EL COLECTIVO DE MÚSICOS SUBE EL VOLUMEN

El pasado Martes día 13 y con motivo de las fiestas de Salamanca tuvo lugar un concierto del Colectivo de Músicos que puso la nota rockera a los festejos programados.

Martes 13, buena fecha, quizás la mejor para subirte a un escenario y soltar todo lo que llevas dentro. Eso debieron pensar los chicos del Colectivo de Músicos de Salamanca, una asociación sin ánimo de lucro que tiene como fin impulsar la música con sello charro.

En esta ocasión los elegidos para demostrar la buena salud de la que goza el Colectivo fueron Furia eterna, La puerta número dos y Los del puente romano, tres grupos afianzados en la capital del Tormes que no quisieron defraudar a sus seguidores.

Con una hora poco recomendable para un concierto (siete y media de la tarde) y con un calor que derretía el asfalto saltaron al escenarios La puerta número dos, un quinteto metalero que después de muchos cambios en la formación parece haber encontrado la estabilidad. Con todavía en la mente su anterior concierto en Orense hace unos días y en el que agotaron las entradas estos chavales supieron romper el hielo a base de buenos guitarrazos, suaves melodías y contundentes rifts; era obvio que los “Pearl Jam” pululaban por el escenario. Por otro lado la voz del cantante, Pablo, era perfecta para el sonido que buscan en sus canciones, todo ello basado en buenas letras que ahondan en lo más profundo de tus huesos . Todo un espectáculo que recuerda al de los ya disueltos Sober, siempre improvisando y buscando el sonido stoner. Un privilegio en definitiva ver como estos jóvenes guapos y chulos se hacen con el escenario estirando cada canción con interminables solos de batería ( Juanra) y de guitarra que hacían las delicias de los allí presentes. Jóvenes maduros que calentaron el ambiente para lo que se nos venía encima: Los del puente romano.

Con una inimaginable puesta en escena (con pelucas y acordándose de la familia del Alcalde) este trío (Josu, Maribel y Ganso) despiertan enemistades adonde pisan. Pronto hicieron gala de su fama a base de punk rock sucio y pegadizo, todo ello adornado por guitarras sin afinar y letras provocativas, irreverentes, pegadizas. Canciones como “En el puente romano” o “El moro” se han convertido en auténticos himnos de la banda así como los ya famosos solos de guitarra que Josu, el cantante, hace con el pene a mitad del concierto.

Mientras tanto abajo sus incondicionales bailaban como locos llevados por la batuta incansable de estos cuarentones que no dan un respiro, ni siquiera cuando entre canción y canción gritan a los cuatro vientos sus proclamas; sabían que si este año se metían con el gobierno municipal iban a tener problemas, no les importaba y sus seguidores se lo agradecieron (entrevista a josu y cía)

Para cerrar las tres horas de buena música que estaban previstas los chicos de Furia eterna intentaron dar lo mejor de si mismos. Con la ventaja de contar con buen aforo reivindicaron el heavy metal más clásico, ya desde los primeros acordes se notaba que dentro de sus influencias estaban “Stratovarius” o “Europe”. Sin embargo el espectáculo no solo estaba en el escenario sino también en el público, la gente se entregó por completo; había ganas de rock

y se notaba, ya que por las tierras charras no abundan mucho las apuestas hacia este tipo de música y mucho menos cuando se trata de gente joven.

De esta manera concluyó un año más la oportunidad de estos chicos en su ciudad. La próxima cita el día 22: koma y Los del puente romano tocan en Santa Marta (Salamanca).

* info de los del puente romano

roberto garcía diaz

valladolidwebmusical.org*****crónicas