CONTRABANDO

Bar 'Gemingway' - 28 abril 05

 

La puesta de largo de Contrabando, hace unos días en el bar Gemingway (supongo que el nombre del bar sea así), resultó ser el final del acertijo que a finales de marzo tuve a bien auto-plantearme. Y es que cuando Rafa Chail me comentó que estaba preparando una nueva formación con la que poder desarrollar algunos temas en clave country, no dejó por menos que sorprenderme. Desde ese día estuve cavilando por que camino tiraría el asunto, si sería algo en plan country clásico, ya me estaba imaginando a Chail, Jafo y cia con vestimenta al uso, o si por el contrario aquello sería una base sonora en la que luego se irían sobreponiendo diferentes capas…desde el blues hasta el pop, pasando por todos los palos del country más dinámico (algo parecido al honky tonk o el blue grass). Unas ideas que se hacían más apetecibles si por un casual se nos llegase a aparecer a todos el espíritu de Johnny Cash o de Hank Williams…bueno, bueno. La cosa pues prometía y mucho.

 

así no fue...

...que fue así

 

Seguimos poniéndonos en situación. Repasemos entonces quien es quien en Contrabando. En la formación nos encontramos con que, además de Rafa Chail -Wild Horses, Hoka Hey, Hombres Azules, … - y de su compañero de fatigas Jorge Jafo -Wild Horses, Bluedays, Calaña…- auténtico blues-man pucelano del otro lado del Esgueva, están en la formación Susana Pérez a la voz (That´s all Folks, Guadalupes, coro de gospel …) y David de la Plaza (UT, músico de sesión,…) uno de los mejores guitarristas de la tierra.

Aquí ya podía salir cualquier cosa...

 

 

Llega el día. El recital, en formato acústico, estaba destinado a ser como una pequeña fiesta para y con los colegas, con el fin de "aplacar" esos primeros nervios de la "primera vez" (no deja de ser gracioso decir esto con el currículo de los músicos que hemos presentado...). El lugar, pequeñito pero bastante cómodo para un pequeño concierto, es un bar subterráneo situado en plena Plaza Marti i Monsó (si, la de los prederruidos y añorados cines coca), el cual parece que en esta temporada se ha sumado a la lista de garitos en donde poder tocar. Bienvenidos sean pues. Eso si, esperemos que mantengan la ilusión y que nos traten bien a los grupos.

 

 

Después de unos minutos de espera y de platicar algo con todos los conocidos que por allí iban dejándose caer, algún Happening, algún HOD (deseando estamos de poder escuchar las nuevas composiciones), las dos esferas de yoko.lennon (en la biblioteca os veo), etc... que junto con los habituales del bar y algún que otro interesado (o despistado) que por allí rondaba sus penas, nos daban el volumen aproximado del personal que por allí estaba. No alarmarse que no seriamos más de 30.

 

 

Dispuesto el grupo como buenamente pudo en un fondo, el concierto empezó a dar sus primeros pasos, y las incógnitas se van despejando. La cadenciosa y magnífica voz de Susana fue la protagonista de la primera parte de la actuación; el grupo nos mostró su lado más melódico con temas en castellano como “La mujer invisible” o la versión del tema de El Correo “Mejor empezar así”. Un country-pop que nos llevó por pasajes próximos a los que pudiera transitar la mítica Dolly Partons. Quizás (y lo reseño de forma totalmente subjetiva) me quedaba con ganas de tonos más folk, sonidos más cercanos a la “sobriedad” y emotividad de por ejemplo Johnny Cash o que me metiesen de lleno en los paisajes sureños, parecidos quizás a los que nos muestra Robert Altman en sus películas (veasé por ejemplo Cookies Fortune)…

 

 

El deseo se vería en parte cumplido cuando comenzó la segunda parte de la actuación (tuvimos un breve descanso de cuarto de hora para los músicos), en donde el grupo fue poco a poco desmelenándose lanzando sombreros vaqueros al viento. A destacar (por supuesto) el virtuosismo de David de la Plaza a la guitarra, convirtiendo su telecaster en una auténtica acústica que acompañaba a la perfección a Chail en todos los temas. Comienzan las versiones, como la sentida “Mi Ángel” de Elvis Costello, cantada por Chail, o la gran “Turtle Blues” de Janis Joplin, un momentazo que fue para muchos lo mejor de la noche, con una Susana totalmente volcada en el tema. La noche se remató con un tema dedicado al gran Su (Pequeño truhán) en un mano a mano de Jafo a la mandolina y Chail a la acústica. Y hasta aquí llegó la velada. Del resto de la noche, del ambiente paralelo que se fue formando en el bar, de los bailes, de las caricias, del amor de madre, de la niña del leopardo y de lo radiantes y sonrientes que acabamos totus ... pues mejor te lo cuento otro día al oído.

musikas + acróbata

acróbata + musikas

H y Su ... pues pasándolo en grande al lado de ¿musikas?

 

:::más crónicas:::

::out::