MelQarT + Mago de Oz

 

Sábado 5 de marzo. Sala EVALON

Por fin se ha preparado en Valladolid una sala acondicionada para conciertos y con una capacidad más que aceptable... el único inconveniente es la ubicación, a 13 km de la capital, pero si somos capaces de desplazarnos a San Sebastián, Albacete o Granada.... no supondrá un problema. La sala Evalon promete en cuanto a acústica, aforo, escenario, e incluso los precios de la bebida eran asequibles. Esperemos que dure. Lo único, que tardaron en abrir las puertas y el frio y la cola eran enormes.

MelQarT durante su actuación  
Carlos y Segura

 

Para su estreno dos bandas: una local, Melqart y una más que consagrada, Mago de Oz. A las 10:15 de la noche, y con la sala repleta, Melqart salió dispuesto a demostrar ante un público que no era el suyo, lo que son capaces de hacer, heavy metal de calidad, tanto en castellano como en inglés. Comenzaron con una versión del “Don't talk to strangers” de Dio con un sonido excelente. Después, dos temas propios, “Ride”, veloz y muy coreado por los asistentes y “Locura” basado en el Quijote, como Carlos, cantante de la formación hizo notar.

De nuevo, tiempo para las versiones, en este caso una de Saratoga, “Vientos de Guerra” que entusiasmó aún más, a un enfervorizado público. “Puerto de Tiro” y “Reinos de Gloria”, en la que presentaron a la banda y regalaron copias de su cd, fueron otros cortes de su cosecha. Para terminar, eligieron otras dos versiones: “Hail & Kill” de Manowar, en la que Samuel, cantante de Dragon Lord colaboró de manera notable y “Under Jolly Roger” de Running Wild para dejar un buen sabor de boca final y a la peña bien entonada para lo que venía después.

Segura y Samuel de Dargon Lord  
MelQarT tras su actuación

 

Y a las 11:30 Mago de Oz saltó al recién estrenado escenario de la sala Evalon. Y lo primero que sorprendió fue la ausencia de decorado, de las parafernalias que últimamente acompañaban a los madrileños y es que su intención en esta gira es actuar en locales de aforo más limitado; hasta el vestuario resultaba más sencillo. También su repertorio, ha variado notablemente se nota que lo han votado los fans. En definitiva, una vuelta a los orígenes, un reencuentro consigo mismos.

Mago de Oz
 
Flauta y violin mano a mano

 

Todo comenzó con “Maritornes”, para seguir con “Hasta que tu muerte nos separe” y “Santo grial”, todas más guitarreras, más heavys. El sonido en algunos tramos fue embarullado, sucio y es que en ocasiones se les va la cabeza y les cuesta volver a acompasarse. La voz, en algunos momentos saturaba tanto que los que se encontraban cerca de los altavoces tenían que taparse los oídos... hasta Jose optó por deshacerse del pinganillo.

Jose en plena actuación
 
A la guitarra Frank

 

Muchos temas de “Jesús de Chamberí” y de “Mago de Oz” como “Gerdúndula”, “Te snucare contra el bidé” o “El lago”. También mucho “La leyenda de la mancha” y menos “Satania” o “Gaia”, tan solo “La rosa de los vientos” en la que “El Niño” salió a tocar la batería para que Txus pudiera cantar su parte. No fue la única vez que salió Joaquín pues en la versión de Asfalto “Es algo más que una intención” también fue él el que aporreó el instrumento.

 

Txus cantando "La rosa de los vientos"
 
Mago durante su actuación

 

Después de “Rekiem” José presentó a la banda y después Jorge Salan se marcó uno de sus solos. “Finisterra” dio paso al primer bis “Pregúntale a Dios” un cover del disco de J. Andrea de Deep Purple y también “Satania”. Para volver al escenario con “El que quiera entender que entienda y los primeros minutos del “Starway to heaven” de Led Zepellin que junto a “Molinos de viento” puso fin a la actuación. Mago no decepcionó ni a sus fans de siempre ni a los más nuevos pues todos quedaron satisfechos.

Nadia Pelillo

Más fotos del concierto

cronicas

valladolidwebmusical