m

a

g

a

 

sala ESCENA

viernes 21/05/04

DIEGO ALONSO ARÉVALO

(mistakesregrets@hotmail.com)

 

Tras su concierto del pasado 18 de mayo en la Sala Arena de Madrid, el trío sevillano eligió Valladolid como segunda parada para presentar su segundo disco, el nuevamente titulado “Maga” (Limbo Starr, 2004).

 

Ante una selecta y fiel audiencia de 80 personas, Maga ofrecieron un concierto magnífico, cercano y sensible, que no sólo sirvió como excusa para presentar las canciones de su nuevo disco, sino también para recordar algunos de los mejores momentos de su discografía anterior.

 

Desde el comienzo, con una sobria y valiente adaptación del pulso electrónico de “Astrolabios”, canción que abre su nuevo disco, resultó evidente que Maga no pretendían simplemente emular el sonido de sus grabaciones de estudio. Conscientes de sus limitaciones escénicas como trío y de su dependencia de los sonidos pregrabados, Maga afilaron las aristas de sus canciones, logrando un sonido más potente e inmediato, pero sin perder nunca la calidez de sus melodías.

 

Durante la primera mitad de concierto Maga alternaron canciones del primer y segundo disco, incluyendo la muy celebrada “Celesta” y su primer single, “Un lugar encendido”, delicadamente interpretadas con guitarra acústica. “Táctica en la sombra” fue simplemente emocionante, con la maravillosa voz de Miguel Rivera sobrevolando una melodía mínima de notas de bajo suspendidas hasta el infinito.

 

Tras el éxtasis de “Agosto esquimal”, Maga se adentraron en los terrenos más oscuros de su nuevo disco: los hermosos desniveles de “Crujidos de reloj” y el deslumbrante arrebato de “El ojo espejo”, cuyo final fue disolviéndose lentamente en “Dormido” en un extenso e hipnótico interludio instrumental.

 

Justo antes de bajarse del escenario por primera vez, Maga desempolvaron la encantadora ingenuidad de su primer EP con “Una piel de astracán” y “Medusa”, dos canciones que sirvieron para evidenciar la admirable evolución del sonido del grupo en estos tres años.

 

Unos minutos más tarde volvían a salir para ofrecer dos canciones más para la nostalgia: la bellísima “Diecinueve” y la vitamínica “Des-pi-de”, de guitarras tensas y estribillo certero, que anunciaba, como es habitual en sus conciertos, el final del viaje. 

 

Con el único, minúsculo reparo de no haber podido disfrutar de su inmensa magia en una sala algo más pequeña, nos fuimos de Escena con la satisfacción de habernos colado de puntillas durante algo más de una hora en un lugar donde la ternura aún mueve el mundo: el mundo-maga.

 

 

 

 

setlist

--------

 

01. astrolabios

02. piedraluna

03. celesta

04. un lugar encendido

05. blanco sobre blanco

06. como nubes a mi té

07. catálogo de esferas

08. táctica en la sombra

09. agosto esquimal

10. crujidos de reloj

11. el ojo espejo

12. dormido

13. una piel de astracán

14. medusa

 

(bis)

 

15. diecinueve

16. des-pi-de

 

 

cronicas de conciertos

inicio