SARATOGA
Sala Szena (Valladolid)
26-03-2004
Lleno total en la vallisoletana Sala Szena para asistir a la presentación del último disco de la que, en estos momentos, creo que es la mejor banda estatal de Heavy Metal. En el público mezcla de adolescentes incondicionales y adultos rendidos ante la evidencia. 
Un telón de fondo con la portada de “El clan de la lucha” y una pequeña Intro nos dan la bienvenida. El grupo sale a escena y comienza con “Quizá el sol no saldrá”, perteneciente a su último disco. Un tema que considero muy frío para comenzar un concierto; más aún teniendo en cuenta que Saratoga poseen auténticos trallazos para abrir  como “Vientos de guerra”, “Con mano izquierda” o las nuevas “San Telmo 1940” y “No”. Y claro, de ahí la gélida acogida de los asistentes.
Pero acto seguido la banda sacó su arsenal. “A morir”, “San telmo 1940” y “Con mano izquierda” seguidas. Dani aporreando timbales a un ritmo frenético; Niko cabalgando sobre el mástil de su bajo con su mano izquierda por arriba y por debajo (¿?) y revolcándose por el suelo; Jero tocando solos a la velocidad de la luz; Leo gritando como un poseso y recorriendo todo el escenario; y la multitud descontrolada, moviendo sus cabezas cual ventiladores y saltando sin parar. ¡Dios!, ¡qué potencia, qué fuerza, qué entrega! Esto es puro “Heavy Metal”, como reza el título del siguiente corte.
Pocas bandas logran transmitir tanta energía y conectar tan bien con la gente. Creo que están a la altura de las grandes formaciones internacionales; y que si les dejan salir fuera con suficientes medios  se van a comer el mundo a “bocaos”. 
 Los temas del último disco fueron muy bien aceptados por la concurrencia, pese al carácter innovador y modernista que les distingue de sus predecesores. De modo que “Maldito corazón” o “Lejos del tiempo” están destinados a convertirse en clásicos de la banda; lo digo por el modo en que todos coreábamos sus estribillos.
A estas alturas del recital mis sospechas sobre la casi inexsistente inclusión de temas pertenecientes a “Saratoga”, “Mi ciudad” y “Vientos de guerra” se hace patente; pues el repertorio lo formaron  9 temas de “El clan de la lucha” y 6 de “Agotarás” de los 18 totales. Quedando “Saratoga” sin representación, y los dos siguientes discos con una sola incursión. Algo que no me gusto, pues creo que abusaron demasiado de sus recientes entregas y todos nos quedamos con las ganas de escuchar renombradas  cantinelas como “Rojo fuego”, “Perro traidor” o  “A sangre y fuego” que deberían ser fijas en sus repertorios. Pero nunca llueve a gusto de todos.
Un pipa saca una guitarra para Leo y una acústica en un soporte para Jero, lo que hace presagiar que ha llegado el momento de la balada; en éste caso concreto, de “Si amaneciera”, precioso y emotivo tema que casi hace soltar lágrimas a más de uno, y que quedó como uno de los puntos álgidos de la noche. Creo que se trata de uno de las mejores canciones que han hecho en su carrera, y que supera con creces a los anteriores temas lentos. 
Tuvimos la suerte de poder disfrutar de “No” y “Angel de barro”, sin duda dos de las mejores tonadas de “El clan de la lucha”; dos de esos temas que echaba en falta en los últimos años, llenos de fuerza, contundencia y estribillos pegadizos. Inimitables. Puro Metal. 
Dani se marcó un solo de batería bastante más corto que en la anterior turné; pues para esta ocasión su kit se había reducido considerablemente y no llevaba partes grabadas para hacerle acompañamientos. De todos modos, creo que es uno de los bateristas más creativos y que no se limita al típico mamporreamiento de timbales y bombo. Muy bueno.
Jero cambia de guitarra y se cuelga su clásica Fender Stratocaster para interpretar “Blanco y marfil”; todo un homenaje al instrumento de las seis cuerdas.
 Y llegamos a la recta final casi sin aliento para canta “Las puertas del cielo”. Que pena que la voz de Leo no estuviese un poquito más lata para apreciar mejor esos impresionantes agudos. “¿Dónde estamos?”, grita el melenudo frontman, “En -Mi ciudad-”, contesta el respetable contento de ver que aún se acuerdan de los antiguos redondos.
Y como punto final, “Buscando el perdón”, temazo que no podía faltar, pues  la continuación de “No” en el disco, muy melódica y con el doble bomobo a piñon fijo. 
Los escuetos bises comenzaron de forma abrumadora con la rápida “Resurreción” y terminaron con la mejor del recital, la esperada “Vientos de guerra”.  Y todos nos quedamos con ganas de un segundo bis que nunca llegó.

En definitiva, un show bastante bueno de Saratoga con el que creo han abierto una nueva etapa en lo que a directo se refiere; pues apuestan muy fuerte por sus dos últimos ábumes; pero hacen que todos  temas echemos bastante en falta más material antiguo.
 

REPERTORIO:
Intro – Quizá el sol no saldrá - A morir – San Telmo 1940 – Con mano izquierda – Heavy metal – Maldito corazón – Lejos del tiempo – Ratas – Si amaneciera – Oscura la luz – No – Ángel de barro – Solo batería – Blanco y marfil – Las puertas del cielo – Mi ciudad – Buscando el perdón – 
Resurrección – Vientos de guerra 

Aforo: Lleno
Valoración: 8

ANTONIO VALSECA
antoniovalseca@valladolidwebmusical.org

entrevista
cronica del disco
index