Vamos a poner esta fecha en el calendario musical vallisoletano como la puesta de largo de esta nueva asociación que aparece y se bautiza en la ciudad, estamos hablando de la ASOCIACIÓN DE MÚSICOS 44 NOTAS que ayer noche celebró su presentación en la Sala Mal Bicho, nuevo punto de referencia para la música en la ciudad.

El cartel era interesante y hacía presagiar una buena noche de metal y punk, estaba compuesto por las bandas de metal ASHRA, FANTASIDHE, OPPOSITE WAY Y SILENCIO ROTO, por motivos ajenos a la organización se tuvo que sustituir a estos últimos y en su lugar se produciría el estreno de HER OWN DISEASE.

Fue buena la acogida en la prensa local de este evento, ya que fue anunciado convenientemente, lo que pronosticaba una buena entrada para completar el aforo, que tampoco es mucho. Cual fue la sorpresa al ver que antes de las 20.30, hora de comienzo anunciado, ya había bastante gente en torno a la puerta de la sala. Según pasaba el tiempo aquello se iba llenando, ante el asombro de propios y extraños, ya que normalmente en los conciertos anteriores las almas que acudían a los conciertos rara vez era superior a 50.

El acto, como todos, tuvo todos sus aspectos positivos y negativos, ya que faltaron referencias al motivo y origen del evento, las bandas dedicaban los temas a los amigos, pero lo que era lo más importantes se pasó un poco por alto, aunque existía un stand en la puerta con merchandaising, fichas de inscripción y demás info de las bandas allí presentes y que son miembros de la asociación, que por ahora no son muchos, pero esperamos siga creciendo y agrupe a la mayoría de bandas.

Como no podía ser menos Valladolidwebmusical estuvo presente en el concierto con toda su artillería y para poder contaros posteriormente todo lo que ha sucedido y sucederá con esta gente que sigue adelante con el presente proyecto musical y que desde aquí les seguiremos de cerca.

Muchas caras conocidas se dejaron caer por allí, músicos, amigos y público en general vibró con la aportación musical de las bandas, allí estaban Los Principiantes (ya recuperados de su accidente en tierras madrileñas), Ciudad Gris/Mind Travellers, Shiver, Human Understanding (que nos comentaron que próximamente podrían empezar a ensayar de nuevo), Silencio Roto, Kanito, Hoka Hey y la lista sería más amplia pero no los conozco a todos, eso sí muchos pañuelos palestinos, lo mas reivindicativo.

Bueno vamos allá con lo que deparó la noche en el aspecto musical, que es lo que parece interesar principalmente a la gente.


Abrieron fuego, con lo que eso conlleva de tener que arrancar a la gente de las barras y de la puerta y traerla al borde del escenario, los laguneros de Ashra, que venían con su nuevo cd compartido por grupos locales  "Laguna Rock" y en el que han grabado los temas "Donde" y "La Luna". Hay que señalar que la banda factura un metal clásico con influencias de las vertientes del denominado épico. Este grupo, que se está rodando en varios conciertos, lleva una buena legión de seguidores que les corean y animan en todo lo que hace y aunque el sonido fue bueno tiene que mejorar algunas cosas en lo que a las voces se refiere, ya que el mundo heavy es muy duro en ese aspecto, y una sala como Mal Bicho más. Los Ashra consiguieron caldear la sala y hacer que la gente se metiese al borde del escenario para que poco a poco esto se convirtiese en una fiesta.

En segundo lugar se subieron los Opposite Way, punk rock en la onda de las bandas americanas que han sido fieles fans de Los Ramones. En los 40-50 minutos que estuvieron sobre el tablao consiguieron levantar los ánimos del respetable que respondió a ritmos de pogo que fueron correspondidos por los cuatro miembros, el Yera en calzoncillos incluido, con un set interpretado en ingles y que próximamente se verán reflejados en su flamante cd, que desde aquí os avanzo que es bastante bueno y será una de las bombas del 2004. Al final del concierto, y como el tiempo apremiaba, le dieron a escoger al publico tres versiones "El roce de tu cuerpo" de Platero, "Grana y oro" de Reincidentes y "Cualquier día" de los Piperrak, ganando esta última que convirtió la sala en una fiesta total.
Tras un intervalo de tiempo asaltaron el fondo de la sala Fantasidhe, encabezados por la "Dama de Sidhe", estos chicos llevan ya un tiempo detrás de la maqueta, que falta les hace. Dos guitarras, bajo, batería, teclados-flauta y voz conforman una banda que con temas en ingles ha conseguido hacerse un hueco en el panorama del heavy épico local, como se podía apreciar en las primeras filas con una gente totalmente metidos en ambiente con sus puños y cuernos en alto. Bueno, el sonido de la banda no fue precisamente lo mejor de la noche ya que, por desgracia, el teclado de Raquel pasó totalmente desapercibido oyéndose muy de fondo, siendo una de las principales bazas de esta banda, no desesperes que la flauta se oía bien. El resto suena muy compacto, aunque a veces la voz de Merche se queda un poco corta cuando se intenta alargar los registros vocales, necesita alguna ayuda en los coros. Por último, y a titulo personal, la versión de Mike Oddfiel no me gustó nada de nada. En conclusión, el mundo del metal vallisoletano quedó satisfecho y contento.
Por último quedaba la presentación de la noche, el bautizo bajo unos focos y con un público expectante de Her Own Disease, banda formada por gente de otros grupos como Nagana o Stumbleine y que dejó asombrado a la gente que quedamos hasta el final, ya que poco a poco el público iba desfilando para la calle. Este grupo muestra un sonido oscuro. Se arrancó con una intro de Vagina Dentata Organ, multitud de gemidos que predecían el rato de música oscura que se avecinaba. Tras esto los primeros temas fueron en la onda del after punk de los primeros 80 y que se fueron adentrando en el sonido más americano del rock and roll de los 90 como REM. La voz de Souldier destaca con un sonido que crea una atmósfera decadente. Tras los nervios iniciales de todos sus componentes estos se fueron adentrando en un terreno que hicieron las delicias de la gente y que tras la media hora de duración nos mandaron para casa contentos. Se les ve futuro, y que no decaiga, venga para adelante.
En conclusión la noche de 44 notas fue buena en lo que a la aceptación del público se refiere, pero ¿consiguieron lo que se proponían?, en breve lo veremos. En un principio se solicitaron ayudas para atender el stand y no recibieron respuesta alguna, lo mismo sucedió a la hora de apuntarse a la asociación, otro cero. Bueno, como se dice en mi tierra, ¡todo se andará!.

En lo negativo: que se acabaron las cervezas frías, lo que demuestra que la gente que va a los conciertos bebe y eso beneficia a las salas, así que a mojarse toca.

Texto Manuel Eskels
Fotos Dani Sowhat y Eskela

ENLACES DE INTERES
Ashra
Fantasidhe
Opposite Way
Her Own Disease
44 notas