RANCAPINO y
FERNANDO MORENO
Cafe España 
20.03.03
Noche de gala para el flamenco el viernes en el España: Rancapino y Fernando Moreno, dos figuras máximas del cante y del compañamiento a la guitarra, en una combinación brillante de cante gaditano y toque jerezano espléndido.

El cartel propuesto volvió a poner el Café España a rebosar de público sin que hubiese sitio para un alfiler. Los artistas “titulares” se completaron con un par de intervenciones de Lorenzo, hijo de Rancapino, por Tangos,
Bulerías y tanguillos, con un estilo muy alejado de la clásica maestría de su progenitor. El aire acamaronado vertido en moldes que recordaban al Cigala  más barroco, no vienen, ni remotamente de su Chichana ni de los cantes gaditanos en general. 

Así que mejor será centrarse en lo que nos va a seguir ofreciendo la generación anterior.

Rancapino se encontró inspirado, intenso y derrochando en todos sus cantes
(Tientos-Tangos, Malagueña, Fandangos, Alegrías, Tarantos, Soleares, Siguiriyas y Bulerías), algo justito de voz, de esa voz única de Alonso, ronca casi en afonía, tan ronca que al neófito se barrunta inútil al escucharle sus primeros titiritran. Nada más lejos de la realidad cantaora de este chiclanero depositario, no ya del acervo gaditano (del que tuvimos primorosa muestra en los tangos chaqueteros que desgranó entre otros
tantos), sino del cante del Talega o la Fernanda por soleá o esos quebradizos fandangos de la calzá. Por si no fuera suficiente el guiso, aún falta el aderezo de un jerezano cabal, gran guitarrista y más grande aficionao que estuvo en el cante de “Ranca” como si viniese de un solo sentimiento. 

Esperemos más noches como esta primera de Alonso Núñez con Fernando Moreno en el España.

cronicas
un año de flamenco
inicio