CHUCHO EN LA RADIOLA, 22/10/2004.
by Chail

VEN A ESCUCHAR AL PERRO

Tengo que confesar que me presenté a ver a Chucho sin haber escuchado prácticamente nada de ellos.
Sabía algo de su existencia por lo que oyes y lees aquí y allá. Sabía que malos no podían ser, si le gustan tanto a Javi Musikas, pero poco más.

Pero la ignorancia tiene un remedio, que consiste en ir pallá y a ver lo que hay. Y para mí es una suerte luego contarlo a la peña que enreda en esta web. Yo comparto "mis cositas", no sé el número de gente que lo lee,
ni siquiera si alguien en este mundo llegará hasta el final de la crónica. Pero en fin, ahí van, con todo mi cariño, mis sensaciones sobre la actuación de Chucho.

La sala Radiola estaba medio llena, lo que se puede considerar un éxito espectacular (esto es Valladolid,
qué te has pensao). Muuuuy buen ambiente, buen rollo. La peña había ido a escuchar música, se habían puesto guapos/as y habían salido de fiesta, a coincidir con otros que están en el secreto de lo que trama una de las bandas más interesantes, si no la más, del pop nacional de ahora mismo. Así es difícil no disfrutar.

Chucho hacen música pop con letras serias. Con serias quiero decir pensadas, curradas, sufridas.
Huelen a verdad. Hablan sobre todo de sentimientos, de sensaciones íntimas, creando a veces un lenguaje propio, sin complejos de ninguna clase. El que se quiera enterar, que las escuche y piense sobre ello.

Con este transfondo lírico, podría Fernando Alfaro optar por unas bases oscuras y densas, tipo Seres Vacíos. Pero no. Las bases son bien variadas, con reminiscencias que van de Burt Bacharach al sonido Philadelphia, pasando por la música negra de los 60. Cinco músicos: dos guitarras, bajo, batea y teclas.
El trabajo instrumental es impecable, especialmente las guitarras, y más especialmente la de Fernando Alfaro, compositor y cantante solista de todos los temas. Los músicos saben lo que tienen que hacer y no lo recargan. Eso se agradece mucho cuando lo habitual en muchos grupos es tender a demostrar lo bien que toca cada uno, olvidándose al final de la puta canción. Esto no quiere decir que no tocaran, ni mucho menos.
Todo lo contrario: hubo momentos de auténtico clímax, pelotazos -ahí el final de "Medio Perruzo", segundo tema de bis- de los que no dejan indiferente a nadie.


Le pongo un "pero" a este grupo, una vez dejado claro que me gustaron muchísimo: la voz no está a la altura. Fernando canta bajito en general, y con frecuencia no llega a los tonos que debería dar. Seguro que en las grabaciones esto se subsana, pero en directo, y con unas condiciones normalitas como las del otro día, llama demasiado la atención. Seguro que los muchos admiradores que tiene se lo perdonan, y a lo mejor yo mismo cuando les haya escuchado más le quitaré importancia. Pero la música tiene que sonar en conjunto, y si el instrumento principal no está del todo bien templado, te quedas como un poco...desinflado. Me comentaron que se echaba de menos a la mujer de Fernando, que suele hacer coros.

Dicho esto, tengo que insistir en que la propuesta de Chucho es lo más interesante que he escuchado últimamente. A los que no los conozcais, os animo a que los escucheis sin reservas. Tienen mucho que ofrecer. Acaban de editar su cuarto álbum, Koniec con Sinnamon Records. A este álbum pertenecían la mayoría de los temas que hicieron, y dejan claro que se trata de un artista en un momento de creatividad tremendo.

Para los fans adjuntamos foto de la lista que utilizó el grupo en esta actuación.


Hala chicos, a cuidarse. Nos vemos en los bolos.

Chail.
Fotos: Champanmumm.

VA-Web . . . crónicas . . . grabaciones