HER OWN DISEASE
 
Subterfugio. 07.05.2004.
 
 

Hacía bastante tiempo que no asistía a un concierto en esta sala, desde los tiempos del Valladolindie, que por cierto, se a echado en falta este año la verdad. Es cierto que, aunque es una de las salas más típicas de nuestra ciudad, lo es, más que por su acústica y buen sonido, por el rollo que se han estado tirando estos años, y la cantidad de grupos que han mostrado su música en ella. Y no iba a ser más (ni menos) con el directo de Her Own Disease, una banda de auténtico rock, fiel a sus creencias, y con suficiente confianza como para llegar hasta dónde quieran.

 

Pese a las ganas que ellos mostraron sobre el escenario, el sonido estaba muy limitado, carente de potencia, de graves, de presencia...Tanto en las últimas filas como al borde del escenario, el sonido era opaco, tristón, descompensado. La batería estaba por encima de todo lo demás, la voz sonaba sin brillo, las guitarras flojas, el bajo apenas se apreciaba... fue una verdadera lástima. Porque Her Own Disease es un grupo que, sin inventar nada nuevo, muestra buenas y elaboradas ideas a través de un rock oscuro y potente.

 
 

Es de agradecer también la incorporación de partes introductorias a algunos de los temas, soltadas en momentos concretos desde la mesa del técnico; encima de una base musical perteneciente a la BSO de la película "Doce Monos" (o al menos eso me pareció a mi), una voz envolvente nos introducía más y más en el concierto, en ese viaje sonoro tan particular que Her Own Disease nos pretende ofrecer a través riffs guitarreros que recuerdan incluso a las mejores bandas de rock de los 70.

 

Destacable fue la base rítmica (el batería, sin duda, de lo mejor de HOD: potente, sacando un sonido crudo en cada baquetazo a la caja, buenos breaks...), un bajo con buenas ideas y digitación; y las guitarras en su sitio, si bien podrían aprovechar un poco más sus posibilidades (dos guitarras pueden dar mucho, mucho juego...); en cuanto a la voz, un pequeño inciso; la 1ª vez que oí cantar a "Souldier" (fue en su estreno en la Pza. Mayor), lo primero que se me vino a la cabeza fue un referente: Brian Molko; quizás sea cosa mía (aunque ya ha habido más gente que me lo ha comentado), pero ese timbre nasal le acerca mucho a la voz del vocalista de Placebo.

 
 

En definitiva, un buen concierto en el que HOD mostraron su buen hacer, su gusto por lo clásico pero consiguiendo un sonido moderno y actual, y sobre todo, mostraron ideas, buenas ideas; es pronto para anticipar nada, pero yo veo mucho futuro a esta formación; quizás con alguna canción más sosegada a mitad de concierto hubieran dado algo más de dinamismo al repertorio, ya que por momentos flojeó un poco; en cualquier caso, acaban de empezar su "particular viaje sonoro", y con ellos, nosotros...

 

Por cierto, tiene también cierto mérito intercambiarse los instrumentos en la última canción (ya sabéis, el bajista pasa a tocar la guitarra, el guitarrista pasa a cantar, y el cantante pasa a tocar el bajo); pena que la canción era larga y quizás al final perdieron un poco el control...¿o no? ;-)

 
 

Texto: Guillermo Galguera.

Fotos: Fuzz 1P.

 
.::cronicas::. .::inicio::.