Llegó el día del Tudela Rock, un festival que poco a poco se va abriendo hueco dentro de los festivales de verano, contando siempre con buenas bandas, pero teniendo siempre algo de mala suerte que hace que el consistorio no suela superar las 500 personas, cuando en realidad los grupos y el lugar deberían estar más cercanos al millar de espectadores.

Esta vez el problema podía ser que en Calahorra había un concierto punk con la mayoría de las bandas conocidas del norte de España, pero esa no era la excusa, ni tampoco podía serlo el que una semana antes media Valladolid hubiese gastado los ahorros en Burgos en el festival de Villarcayo.

Lo cierto es que aunque había gente de Segovia, Salamanca, Zamora, Benavente... otra vez se echaban en falta a casi todos componentes de grupos de Valladolid, quitando a Askodio y pocos más.

El conductor que nos acercaba al concierto estaba un poco despistado y tuvo que hacer una parada para subirse a un pino a ver si lograba atisbar dónde estaba la plaza de toros, y desde lo alto pudo ver el lugar. Oh! Sorpresa, que cantidad de coches hay este año...

Cuando aparcamos logramos comprender que buena parte eran de una boda que cenaba justo al lado...

intrepido reportero de Va-Web

 

El concierto empezó bastante puntual y tocó calentar ambiente a LA PAN, y aunque sólo les vimos un tema, pudimos charlar con dos de sus miembros, que no sé por qué, me dieron la pinta de tener una voladura de tarro de la ostia. El grupo es de Madrid, pero según nos pudo contar el desfasao del cantante, en realidad ninguno era de Madrid-Madrid, sino que circunstancias de la vida, se habían conocido allí. Uno era del Bierzo, otro de León...

Curioso grupo que hace una mezcla de Punk y rap y del que sólo he oído un disco.

COILBOX era la apuesta metalera del festival, al igual que en dos años lo fueran HABEAS CORPUS, estos madrileños están en el un nivel muy alto, y eso que sólo llevan unos cuatro años con el grupo. Son gente joven que se ha hecho un hueco en los grandes festivales, incluido el Festimad, y que ya en su tercer concierto salieron en la caja tonta, en los conciertos de Radio 3, además han tenido la suerte y la experiencia de telonear a grupos como Hamlet.

Pero el público no jugaba a su favor, quitando a gente de Tudela que va más en la onda de Repulsa Sozial, Kemando Neuronas... la mayoría iba a ver un concierto de ska.

Y cuando tocaban Coilbox, tuvimos la suerte de hablar un buen rato con uno de los trompetas de POTATO, que llevaba 8 años en el grupo. Nos comentó que no conocía a ningún trompetista de Valladolid, y que los mejores trompetas ahora está más que claro que son cubanos. Nos dijo que el grupo tiene un batería cubano, y que Begoña (Bang Matu), no iba a venir a Tudela. (Lástima no poder ver a todo un mito dentro del Ska-Reggae mundial que suele colaborar con Potato muy a menudo).

Pero tuvimos la suerte de estar cara a cara con el único miembro original de Potato, Pko, que lleva 25 años en el grupo.

- Hola Pako, Pko, Por fin vuestro primer concierto en Valladolid.

En eso nos pisa la entrevista Ricardo F. Otazo, fotógrafo del Norte de Castilla, y conocido en la escena punk desde los 80.

Ricardo – NO, tocaron en el 83 en la sala...(no recuerdo el nombre) en Valladolid, y estuvo de puta madre, yo estuve allí...

Pko – Sí es verdad.

- Pero es un poco triste que para los años que llevais, por aquí, Zamora, Salamanca, Valladolid... casi no tocais, sin embargo en Burgos...

- Pko – Pues es verdad, en Burgos tocamos a menudo, pero por aquí no.

- Surgisteis en Vitoria a la vez que otras bandas conocidas como Cicatriz, Hertzainak...

