TRANSFER + LOS RECONOCES
Sala Subterfugio. 12-II-205
Valladolid

Los Reconoces
Transfer
La cita era en la sala Subterfugio, el Sábado 12 de Febrero de 2005 y se avecinaba una noche realmente intensa de rock urbano a cargo de dos de las formaciones más ‘reconocidas’ y activas del panorama actual.
Qué decir de esas dos palabras: rock urbano. Ese estilo de roquear genuinamente ibérico, un producto con denominación de origen nacional del que sentaron bases Leño y más adelante Barricada, identificado con el sano cabreo del suburbio, el pedete de conversación y litrona, la distorsión hard roquera y la velocidad punk y gracias al cual, miles de chavales con ganas de expresarse, han hecho música con la referencia de la protesta como estandarte. En fin, algo juvenil y necesario que cobró ese tipo de forma en este peculiar territorio llamado estado español.
Prendieron fuego a la velada LOS  RECONOCES, cuarteto rocker de Madrid y como no, con los primeros compases del Sí señor, sí señor de Leño, empalmado rápidamente a uno de sus propios temas.
Canciones de sus dos primeros trabajos Me lo guiso como puedo y Segunda impresión se alternaban con varias de las que conformarán su inminente tercer disco y que me causaron una gran impresión ( el single Atrapado circula por internet –mp3 ), al igual que la gran madurez que demostraron conduciendo su directo, levantándolo desde la frialdad inicial al canto colectivo del estribillo de La risa. Lograron sin dificultades transmitir e involucrar a los presentes, generando buen rollo, algo esencial en un concierto de r’n’r.
Musicalmente enriquecen sus canciones con numerosos pasajes skatalítikos e incluso directamente regge, con el rock, en ocasiones más puro en otras más enrabietado y punk, como principal referencia. Han tenido la habilidad, bajo mi punto de vista quizás beodo, de incorporar acertados momentos más pausados, influencias de gente como Los Enemigos e incluso alguna armonía pop en sus composiciones más recientes.
Decir que siempre es un placer encontrarse con un guitarrista como el Buho de escuela rosendiana, haciendo alarde de un grandísimo buen gusto en los arreglos, ritmos y punteos. También el bajista, que hace doblete con los Envidia Kotxina, realiza una gran labor con sus finos detalles y líneas vivaces perfectamente acompasado con Joris a los tambores. Las cuerdas vocales de Luter – pequeño Buda, sumo sacerdote - evidenciaron buena forma.
En resumen, un directo realmente convincente el de esta interesantísima banda a la que deseo la mayor y merecida de las suertes con su tercer trabajo.
Seguidamente les llegó el turno a los esperados TRANSFER, veterana y curtida banda de Valencia, con cinco discos ya a sus espaldas, mucha carretera – como debe de ser - y las cosas muy claras en lo que a estilo musical y mensaje lírico se refiere.
Ya les había visto en la pasada edición del festival Fresa Rock – Chañe (Segovia) -, cuyos responsables eran también los instigadores de la noche que estábamos viviendo esos instantes.
 Transfer sonaron compactos, son una maquinaria roquera bien engrasada que dispara sus canciones sin tregua, basándose en las secuencias de acordes más que en los riffs de guitarra y sobre las que Aris, el carismático cantante y miembro fundador, hace un repaso letrístico a las preocupaciones de la chavalería de barrio, rinde cuentas a los responsables de las desgracias de muchos otros, el problema de la droga o las tribulaciones del grupo de rock que no le teme a la carretera y pasea su directo sin miedo y con toda la dignidad por dónde y cuándo haga falta.
He de decir, sin que sea un pero a la actuación, que aprecié cierta liberalidad en sus composiciones, un tratamiento excesivamente monocorde del rocanrol, cierta falta de otros matices que por supuesto, y eso es absolutamente relativo, pueden no hacer falta.
El concierto se prolongó todo lo que los seguidores quisieron y se agradece esa entrega, dedicación y ganas de comunicar por parte de los músicos que convierten al final la actuación en una buena fiesta de todos.
TXT: animal boya
fotos: David
LOS RECONOCES
entrevista
TRANSFERÍ
entrevista
disco gentes
valladolidwebmusical****cronicas****grabaciones