LA GRAN ORQUESTA REPUBLICANA

“ska-fusion para el baile de la boda real”

Tío Molonio, 13 Mayo, 22.45h

Javi Musikas

Dentro de su gira peninsular, la banda ska La Gran Orquesta Republicana se dejo caer por la capital castellana. Una buena ocasión para poder toparnos con su desenfrenada colección de ritmos fusión-ska, aderezados con multitud de ‘cliches’ reggae, rock o incluso hardcore. Pero ojo, alejados bastante de esa escuela “buen rollito” que para mal o par bien ha creado Manu Chao.

Haciendo las veces de biógrafo de la banda, decir al personal que esta banda, formado por ocho miembros (con perdón), está en el candelero desde 1997. Tras su comienzo con el mini-cd “Todos Locos, Todos Contentos”, el grupo paso a formar parte del sello Tralla (uno de las referencias del ska estatal) donde crearon sus dos discos más relevantes: “Lo Importante está en tu Cabeza” (99) y “Optimista” (01). Un primer disco de pura energía, más punkie y agresivo, y con una personalidad propia, que se contrarresta con su segundo trabajo, mucho más pausado, y donde se va dando paso a otras influencias. En estos momentos, la banda ha editado su cuarto trabajo “Abrazos” dentro de su sello Güasa Records junto con varios ep’s. Álbum donde además del ska más puro, aparecen ritmos sobre todo caribeños y rockeros. Todo ello sobre la base de diferentes textos del escritor uruguayo Eduardo Galeano (muchos temas están basados en adaptaciones libres de sus obras, algo que en su segundo Lp ya realizaron con la adaptación de “Los Nadies”).

A lo que vamos -o fuimos- : el concierto. Con un aforo bastante decente en el ‘molonio’, los chicos de la Orquesta, después de una previa amenizada por sonidos ska (allí se reunió buena parte del mundo sakatalitico pucelano), subieron a la tarima. El vestuario: pues todos ellos bien conjuntados, con sus camisas ‘hawaianas’ lanzando el mensaje de que hoy teníamos a La Orquesta en el mar del caribe, y con el menaje lanzado a bote pronto por Javier Vegas de: Vamos a daros una ración de optimismo en esta noche. La cosa comienza fuerte, 4 temas sin pausa. Con la sección de metales a todo trapo (vaya show), y la voz de Javier Vegas lanzando los primeros dardos. En la hora y media (bien aprovechada) que duro la actuación, dio tiempo de sobra para desgranar casi por completo lo mejor de su repertorio. Curiosamente no se centraron en los temas de su último disco, y si que se noto que todavía son deudores de la fuerza de su trabajo más popular “Lo Importante está en tu Cabeza”. Así, temas como Mi Territorio, Lado Bueno (aquí el personal empezó a bailar con más ilusión que estilo, je), Dime que hice Ayer, Republica oLos Nadies, fueron los más coreados y sin lugar a dudas los momentos de más fuerza. Aires musicales que bien recordaban las preferencias musicales de estos mallorquines: grupos como Zebda, Mano Negra, Negu Gorriak (eché de menos la versión del “Hemen Izango Bazina”) o los míticos The Pogues

Pero falto una intensidad más constante. Me explico. Si bien los mallorquines llegaron con ganas de gustar y, cumpliendo con un guión previsto, se dejaron la piel y algún litro de sudor en el escenario. Estos no supieron, o no supimos recibir, toda la intensidad que ha un grupo ska se le supone. No obstante, el entusiasmo y la fiesta sobrevolaron en la hora y media de concierto.

“…Pero de lo que estoy seguro es que hay gente que respeta, gente con ilusión…Busco el lado bueno de la gente, el lado bueno…” Aquí es donde queremos veros ¡republicanos!

inicio****cronicas