WILD HORSES

días 1 y 2 de diciembre 2004, Valladolid

Salas Tio Molonio y Herminios

una historia vista, oida, escrita y fotografiada por acróbata & musikas

 

Hacia tiempo que no tenia la oportunidad (y el placer) de volver a ver en directo a los Wild Horses. Pa quien no tenga conocimiento, Sendino, Chail, Jafo y Tiki, haciendo su visión particular de los stones, como digo yo, con un sonido más actual. Y de golpe...dos seguidos: uno en el Tio Molonio, y el siguiente, en menos de 24 horas, en el Herminios. Esta vez hablaremos del primero. Hay quien piensa que segundas partes...yo me quedo con la primera!!

 

 

No hace falta presentar a los musicos, de sobra conocidos en el panorama musical pucelano, pues dos de ellos, Sendino y Jafo,forman parte de la Calaña que acompaña a Cifu, además de formar parte de otros grupos de la escena local. Junto con uno de los más importantes músicos de la historia musical de esta ciudad: Rafa Chail, y del polifacético Tiki, batería, técnico de sonido, etc etc

Aún recuerdo aquel mítico concierto en "El Badil" (en Viana). No eran sólo los Rolling Stones, era Bowie, la Velvet, Beatles, Tequila, Los Rodriguez... era puro Rock'n'Roll. Como anécdotas, el amigo Paco Alvarado subiendo a escena cada poco tiempo,...y la fiesta de una cerveza que nos llevó de cabeza...y tantas cosas más que sería muy largo de contar.

A pesar de que las ocupaciones cotidianas les impiden tocar todo lo que ellos quisieran, tienen tablas de sobra para solventar cualquier problema (como el de no probar sonido en el Herminios).

 

 

El hecho en cuestión es que disfrutamos todos, público y músicos. Tocando en casa y "como en casa", con una complicidad entre los músicos, que junto con la que intentamos y conseguimos transmitirles "familiares y amigos", fue llenando cada rincon de la sala de un "algo" que sólo tiene un nombre: BUEN ROLLO.

Un lleno hasta la escalera, y sin apenas retraso, para que comenzaran los "stones pucelanos" hacernos vibrar. Un repertorio amplio, temas 100% rock alternados con algunos más suaves, sin perder en ningun momento la esencia de los stones. Desde el clásico Wild Horses, que da nombre la grupo, pasando por Dead Flowers, con perfecta mezcla de la versión que hicieron Desperados (Susanita ten cuidao), hasta Like a rolling stones con la inconfundible voz del Chail.

 

 

Los temas se fueron sucediendo entre risas, bromas y sobre todo disfrutando de la profesionalidad y el dominio musical que demuestran los cuatro músicos, como se entrelazan las guitarras de Jose y Rafa en perfecta conjunción, siempre acompañados de la base rítmica que marcan Jafo, al bajo, y Tiki a la bateria.

Me resultaria complicado elegir un tema sólo. Me quedaría con el medley que tocan para terminar. Esta vez sin Rafa tocando la harmónica en Sweet Virginia (¿dónde estaba?), Brown Sugar, Jumpin' Jack Flash y Let´s Spend the Night together,...sin duda fue el momento más cañero de la noche. Aunque todo fue genial, Gimme Shelter, Just my imagination, los bises con Simpathy for the devil y el Honky Tonk Women...

En resumen, de nuevo dar las gracias a los Wild Horses por hacernos pasar otro día inolvidable, además de una lección magistral de como la música nos puede hacer sentir cosas indescriptibles. Espero, y estoy seguro, que muy pronto volveremos a vernos. Salud amigos!

acróbata

....honky tonk....

Por fín. Las expectativas ante la posibilidad de ver dos veces en una misma semana a los Wild Horses, o lo que es lo mismo, la 'reencarnación sonora' de los stones en Valladolid, eran altas. Tras casi dos años de paron cuasi obligado (trabajos, colaboraciones en otras bandas, proyectos personales...) por la capi, al fín llego el día. O mejor dicho, los dos días.

Los lugares escogidos fueron dos de las salas con más movimiento musical de la ciudad: tio molonio y herminios, lo cual no quiere decir que sean iguales. Si bien en el Molonio pudimos disfrutar tanto público como músicos de una velada de rock perfecta, en el Herminios no fue todo tan bien. Os lo aclaro un poco, no se puede tener a un grupo parado, sin probar sonido durante una hora. Esta situación que de tan esperpenitca ya da risa, pues da muestra de que en muchos sitios se sigue tratando a los músicos como un simple decorado más del local, los cuales son la excusa perfecta para sacar pingues beneficios. Bueno, pues esto sucedió en el Herminios. Esperemos que sólo fuese un despiste, y que en próximos conciertos no vuelvan a suceder estas historias.Pero la profesionalidad y buen hacer de Sendino, Chail, Jafo y Tiki, los hace salir airosos de estas situaciones, dejando el problema en una anecdota más. Pasemos página.

Pero caramba, vamos a resumir lo que en esos dos días presenciamos y para ello pues una sentencia: en un concierto de los Wild Horses DISFRUTAS. Sí, con mayusculas. Disfrutas de poder contemplar a un grupo de amigos tocar a las mil maravillas, del dominio artesanal que tienen de los instrumentos. De ver como cada vez que tienen la oportunidad de dar cualquier concierto, estos disfrutan como si estuvieran en el principio de sus carreras musicales. Situación de alegría que transmiten a todos los que, en más de una y de dos ocasiones, hemos podido verles en directo. Vamos que muy bien, fueron dos show completos.

El repertorio escogido queda enmarcado en el periodo más blues de los rolling, pero con el toque personal que ellos le dan, sobre todo en ritmo e intensidad. Canciones como Gimmie Shelter (que te hacen levitar del suelo), Miss You o Like a Rolling Stones, con una energía increible. Junto con Just my imagination o Honky tonk woman que te hacen paladear la música. Sorpresas tuvimos, como fue la subida al escenario en el segudno concierto de Paquillo para marcarse un sentido Love in vain en forma de homenaje sincero al blues y a Robert Jonshon en especial...

En fin, que para los que no pudistéis ir aquí os dejamos unas fotos y el track list. Hasta... ¿pingüinos?

musikas

 

...más crónicas...

...más WILD HORSES...

...inicio...