Throne festival. Diciembre de 2005. sala Pla -> de Avilés

El cartel para los dos días prometía, pero elegimos el que se suponía mas fuerte de los dos, el del Domingo con Looking for an answer – Moho – Posesión y Machetazo. Hablamos con la organización esa misma tarde y así nos confirmó lo que suponíamos, el día anterior no asistieron mas de sesenta personas de las cuales muchos eran de prensa. Ya estaban perdiendo dinero.

Siempre intentamos acudir a estas citas de música extrema, pero si no es de la zona, la peña no se mueve nada de nada. Y eso que los festivales se intentan adecuar dando facilidades de contactos para pensiones etc., o si no que coño el viejo truco de la raya de campaña o la saca de no dormir. Se ha perdido la actitud de otros tiempos.

De todas formas se notaba que la sala era de bacalutis y que la habían prestado nada mas que lo justo para poder tener un sitio donde celebrar el evento, (que no es poco), aunque después del concierto podían haber dejado que la peña se tomara otro trago y no tener que buscar por otros sitios. En fin, domingo una de la mañana y a casa, que remedio.

Las bandas hicieron lo que tenían que hacer, tocar y tocar bien, en su estilo cada uno, el sonido se pudo mejorar, también el escenario, la iluminación, pero bueno esto es underground y salió adelante.

Mas o menos todos los grupos tocaron el mismo tiempo, tal vez otro cuarto de hora de cada grupo hubiera redondeado la noche, pero la sala parecía tener prisa por cerrar y dedicarse a otros menesteres.

Looking for an answer sonó grind tal cual, cuatro chavalotes que se meten en su ruido perforado y hacen que el publico intuya su tralla. No dan la cara, tocan de lado y hacen esperar entre tema y tema lo justo para que nadie se aburra con ningún acople mas de la cuenta y sigan atronando sin piedad, de principio a fin de los temas. Finalmente aplausos y paso a otro grupo.

Moho, nunca les había oído, pero les conocía de información por la red. Me sorprendieron, pero por el estilo que me esperaba mas rápido, pero practican una especie Down con hc. Lento y experimentadamente elaborado, música de paciencia para los que tocan y escuchan, Creo recordar que tocaron cuatro o cinco temas largos en su estilo dominante y otro tema rápido que levanto mas los ánimos del respetable. Al final aplausos insistentes y petición de bis. No hubo y paso a los locales.

 

Posesión, del lugar, en concreto Gijón. Salieron con ganas de dar caña y la dieron, se metieron en un repaso del último trabajo Arts Diabolics, intercambiando con alguno de los anteriores trabajos. Contundentes y un tanto oscuros, serios y al grano aprovechando bien las posibilidad del equipo dispuesto. Aplausos generales, petición de bises, dieron bises y se pidieron más. No les hubo y siguiente grupo desde Galicia.

Machetazo, lo más esperado de la noche, sobre todo para los aficionados al grinder de principios de los 90. Horror Grind, splater Grind, como lo quieras llamar pero Grind sin acepciones. Cera con dos cojones, tres tíos metidos en un cómic de x historietas de terror de principio a fin. Inexcusable sería no destacar al mezclador de sonidos, que ambientaba el directo con introducciones oscuras acompañadas por el juegos de luces. Buen sonido y profesionalidad por parte del bajo y la guitarra, pero impecable la forma de dirigir la autopsia por parte de Dopi a la batería y garganta único superviviente desde el 94 de este engendro de brutalidades macabras. Se llevaron la mayor sacudida de aplausos, bis y versión de Motorhead “Ace Of Spaces” (todos a botar) mas bises y prisas de los de la sala que en cuanto pararon de tocar, pararon de servir.

 

Hasta otra mas y mejor.

Txt y fotos: Toño Alonso.

valladolidwebmusical******crónicas