QUIQUE GONZÁLEZ + LOS TAXIDRIVERS

.Jueves 5 Mayo. Sala Pachá.

 

EL CAMPEÓN

Cuando hace un año y medio Quique González decidió abandonar Polygram para editarse los discos con su propio sello (Varsovia Records ), muchos lo dieron por muerto. Sin embargo desde entonces las cosas no le pueden ir mejor al cantautor más roquero del mundo.

Con “Kamicaces Enamorados” su primer disco auto producido vendió igual que siempre y cosecho las mejores criticas de su carrera. Ya asentado en su nueva aventura, su ultima entrega “La noche americana” no es si no un paso mas hacia la consagración definitiva de uno de los mejores autores de canciones que ha dado este país en los últimos diez años.

El concierto vino presidido por ese aire de regreso triunfal .Parece que han pasado mucho mas de dos años desde que tocara ante no mas de sesenta personas en Subterfugio , pero la progresión de Quique y su publico es imparable. Es un secreto a voces que va camino de convertirse en un clásico, y la gente acude ahora a sus conciertos con esa actitud reverencial que se reserva a los más grandes.

Así las cosas, la noche poseía a priori todos los ingredientes de las grandes citas, y Quique y sus “Taxistas” no decepcionaron brindando un “show” lleno de emotividad y entrega.

Abrieron con “Kid chocolate” y el grueso de los temas de su “Noche Americana” para continuar entresacando lo mas brillante de un repertorio que asusta por profundidad y contundencia; “ Salitre”,”La ciudad del viento”,”Pajaros Mojados”,”Aunque tu no lo sepas”,”Torres de Manhattan”, “El campeón” … y así durante dos horas en las que demostraron porque el cuerpo a cuerpo ha sido uno de los puntos fuertes a lo largo de su carrera. Textos llenos de tristeza y melancolía, historias de personajes urbanos que huelen a tabaco y gasolina, cubiertas por el ropaje Folk – Rock de raíz americana de una magnifica banda en la que por poner alguna pega, se hecho de menos la presencia de Carlos Raya en la guitarra.

El idilio ni siquiera se rompió cuando aparecieron los problemas técnicos en forma de sendos parones a mitad de canción, al contrario los presentes siguieron coreando los temas sin música y sin reproches. El campeón había vuelto con el titulo bajo el brazo y todo lo demás daba igual.

Que la historia de Quique González termine bien es también una buena noticia para la música de este país; con talento y un par todavía se puede ganar el partido.

Txt . Golliat.

Fotos. Fernando Altozano

cróonica de muci^^^^entrevista de Golliat ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^valladolidwebmusical