HER OWN DISEASE + RIP KC
Sala MalBicho. 5 de Junio de 2005


Quizás un Domingo no sea un buen dia para ir de concierto, o quizás si lo sea... que hay mejor que hacer una tarde de Domingo que tomarte un par de cervezas tranquilamente y disfrutar de buena música en directo? Además el cartel tenia a priori muy buena presencia, el grupo local “Her Own Disease” y los madrileños “Rip kc” incluidos en el último Festimad.
Antes de entrar a comentar la actuación de los grupos, hay que hacer un comentario dirigido hacia los dueños de la sala MalBicho, y los esfuerzos y empeño que han hecho para hacer el que los conciertos sean más vistosos y audibles a pesar de las condiciones adversas que el local reúne. El escenario se ha desplazado hacia la izquierda (desde el punto de vista del espectador) formando así una plataforma en L y intentando evitar que la columna central nos parta la visión del escenario y que el sonido rebote en ella y haga mil acoples. Me parece que estos problemas se reducen algo con esta nueva disposición , pero puede que esto reduzca el numero de espectadores con visión y sonido directo del escenario... sinceramente, creo que la solución de esa sala puede que pase por quitar la barra de su emplazamiento actual y ponerla en la zona de las gradas, pero bueno esto no es más que una pequeña idea perfectamente desechable... También es muy de agradecer el trabajo que se hizo desde la mesa de luces por parte de uno de los técnicos de la sala.




Éramos pocos en la sala, pero todos con ganas de escuchar buena música, esto hace que el publico esté más cómodo, sin agobios ni calores típicos del verano, pero claro mal para la sala y sobre todo para los grupos que hacen menos caja y desafortunadamente tienen que poner de su bolsillo para sacar adelante la actuación y hacer disfrutar al público. “HER OWN DISEASE” comenzó con algo de retraso sobre el horario previsto. El grupo local practica un hard rock con un gusto compositivo “desert” orientado en sus raices a “Kyuss”, ciertas influencias “Tool” y desprendiendo una atmósfera grungeriana que recuerda el sonido Seattle de los primeros “Pearl Jam” o incluso “Nirvana” en la vertiente rítmica. Quizás sea ésta la parte que hasta ahora se mostró más sólida del grupo, unas baterías bien ejecutadas, con tempos constantes y sin sobresaltos; el bajo le ayuda en la tarea no solo limitándose a un relleno rítmico lineal sinó aportando melodías propias a la estructura de los temas. Las dos guitarras juegan constantemente entre ellas aportando gran variedad de registros y frescura a las canciones, detalle muy de agradecer para el oyente en quien crea cierta expectación compositiva, a pesar de ello puede que este sea el apartado que más flojea del grupo y que previsiblemente mejorará con tiempo y más actuaciones. La voz, con letras en inglés, se muestra como una parte vital dentro de las estructuras de los temas, y es que en el subconsciente del espectador tiende a asentarse un poso melódico producido directamente por las partes más accesibles y melodiosas transmitidas enérgicamente en momentos puntuales.
En definitiva y en líneas generales, me parece que “HER OWN DISEASE” son de lo mejor que hay hoy día en la escena rockera pucelana, con unas ideas y composiciones que por momentos rozan la brillantez, pero que a veces se diluyen en atmósferas más densas difíciles de comprender sin un buen sonido del que, desgraciadamente, carecieron en este concierto. Hay que destacar en la música propuesta por H.O.D. el juego que realizan las guitarras, faceta que aun está por explotar y que seguro va creciendo con el paso del tiempo y el rodaje que este va a proporcionar al grupo... la dirección es buena, pero el camino va a ser largo.




A continuación, y tras una necesaria pero breve espera, salieron a escena el trio madrileño “RIP KC” compuesto por batería, bajo y guitarra, además de dos voces principales (guitarra y bajo) y las voces desde la batería (no estaba seguro de si lo de KC viene por King Crimson, y la verdad es que me fui del concierto con la misma duda). El sonido que practica el trío puede encajar con un rock setentero íntimamente ligado con el concepto “Led Zeppelín” en su base, pero que realmente se desmarca en muchos aspectos de esta idea inicial para desembocar en una más que interesante mezcla de psicodelia, funk y rock progresivo.
Complicadas y enrevesadas estructuras, con muchos cambios de ritmo, realizados con una extraordinaria precisión y soltura, predominan en los temas, pero que pueden descomponerse en una idea sencilla, con estrofas y estribillos relativamente pegadizos y accesibles a pesar de que, en principio, pueda parecer lo contrario. Un gran alarde rítmico sobre el que no deja de planear sensaciones y formas producidas por la gran cantidad y variedad de melodías dignas de grandes grupos de los setenta. Quizás el título de su disco “obvious and bleeding” nos dé la respuesta al cóctel sónico propuesto, tan obvio y sencillo pero tan sangrante y complicado a la vez. Gran descubrimiento, y un lujo, el de estos madrileños, que además nos ofrecieron un ambiente muy distendido y casi siempre cómico.
Texto y Fotos: A. Martínez
.::Otra Crónica::.
.::Reseña Obvious and Bleeding::.
.::Crónicas de Conciertos::.
.::Valladolidwebmusical ::.