MISS BORNEO
Fiesta IU - jóvenes Valladolid
Sala Subterfuge, viernes 5 marzo´04. 22:00h.
por Javier Musikas

Antes de nada, un aplauso. Es de agradecer, y mucho, que los chic@s de IU de Pucela organicen eventos tirando del carro musical vallisoletano. Esto parece una perogrullada, pero por desgracia en otros eventos no es precisamente del rock de Pucela de quien se acuerdan para sus actos y proclamas. Esto para empezar.

Por lo demás, dos aclaraciones previas:
Primero decir, que siempre resulta extraño encontrarse entre medias de un aforo donde, exceptuando a los 3 o 4 de siempre junto con algún fan (esos saltos en primera fila), el resto de personal desconoce que va a escuchar o ver en escena.
Segunda aclaración: un paso hacia delante en la superación del manido tópico en donde en un acto de izquierdas solo hay cantautores comprometidos. Vamos avanzando entonces.

Con esta situación saltaron al escenario los "renovados" Miss Borneo, guitarras en mano y dando fuerte en nuestros oídos desde el principio con su sonido rock, unas veces sesentero, otras tirando del glam menos ortodoxo posible, otras del punk (me recordaron a The Moldy Peaches), etc etc.
Demostrando sus buenas tablas en el escenario. Pero no me acordaba que estaba entre una audiencia novata. He aquí una anécdota; una parejita (tiernos ellos) se pasaron estoicamente medio concierto con los oídos tapados y sorprendidos ante la actitud de nuestros héroes. Entre caras de asombro y comentarios de escasa educación aguantaron dos canciones.
Fue la excepción, el resto de nuevo personal empezaron a corear los temas y a moverse.
Para ello colaboraron incansables Javi "Rasputin" Vielba con su guitarra y sus riffs, Ricardo "Kruchev" Paunero al bajo (y con el sombrero más soviet de toda la sala), y el nuevo camarada Carlos Redondo a la batería (integrante de los Denieble a su vez).

Desde el verano festivalero, en el que Valdemar (su antigua denominación) ganaron) el Norterock 2003 (para mi con total justicia), un servidor se había perdido los cambios del grupo. Si, cambios tanto en formación (Marcos Ubeda deja la batería) como en puesta en escena. Un detalle que a mi me gustó: los temas más punk, con una contundencia muy buena.

Y así fue pasando la hora y cuarto de concierto (bis incluído) en donde el grupo dio al final las gracias por el calor del público, y donde nosotros dimos las gracias por haber comprobado su buena forma en los escenarios. La próxima en el Medina Sonora.

Siguió después la fiesta nocturna... con un ambiente muy bueno, pero eso ya es otra historia.

texto Javier Músikas.

fotos v.

Miss Borneo