BANGKOK DISTILLERS + CLUB DE TIRANOS + SHIVER

SALA ESCENA 29-04-2004 (VALLADOLID)

 

 

La del viernes era sin duda una noche de estrenos. Por un lado, se presentaba ante el público una nueva banda local, Bangkok Distillers, para mostrar lo que han andado en los más de seis meses que llevan trabajando; por el otro, y tras un frustrado intento, Shiver se subían a las tablas de Escena para presentarnos a Adolfo, su nuevo batería con el que, como pudimos escuchar, ya han empezado a escribir temas nuevos. Como aderezo, Club De Tiranos, combo salmantino del que poco (o nada) sabíamos la mayoría de los allí presentes, pero a eso habíamos ido: para ver y para escuchar.

Con un retraso considerable sobre el horario previsto, aparecieron los Destiladores de Bangkok, una banda que al instante llama la atención por su eclecticismo, tanto por los miembros que componen el grupo como por lo estrictamente musical de su propuesta. Lo suyo es el rock directo pero con matices, para nada vacío de contenido, pasando por su alambique a Cynics, Pixies o Jeff Buckley, sin inventar nada nuevo, pero consiguiendo sonar convincentes y personales para ser un grupo novel. Se echó de menos algo de intensidad y pegada, algo comprensible teniendo en cuenta que este era su concierto de presentación.

Me dejaron un sabor agridulce al despedirse con el “Are You Gonna Be My Girl?” de Jet, y es que a una banda con su personalidad no le hace ninguna falta tirar de versión del hype de moda para convencer a nadie. A pesar de ello, los seguiremos con atención, si siguen trabajando como hasta ahora, merecerán ser escuchados.

Tras ellos, los charros Club de Tiranos tomaron posiciones y se dispusieron a presentar su pop de radio fórmula (El Canto del Loco, Melon Diesel...) que tantos petrodólares mueve en las áreas del mainstream, tal vez su música no era lo más apropiado para una noche como esta, lo que provocó que el público más curtido les relegara a un segundo plano del que no consiguieron escaparse a pesar de la versión de “Maldito Duende” de Héroes Del Silencio (¿vano ejercicio de credibilidad?) y del desparpajo, a veces ridículo, de su cantante.

Shiver eran sin duda la banda de la noche, algo que quedó claro en cuanto al subirse al escenario lograron que las miradas de los presentes se centraran de nuevo en éste. Rodeados de velas y haciendo gala de su vena contestataria colocando una bandera republicana sobre uno de los amplificadores, el trio formado por Guillermo, Miguel y Adolfo se dispusieron a defender a capa y espada su último cd, “Missing In Yesterday”.

 

Es su última incorporación, Adolfo, quien parece haber aportado a Shiver la solidez que necesitaban, tanto a nivel musical como de banda, suenan convencidos, convincentes y más sólidos que nunca, y aunque en contadas ocasiones adolezcan de cierto afán de gustar, es obvio a todas luces que dentro del marco en el que se mueven son una banda de calidad.

Un concierto estructurado, con momentos bien diferenciados y en el que además de los temas de su grabación, pudimos escuchar las nuevas composiciones en las que ya están trabajando, antiguas versiones (“Zombie” con dedicatoria incluída) y otras de nuevo cuño (“Basket Case”).

Si algo demostraron Shiver en Escena es que son una banda compacta, que trabaja y que muy pronto encontrará su madurez. Que te gusten o no, ya no depende de ellos.

Cronica escrita por Alfredo Garcia

Fotos por Carolina Fernandez y Diego

 

Cronicas

Inicio