CIFU Y LA CALAÑA

Por fin, concierto de "Cifu y La Calaña" en Pucela, llegó el día de enfrentarse, en sentido musical, al público de su ciudad. Palacio de Congresos Conde Ansúrez, jueves 28-10-04, entrada libre, y público variopinto,
los que vienen a ver al que fuera la esencia de Celtas Cortos y otro minoría, que sabe lo que es la "Calaña".

Un consejo: escuchar y disfrutar "Horizonte".
Un disco claro y sencillo, de letra y música, pa'que la peña entienda bien lo que se dice, y con programaciones, si, pero no lo que la gente se piensa, en resumen, un disco de rock.

Y un concierto de rock sentado… ¡no se puede!.
Los músicos, "calañas" de lujo: José Sendino (guitarra y coros), Eduardo Tarilonte (acordeón, arpa y teclados), Jorge Otero "Jafo" (bajo) y Diego Martín (batería) y el propio Cifu (voz y guitarra).

El concierto se hizo corto, sólo cinco temas de Horizonte,
el recuerdo a Fernando Acebal con "Tiempos Modernos",
el "homenaje" a Ismael Álvarez (ex alcalde de Ponferrada) en "Zorba el griego",
un toque de atención con "Generación", y esos temas que por desgracia no pasan de moda a causa del racismo, guerras, hipocresía, etc…
"Que voy a hacer yo", "El emigrante", "Refugiado", "Haz turismo", "Ska del paro", "El caimán verde sigue libre",…

Y no hay que olvidar el lujo de ver y oír los solos de guitarra de Sendino, y el maestro Eduardo Tarilonte con el acordeón y el arpa, sobre todo en "La Senda del Tiempo", tema que cerró la actuación.

Nada, que uno se queda con ganas de más,… más de Cifu y su Calaña.

Texto: Gus el Acróbata

.

Otras consideraciones (pr Paco Alvarado)

Mira que Cifu lleva bolos y bolos encima, con Celtas ha recorrido escenarios de medio mundo y ha habido años que ha sido el grupo que mas conciertos han firmado en España. Con la Calaña lleva ya también unos cuantos desde su presentación el pasado mes de mayo. Pero había nervios, como el mismo Cifu decía esos nervios que se instalan en el estómago y van subiendo hasta llegar a bloquear el cerebro.
Pero los nervios no pudieron con Cifu, primero porque iba muy bien respaldado por su banda de calañeros y además totalmente arropado por el público y segundo porque dejó fluir su natural intuición lo cual le produjo una especie de auto-exorcismo que le hizo soltar y sacar y sacar todo lo que tenía dentro, hasta que se quedó a gusto, algo así como la liberación que siente uno después de vomitar cuando algo le ha sentado mal.
Y hablo de esto porque marcó la primera parte del concierto.

Supongo (porque no le he visto aun y no he podido hablar con él) que había dos factores para esos nervios, uno el hecho de volver a tocar en Valladolid después de tanto tiempo y tantos cambios, y para el que no lo sepa, Valladolid es una plaza dificil, muy dificil, por aquí se comenta incluso que algunas multis comerciales nos utilizan de prueba antes de abrir un negocio o lanzar un producto, si funciona en Valladolid funciona en cualquier sitio, se dicen ... y además el hecho de jugar en casa a veces es también una presión añadida.

Pero el público asistente lo dejó bastante claro desde el principio, estamos contigo Cifu !, un público que abarrotaba la sala (desconozco la capacidad de aforo del recinto) y principalmente compuesto por gente muy joven.
El segundo factor para los nervios era el recinto en si, tenía formato de teatro, con butacas, todos sentados
y un gran escenario, esto es algo a lo que no estamos muy acostumados los que estamos en el rockanroll y derivados, y no lo estamos porque tenemos prohibidos este tipo de recintos, pero no voy a hablar de eso que tiene mucho tomate ... pero si decir que no está nada mal que la propia univesidad abra sus puertas y sus espacios a otro tipo de manifestaciones ...(el recinto es de la universidad, y bonito recinto, por cierto).

.

Con estos antecedentes Cifu se puso a hablar y hablar, como hace a menudo, como digo, hasta que se quedó a gusto ... sobre la papeleta que tienen en las elecciones en USA con dos opciones, la mala y la peor ...
la no mejor situación que vivimos en Valladolid gracias al talante de nuestro alcalde, la contradicción que supone el hecho de que en Ponferrada vayan a poner a un centro cívico el mismo nombre del propio alcalde denunciado y (creo) condenado por acoso sexual ... en fin, todas estas cosas que pasan a diario aquí y allá ... y por eso hablo de ello, porque supuso buena parte de la velada a modo de introducción a los propios temas, que a este paso te van a durar toda la vida, Cifu, porque esto no tiene pinta de solucionarse ...

Musicalmente hicieron un repaso a viejos temas de Cifu con los Celtas y el Caimán y otra parte de "Horizontes", no hay que olvidar que de mano izquierda, aunque situado a la derecha (o era al revés ?)
estaba José Sendino, que ha tocado estos 7 últimos años con él, en Celtas y en el caimán, o Tarilonte que también ha tocado con Celtas, incluso Jafo ha ejercido de manager road en muchas ocasiones, con lo cual quiero decir que tienen perfectamente asimilados los temas.



Pero no nos engañemos, incluso los viejos temas suenan distinos, sin duda mas rockeros, mas directos, los arreglos pasan a ser cosa de la guitarra de Sendino, que la rasca a veces como si estubiera tocando con U2, y un seguro de vida doblando a Cifu con las voces y por otro lado de Tarilonte, que le da variedad sonora con el arpa eléctronica y el acordeón, ya que los sintes y teclados los utiliza mas para dar textura y acompañar. La sección rítmica bastante cotundente y precisa, a Dieguito se le veía sobrado a la batería, es curioso, cuando le hemos visto tocando jazz siempre nos ha parecido que imprime un toque rockero al asunto, pues aquí sucede al revés ... y Jafo le ponía ese pellizquito de sal dando botes por el escenario y haciendo también sus coros. Se notaba buen etendimiento y buena química entre ellos. La voz de Cifu y la guitarra de Sendino estaban un poco bajas al principio pero el técnico lo fué subsanando.

En fin, mucha carga emotiva durante todo el concierto, emotividad que surgía de Cifu a borbotones,
sin disimulos y que se fue transmitiendo a todos los que allí estaban y que para mi llegó a su punto álgido con "tiempos modernos" y el recuerdo de Fernando Acebal.

Esa es mi lectura del concierto. Personalmente pienso que una vez superada esta primera etapa de incertidumbre, normal cuando uno da un golpe de timón tan brusco, y empieza a ver la aceptación del público, una vez más tranquilos, a los calañeros les queda aun por darnos lo mejor que tienen, ya lo veréis ... esto no ha hecho mas que empezar.