Bluedays Blues Band

"noche de vinos y rosas"

sala Pacha - 1 julio

 

La previa al concierto que Bluedays dió en la discoteca Pacha puede pasar al catálogo de situaciones curiosas, o de que es esto madre mía, si yo lo que venía a ver es un concierto. Y es que en dicho lugar estaba teniendo lugar (con gran éxito de público) y en un ambiente más propio de cualquier película de Pajares y Esteso (con todo mi respeto hacia ellos), una pseudo-cata de vinos. Una excusa publicitaria amparada en el poder económico de los bodegueros, pero todo dentro de los arquetipos más zafios y catetos que uno se pueda imaginar. Sorteos con dos humoristas, azafatas escotadas, parafernalia provinciana y demás perogrulladas varias... los que fuimos a ver al grupo nos sentimos totalmente fuera de sitio. Por suerte (y por habilidad) nos cobramos la broma con un par de vinos que vilmente birlamos. Ejem.


El caso es que la actuación ya fue sufriendo un considerable retraso (una hora), pero que bien podía ayudar para que mucha de la “gente” que por allí pululaba tuviera a bien el presenciar el concierto.
Eran ya las 12 de la noche, y en tan vampiresco momento nos adentramos a la zona en donde estaba montando todo el escenario. De fondo musical, oh! sorpresa, oigo una canción que me ayuda a evaporar, como por arte de magia, todos los “bulerida” y demás zafiedades musicales que nos tuvimos que tragar en dicha cata vinícola. Me acerco a la mesa y Sendino (el técnico de sonido para la ocasión) me comenta que es un acústico de Bowie, con un sutil toque blues. Ummm esto empieza bien.
La actuación que tanto Carlos (voz y guitarra solista), como Jafo (bajo y coros), Angel (voz y guitarras) y - el recuperado para la ocasión - Julio a la batería, nos iban a dar estaba marcada como un anticipo a la salida de un disco de la banda, del cual tendréis cumplida información en la web. Tiempo al tiempo.


Con el personal de la cata desfilando por delante del escenario, quedándose algunos de ellos a curiosear, con “los fijos” tomando posiciones, y con un sonido más que notable desde el principio (hay que reconocer tanto la labor del técnico, así como que el sitio tiene muy buena acústica) comenzó el concierto. El ambiente empezó algo frío...pero el grupo estaba con ganas de agradar, y mostrándonos su buen hacer (se les notaba sobrados por momentos). Un Carlos en su línea de auténtico blues man, arropado por Julio en otros temas (que bien canta el tío) junto con los increibles Jafo y Julio marcando el ritmo, nos fue llevando a lo largo de las 5 o 6 primeras canciones por su repertorio más clásico. A falta de track list (además de cámara como habréis comprobado), deciros que por allí desfilaron los temas más buenos del grupo junto con alguna versión tan sobresaliente como Love me two times (Doors) o The thrill is gone (BB king).


Pero la noche comenzaba a derparar sorpresas. Por allí estaba Alvaro Arribas y su saxo quien se marcaria varios temas con el grupo en varios momentos de la actuación. Algo que dio otro colorido a los temas de la banda por lo que suponemos que en dicho cd habrá sección de vientos.
Y, siguiendo con los invitados ilustres por allí también subió Joe “Blues” para, harmónica en ristre (o en boca) acompañarnos con unos solos de auténtica calidad blues…
No paraba la cosa, el personal a estas alturas del concierto ya estaba bastante animado, muchos de los cuales comenzaban a bailar, otros a canturrear, bailar, etc etc…pero todo acabo de golpe. La sala estaba alquilada para otra fiesta (¿miss camiseta mojada??) y no hubo tiempo ni tan siquiera para el bis. Y eso que hasta una voluntaria se quería marcar un streptease con la banda…¡¡ay Jafo, lo que nos perdimos!!
En definitiva, un gran noche vive dios!!! Un buen concierto, que fue de menos a más, con los músicos totalmente entregados y todo bajo un repertorio que dominan y disfrutan al 100%.

txt: musikas

fotos: Ahy kesema ohlvidau

 

ellos hace unos meses

 

inicio

más BLUEDAYS