ULTRACUERPOS
(crónica sesgada por los acontecimientos)
 

Decir Ultracuerpos, es decir rock and roll. Y para muestra un botón:
Un día más el colectivo Medina Sonora nos sorprende con una nueva visión de la música en directo. Esta vez y sin sueños de por medio, pudimos ver a una de las mejores bandas de rock del país. La independencia de esta banda y ante todo su actitud, muestran una vez más la clara influencia de su anterior formación, “Thee Virus”. Esto lejos de restar puntos, se ve compensado por el sonido de la vieja escuela. Todas las referencias al rock 50´s, el glam más auténtico y la peculiar visión de la serie B, nos replantean la posibilidad de plantarnos la siguiente pregunta:
- ¿quién dice que el rock está muerto? Y sobre todo,  ¿quién cojones quiere hacernos creer que el rock está empezando a resurgir?
En principio, y que yo sepa, este estilo nunca a desaparecido y tampoco a tenido oportunidad de hacerlo. Nos están intentando vender una falsa resurrección de algo que ni siquiera perdió su vida. Quizás el estado latente del rock, es el que precisamente le da esa veracidad por encima de modas y de pseudogrupos que dicen ser los salvadores de la música. Quizás el rock siempre a estado bien vivito y coleando y quizás seamos nosotros los que lo hemos tenido delante de nuestras putas narices y no lo hemos hecho caso. No lo hemos visto por el simple hecho de mantener una venda en los ojos y tapones en los oídos. Esto, apoyado por la farsa continua de una música y de unos músicos que nada tienen que ver con lo aquí referido (mira que me jode), está haciendo de este mundo musical una continúa decadencia, la cual nos lleva a irremediablemente a mogollón de problemas que surgen sin que podemos hacer nada a cambio y que personalmente nos perjudican mogollón.

En definitiva y habiendo dejado esta crónica para esta semana (las ganas eran mínimas), me reafirmo en la repulsa contra todas estas muertes sin sentido que nos han dejado un reguero de sangre demasiado bestial como para olvidar. Eso si, la puerta se ha abierto, el cambio se ha hecho presente y un nuevo tiempo se abre ante nosotros. Un tiempo de dolor, de esperanza, de diálogo y de buena música, que ante todo es una buena ilusión en donde poner nuestro más sincero compromiso de convivencia en paz y libertad…

por MOL

cronicas
festival medina
inicio