STANDSTILL + RED

 

AMARGO REENCUENTRO

 

Les costó a Standstill volver a Valladolid. Después de tocar en 2003, y de que la fecha y la sala para este Valladolindie fuese cambiada un par veces, éramos muchos los que íbamos a Subterfugio con unas ganas terribles de verles encima del escenario. Y maldito sabor de boca se nos quedó a todos….

 

Las cosas pintaban bastante bien, con unos RED, bastante entregados, y que, aunque no pegasen en exceso con el rollo de Standstill, habían dejado buenas sensaciones durante su breve pero potente actuación. Ramalazos del metal más actual, sin caer en los tópicos del nu-metal, con buenas melodías de acompañamiento, y desarrollos instrumentales con un gusto impecable. Quizá hay que empastar mejor la voz, ya que a veces sonó un tanto forzada, pero en líneas generales, muy correctos. Es realmente irónico que por corta que fuese su actuación, acabo siendo casi la más extensa…

 

                                           

 

Después de unos breves problemas con el bajo, que retrasaron unos minutos más el inicio, Standstill arrancaron con bastantes ganas. Como era de esperar, una gran parte del repertorio se basó en su último disco, homónimo, y por primera vez, cantado en castellano. Hay que reconocer, que, lo que en un principio parecía un cambio radical, en directo se transforma en un show coherente. Los temas encajan perfectamente, y excepto la obvia diferencia del idioma, las canciones ganan consistencia en directo. ‘Feliz en tu día’, ‘La vieja gibellina’, o la suave ‘Si me levanto’ no hicieron más que corroborar que estamos ante una de las mejores bandas que tenemos. Se diga lo que se diga. Un par de guiños al Memories Collector, y un agrio 'Poema nº3' para despedirse sin opción a más temas, ya que la policía hizo acto de presencia, y con poco más de media hora desde su inicio, el concierto tuvo que suspenderse,

 

                                           

 

Evidentemente, la decepción fue mayúscula. Tanto para nosotros, como para Standstill, desolados al ver que no podían hacer otra cosa que no fuese apagar, recoger, y volverse a Barcelona con caras largas, y un ,creo, honesto sentido de culpabilidad. Por lo que a mi respecta, creo que ellos, en su papel, lo hicieron lo mejor que pudieron, hasta que llegaron las doce. Pocas veces he visto bandas españolas que desplieguen tanta emotividad, intensidad y fuerza en tan solo media hora. Enric, a pesar de algún problema con los micros, estuvo enorme. Además de que su toque con la acústica y los sonidos marcianos de sus aparatos siguen siendo un gran atractivo de Standstill. Ricky, soberbio, como siempre. Son pocos los baterías que he visto disfrutar tocando como un niño lo haría con su batería de fisher-price. Piti y Rubén, llenando de matices todas y cada una de las canciones, y Elías que a pesar de ser el más estático de todos, también estuvo genial.

 

 

Es una pena, que propuestas como esta se vean afectadas por decisiones ajenas a la banda. Y que, como siempre, los máximos perjudicados tengamos que ser los asistentes. Como bien comentaba Piti al finalizar el concierto, al fin y al cabo, ellos darán otro concierto al cabo de tres días. Nosotros…nosotros no se cuando tendremos otra oportunidad de verles sobre un escenario.

 

Texto y Fotos: Jairo

 

valladolidwebmusical****standstill en va-web***cronicas***valladolindie05