EL GUADIANA

Cafe España. 18-XI-2005. Valladolid

El pasado viernes 18 subieron, por primera, vez al escenario del España el cantaor Guadiana (Antonio Suárez Salazar. Badajoz, 1955) y el guitarrista Jesús de Rosario (Madrid, 1978) ante un nutrido auditorio, quizá demasiado concurrido (como ya es norma en el España), que abandonó el concierto entre decepcionada y escéptica, de manera progresiva a medida que se convencía de que la despedida no incluía el previsible bis a petición del público.

La sensación general del concierto fue de la atonía a la impotencia. A medida que se desgranaba el recital, Guadiana iba perdiendo facultades, hasta quedarse sin voz y el público sin su bis.

El concierto se abrió por soleares. Aires de Juan Talega, giros camaroneros por doquier y disolución absoluta de las intenciones que no llegaban más allá de los primeros dos tercios. Eso sí, valor no le faltó al pacense que se arrancó por Triana, Cádiz o Jerez –en este punto hasta recónditos cantes que le llevaron a recordar la versión de Pepe Torre de la fundacional soleá de Frijones.

Después de las soleares vinieron los cantes levantinos (taranto, taranta y cartagenera) en un tono nuevamente camaronero, entonado pero ya con carencia de voz. Siguió adelante por tangos y bulerías en el aire del Genio de la Isla, ya asfixiado casi por completo llegó al descanso del evento.

Tras el receso, el cante volvió por granaína. El respetable comprobó (era de suponer) que la voz de Antonio no se había recuperado en el entreacto y en estas condiciones se arrancó por siguiriyas, aires de los Pavón y afonía se sucedieron con brevedad para dejar paso a las bulerías finales, en éxtasis camaronista, que sirvieron de cierre a una discretísima aparición de Antonio Suárez.

El acompañamiento a la guitarra de Jesús de Rosario pasó totalmente desapercibido. El madrileño estuvo a verlas venir ante el poco brillo del cante, que en ocasiones le obligaba al abandono. Ante la tesitura se despachó con cumplidas muestras de virtuosismo técnico en brillantes falsetas a lo largo de todo el recital.

Luis Ángel del Caño "Cañete"

 

valladolidwebmusical*****crónicas