremos tener un recuerdo muy especial para todos aquellos socios fundadores (algunos ya desgraciadamente desaparecidos) que en su día tuvieron la feliz idea y la gran ilusión de crear esta peña flamenca en nuestra ciudad en 1982.
Esta peña siempre ha tenido como principal objetivo el estudio y la difusión del arte flamenco, y este año, con motivo del 25.º aniversario, queremos tener las puertas abiertas para todos los aficionados con charlas, conferencias, actuaciones y diversos
actos que vamos a realizar y que en programas aparte y puntualmente se detallarán.
Queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a las entidades que hacen posible estos eventos flamencos y sin las cuales no podríamos llevar a efecto los proyectos e ilusiones que en ellos hemos puesto.
También quiero dar las gracias a todos los anunciantes que tan gustosamente han colaborado con nosotros en beneficio del flamenco.
En nombre de la Peña Flamenca La Siguiriya y en el mio propio, recibid todos un afectuoso saludo flamenco.

PASCUAL CORDERO


  Así funcionamos

La Peña Flamenca La Siguiriya es una asociación sin ánimo de lucro creada por y para el arte flamenco:
su divulgación, su mantenimiento, su estudio y su disfrute.
Somos una Peña democrática y participativa en la que todas las decisiones se plantean y se toman en la Asamblea General a la que acuden anualmente sus socios y en ella proponen actuaciones, planes, actividades, sugerencias, desplazamientos…
Los artistas siempre han sido elegidos considerando la opinión de los socios, aunque a lo largo de nuestra andadura se ha ido cambiando de estrategia para obtener una mayor operatividad. En ocasiones se han votado directamente en la Asamblea las propuestas que han ido defendiendo los socios, realizando de esta manera una lista anual de artistas a los que queríamos escuchar, y en otras, dando un voto de confianza a la Junta Directiva para que, una vez oídos los deseos de los socios, contraten para la Peña a los cantaores que estén pasando por un mejor momento artístico o se considere interesante por algún motivo, como puede ser el lanzamiento de un nuevo trabajo discográfico o el hecho de que estén actuando en algún punto cercano de la geografía y se acerquen hasta nuestra peña.
Por cierto, nuestra Peña ha tenido a lo largo de su historia varias sedes bien conocidas, y fíjense qué curioso, todas ellas con nombres de ciudades extranjeras. Qué paradoja.
La primera persona, gran flamenco y amigo que nos acogió en su local, la Cafetería París, de la calle García Morato, fue Emilio Giralda. Allí estuvimos muchos años hasta que el bueno de Emilio se jubiló y nos trasladamos a la Cafetería Dallas, tradicional punto de encuentro en el Paseo de Zorrilla, de taurinos en tardes de toros. Faustino, su dueño, nos trató de maravilla y allí gozamos de veladas intensas y emocionantes. Pero una vez más la cuestión de la jubilación quiso que nos tuviéramos que buscar otra sede, y tuvimos la fortuna de ser acogidos en la actual, Restaurante Manhattan,
en la calle Juan de Juni, por Gregorio, artista culinario donde los haya y que desde el primer día supo comprender el carácter de la gente flamenca.
Hay que decir que en los tres sitios hemos pasado muy buenos ratos flamencos y nos hemos sentido como en casa.
La filosofía de nuestra Peña se basa principalmente en mantener el espíritu de los antiguos “cuartos de los cabales”, en los que un grupo de personas, no muy numeroso, se encerraba con un cantaor y un guitarrista… hasta que el cuerpo, la voz, las ganas y las fuerzas se agotaran. Llevamos haciendo esto 25 años y por eso el número de socios es exiguo, no mayor nunca de 35, para así poder disfrutar con plenitud de esta arte.
A lo largo de nuestra andadura, tres han sido los Presidentes que han regido nuestro destino: el primero fue Alejandro García Cuéllar, con quien la Peña echó a andar y se dio a conocer en los ambientes más flamencos de España. Seguidamente tomó las riendas Miguel Pérez Lubiano, gran conocedor del arte flamenco y de la gestión de asociaciones flamencas, y en la actualidad tenemos como Presidente a Pascual Cordero Navarro, flamenco por los cuatro costados y que canta cuando está inspirado unas malagueñas “que quitan el sentío”.
Los tres han sido formidables gestores y han dejado en la peña lo mejor de sí mismos. También las Juntas Directivas han ido cambiando, todas ellas muy entregadas al buen funcionamiento de la Peña, y no podemos dejar de agradecer a todos cuantos han formado parte de ellas su dedicación.
Queremos recordar como componentes de ellas a Pedro Sobrino, Aurelio Gregorio, Antonio Montaña (que siempre ha formado parte de ellas), Santiago Sanz, Leonardo Tejedor, José Luis Blas, Avelino González, José María Morales y quien esto escribe y tuvo el honor de ser Secretaria de la Peña durante muchos años.
No todas las actividades son exclusivamente para socios. Hace ya algunos años instauramos las “Tertulias Flamencas” de los primeros y terceros viernes de cada mes, en los que, puntualmente y sin falta, se reúnen cuantos socios y simpatizantes y aficionados quieran venir a la sede y disfrutar de una buena charla, o de una proyección o audición comentada y preparada por algún socio, y en las que siempre se termina cantando. Y desde luego, siempre se aprende algo. En estos ratos compartimos información sobre próximas actuaciones, inminentes trabajos discográficos, festivales que van a tener lugar… en fin, todo lo relacionado con este
arte que tanto nos apasiona.
También los socios de la Peña nos organizamos para asistir a actuaciones fuera de Valladolid, siempre que hay un artista al que queramos oir y apoyar.
Nos hemos desplazado a Madrid, Burgos, Ávila, Zamora, Toro, Medina del Campo, y numerosos lugares con festivales flamencos como La Unión, Córdoba o Linares. Es casi seguro que donde haya un buen espectáculo flamenco se encontrará algún socio de esta Peña.
Algunos socios son auténticas enciclopedias del flamenco, conocedores de los ambientes, costumbres, cantes, artistas, anécdotas. Aprendemos mucho de ellos. Y gozamos enormemente del cante de otro puñado de socios que se entregan con efusión y cariño para deleitarnos con unas letras.

A todos los que en estos 25 años han hecho posible que esta Peña siga adelante,
GRACIAS.

Ana Alvarado García, Secretaria de la Peña


comentarios ? =>