DOMINGO 14
Otro caluroso día en las acogedoras tierras de Guernika y otro día de auténtico y buen heavy metal, para muchos el día más esperado de todo el festival, y es que ver en un mismo cartel a Running Wild, Waso y Accept es un sueño hecho realidad.
Tim Ripper Owens
Machine Men abrió la tarde con su heavy metal clásico, muy influenciado por Iron Maiden. Y a pesar de la hora, las tres de la tarde, había bastante gente viendolos. Tras una hora dieron paso a los italianos Labyrinth que sorprendieron a muchos con los buenos agudos de su cantante, sobre todo en el último tema en el que ya dio el máximo, Moonlight. Beyond Fear el nuevo grupo de Tim Owens era de los más esperados del festival pues su paso por bandas como Judas Priest y Iced Earth le han dado bastante carisma. Sin embargo lo que su nuevo grupo ofrece no atrae demasiado, lo único que se salva es la prodigiosa voz de Ripper. Los temas suenan monótonos, cansinos y muy similares unos a otros. Sobresalió la versión del Neon nights.
Moonspell tenía la tarea de sustituir a Paradise Lost en el cartel y lo hicieron con buena nota. Temas como Fullmoon, Opium, Alma matter, Vampiria, Nocturna o Madness sonaron en la tarde metalera. Después una de las sorpresas agradables del cartel, los finlandeses Apocaliptica que funden la música clásica con el heavy. Una puesta en escena sobria y un batería muy destacable son sus credenciales. No faltaron las versiones de Metallica como Battery con intro incluida, Master of puppets, Enter Sandman o Seek and destroy y los temas propios. Es impresionante ver como mueven las melenas al viento sin parar de tocar...
Apocaliptica y sus chelos
Y a las 9:45, con puntualidad sorprendente salieron unos Running Wild, vestidos de piratas, que crearon más expectativas de las que cumplieron. El sonido no fue demasiado bueno, y algunos de los temas elegidos dejaron indiferentes al público. Draw the line, Raise your fist, Black wings of death, Riding the storm, Skeleton dance, Litle Big Horn, Prisioner of our time, y un solo de batería. Repertorio con algunos temas de su último disco, Vogues in Rogue, poco festivalero, sobre todo si se tiene en cuenta que hacía años que no se dejaban caer por aqui. Bad to the bone, Angel of mercy o Wellcome to hell completaron la actuación que se cerró como no podía ser de otra manera con el clasicazo Under Jolly Roger. La verdad es que dejaron algo fríos y encima se marcharon 10 minutos antes de la hora...
Los piratas al abordaje
WASP en acción
Y por fin llegó la hora esperada por muchos y también una de las mayores intrigas pues nunca se sabe como va a responder el grupo americano y en especial su cantante y guitarra Blackie Lawless, su última gira por tierras españolas no había sido demasiado buena... Y encima anunciaron que les habían perdido todo el equipo en el aeropuerto y que tendrían que tocar de pretado lo cual austó a muchos. Pero se desquitaron todos, grupo y público con un espectáculo lleno de fuerza, de garra, de clásicos, de delirio por parte de los fans. Machine men, I wanna be somebody, Wild child, The headless children, The idol, Love machine, Fuck like a beast, Blind in Texas,... no faltó ninguno.

Y los supertriunfadores de la noche y del festival fueron los germanos Accept. Su reunión podría parecer oportunista pero nada más lejos de la realidad, han vuelto con más fuerza, con más garra y con el mejor saber hacer. Pocos minutos antes de que comenzara su actuación la lluvia hizo acto de presencia, una lluvia fina que amenazaba el inicio del concierto, pero ni se aguó la fiesta ni la gente se marchó. Asi, con solo diez minutos de retraso sobre la hora prevista salieron a escena los míticos Accept, que ofrecieron un concierto sin fisuras, redondo, perfecto, un concierto de los que dan la sensación de estar viviendo algo grande, de asistir a un pedazo de la historia del heavy metal.

Un repertorio con todos sus clásicos, la banda bien compenetrada y moviendose por todo el escenario, con muy buen rollo entre ellos, coreografías. La fiesta comenzó con Starlight y Living for tonight que incendiaron los ánimos de la gente, que a pesar de estar mojándose no se marchaba. London Leatherboys, el coreado Metal Heart, Flahs Rockin man y Breaker llevaron hasta el solo de bajo, corto, eficaz, efectivo. Tras esto, Heads over heels y Neon Knights y un espectacular solo de guitarra basado en piezas de música clásica como el bolero de Ravel y que para nada se hizo pesado y eso que duró por lo menos 7 u 8 minutos. Restless and wild y Son of a Bitch pusieron a todo el mundo a cantar. La verdad es que se nota quien es profesional y la banda no paró de animar a todo el personal. Up to the limit, Russian roulette, Tv war, Monsterman, Love child y Fast as a shark nos llevaban al final del concierto. Pero faltaban los bises y que mejores temas que Princess of the dawn, con infinidad de coros que a algunos les parecieron excesivos y Balls to the wall para cerrar las fiesta. Triunfo total.

ACCEPT, la reunió más esperada

Volver a METALWAY

viernes****sabado****domingo

Crónicas

Volver a ValladolidWebMusical