- Sí, éramos amigos, surgimos casi del mismo bar, y al principio todos tocábamos en los mismos conciertos. Había un concierto y todos íbamos allí. Había otro concierto al fin de semana siguiente en otro lado y tocábamos casi los mismos. Fue una época muy divertida y muy buena, aunque el trasfondo de Potato no era el mismo que el de Cicatriz o Hertzainak u otros grupos. Nosotros tocábamos para divertirnos, y sentíamos, desarrollábamos la música de otra forma.

- Punky-reggae party...

- Pko – Fue esa época, sacamos el disco muy rápido compartido con Tijuana y luego el primer disco solos, Punky reggae, party. Y ya llevamos 9.

- Y la profesionalización...

- Pko – Pues sí nos la propusieron, pero como mucho hemos dejado el empleo algunos veranos, pero nunca hemos estado dedicados íntegramente al grupo, esa también es una de las razones por las que ha pasado bastante gente por Potato y han ido dejando muchas de sus ideas en el grupo.

- Llegasteis a ser número 1 en Perú...

- Pko – Sí, y en un principio vendíamos muchos discos y nos pedían de todos lados, giras por Alemania, Francia...

- En Jamaica ¿habéis llegado a tocar?

- Pko – Pues en realidad sí hemos estado en un festival, pero al final no llegamos a tocar. Pero a punto estuvimos de cumplir un viejo sueño...

- El reggae y el ska están en horas bajas, comparado con los 80?

- Pko – No es así del todo. Esto va por ciclos, y ahora simplemente es un ciclo distinto y que volverá a cambiar. Tampoco es que haya existido una gran escena ska como ha habido en Londres...

- Skaparapid, Skalariak, Betagarri...

- Pko – Sí, bueno Betagarri son colegas y el cantante también de curro... han colaborado en el último disco junto con más gente y hay una buena relación.

(En eso otro amigo skin hace mención al ska de Inglaterra, grupos, lugares, festivales, Oi!...) Pko es buen conocedor de todo esto y charlan un rato de aquellos inicios.

También sobre la mítica ocupación de Vitoria, el gaztetxe de Gasteiz, conciertos que allí se hicieron, actividades, charlas, ideologías...

Un tío muy trankilo, con su barba sin afeitar, curioso Pako Pko, pero algo me pareció raro en camerinos, no estaban todo el tiempo dándole a la marihuana, quizás lo dejaran para momentos más tranquilos.

El concierto sonó bien, Potato se hicieron sus temas más conocidos, sobre todo del Plántala.

Por allí pululaba también el de Maldito Records que está con la banda y sacara su último disco hace dos años “Como en Sueños.

Potato, que para mí debería haber sido cabeza de cartel, y que aunque no cobrase si una cuarta parte lo que hace años, sigue haciendo la misma música, música para divertirse ellos y para hacer pasar un buen rato al personal.

Y el grupo al que todos esperaban subió al escenario, SKAPARAPID.

Hablamos un poco con Dani, el guitarra

- ¿Qué tal el viaje?

- Acabamos de llegar a las 11, es que en una banda con tanta gente, dos trabajan el sábado y salen a las 3...

- Y para ensayar...

- Pues para ensayar, es raro que estemos todos.

- Surgisteis en el Casal Popular de Valencia...

- Sí, todos estamos metidos en historias de colectivos y allí nos conocimos.

 

 

Karme y su novio

También hablamos con Karme, su cantante, que no paró de sonreir toda la noche y quedamos con ella en hacer una entrevista al finalizar el concierto, pero ya se sabe que cuando la movida acaba, el cansancio llega y no hay que dejar para el final las cosas.

Skaparapid hizo bailar ska al personal, Donan´t la kanya, Ke trabaje el rey, Per Ke...

En su último disco “Aci stem” colaboró Begoña Bang Matu, y han vuelto un poco a sus orígenes, la edición con distribuidoras alternativas...

Pero ya va siendo hora de que nos regalen un nuevo trabajo.

Gracias organización, ya vimos lo que supone montar un concierto así, y siempre pasa que los que organizan no pueden disfrutar de un cartel tan atractivo y distinto como el de este año.

por Carlos y Dani

valladolidwebmusical.org^^^^^^^^^^^^crónicas