+

Cuando aterricé en Valladolid, poco supuse que de mi visita guardase únicamente el recuerdo de lo que a continuación intentaré relataros, muchas de las cosas que tuve a bien presenciar supongo que me irán desapareciendo con el lógico devenir de los días y los meses, pero a fe mía que otras tantas nunca se me olvidarán. Es por ello que gracias a la insistencia de un viejo amigo vallisoletano, así como porque por fin he conseguido un ordenador, me he decidido a dejar plasmado en estas líneas lo que me ocurrió el pasado 11 de mayo de la era de ratzinger.

 
 

Después de realizar las obligaciones requeridas por mi trabajo, de atender algunos clientes, y de poder solazar mi cuerpo con el primaveral sol castellano, vime en la necesidad de soliviantar el ajetreado día con un paseo nocturno por las calles más céntricas de la ciudad. Después de una larga hora de caminata, y de reencontrarme con los rincones más románticos de la capital, decidí entrar en una bodega para satisfacer mi paladar con alguno de los sabrosos caldos de los muchos que por aquí se envejecen.

Craso error; la tal bodega no fue más que un malvado espejismo, pues la caverna a la cual descendí poco se parecía en nada a cantina alguna. Por allí había multitud de gente de los más diversos pelajes y condiciones, al calor de una decoración setentera, y que iban dando buena cuenta de varias cervezas y cocteles de lo más glamourosos, con lo que la primera y sorpresiva impresión era de que mis santificados huesos habían caído dentro de un honroso bar de señoritas de compañía, que de otra taberna sin más. Una vana ilusión de la que desperté a los pocos segundos.

  +

No se si he comentado aún mi afición desmedida por la música en todas sus vertientes, así como por los géneros musicales más dispersos y variados. Comento tal circunstancia pues fue la razón por al cual no salí con pies en polvorosa de dicho antro. La música ambiente era "diferente" a lo habitual en otros locales de pernicidio, allí no sonaban alegres ritmejos latinoides, no. Pero esa NO fue la razón de mi estancia:

Pude distinguir entre el espontáneo y cálido maremagnum de personas, a tres guitarras acústicas (una de las cuales parecía hacer las funciones de bajo acústico) dispuestas ante otros tantos micrófonos. Algo a lo que cualquier licuado cerebro daría la señal de que allí ALGO iba a pasar.

+

Decido hacerme un hueco en la concurrida barra para, además de apreciar los encantos naturales de la simpática camarera, agotar la última posibilidad de poder beber un buen vino. Obviada está cuestión decido engullirme una cerveza tibia.

En tal disfrute onanístico estaba yo inmerso, cuando desde el fondo de la barra veo como tres risueños personajes, a cual más pintoresco, se estaban ubicando al lado de cada micrófono entre risas y algún que otro "cariñoso" insulto, entre rumores llego a escuchar que el trío en cuestión se hacen llamar los Wild Horses (coloco el artículo "los" pues a fe mía que tal nombre y adjetivo son ejemplos claros de la capacidad mental de dichos individuos enzarzados en risas y voceos varios). La afición, cada vez más <<wild>> y numerosa, comenzó a concentrarse en torno al inexistente escenario. No hay más que hablar ni decir, el recital sonoro iba a dar comienzo.

+
+

A partir de dicho instante he de confesar que me vi atrapado en multitud de recuerdos y de estados de pseudoinconsciencia , no se si por el alcohol ya ingerido, si por las esquivas risas de la camarera, o si por (creo que está es la razón más certera de las tres) por los sonidos que llegaban a mis oidos...¡Corcholis! el grupo versioneaba, al gusto actual, muchas de las canciones más emblemáticas de los stones (u rolling que se me mosquean) en un estilo bastante amable y de fácil escucha. Quizás en este caso decir que un buen tema de rock puede sonar muy bien sin importar el como y con qué lo toques, hasta si en su defecto se les olvida el traer la batería como así resulto ser.
+ + +
ke +
Aquellos tres pendejos, desenchufados y "noelectrificados" se encararon con el respetable rasgando sus acústicas al compás del Mother's little helper. Tonos suaves, que entraban perfectamente a la cabeza, con la soltura propia de aquellos que ya lo han realizado multitud de veces...Siguieron unos minutos en los cuales el respetable prestaba toda su atención al directo. Algunos ‘valientos' incluso tatareaban (con dudosa calidad vocal) los temas que se iban desgranando, como ejemplo el “cal-mena” (calvo y con melenas) que estaba detrás de mi martilleando el glorioso Love in Vain. Por momentos oia más al grupo de encorbatados que tenía detrás de mi persona, que al propio grupo en si. Cuestión de no sobrepasar los decibelios y de no dar una voz más alta que otra...no sea que las autoridades del gran hermano (la policía del pensamiento) se entere. Los dos guitarras iban intercambiando voces dependiendo de cada tema. Uno de hechos más nervioso encima del taburete, no paraba de hacer movimientos con el cuerpo; por momentos le faltaban manos cuando le llegó el turno al Like a Rolling Stone con la harmónica abriendo el tema. Si, aquí tuvimos uno de los momentos del concierto, con la afición haciendo los coros... how does it feeeeelll!!( hasta yo mismo me lance).
+
+

 

Sigue una pausa (intermedio para que el bar haga caja) y posteriormente se reanuda la marcha con Fareway Eyes y el tema que da nombre al grupo Wild Horses. Excelente todo, pero la guinda del pastel estaba por llegar: una versión de nuestro bizarro grupo Los Salvajes, que a su vez versionearon de los Stones: me refiero a la canción Paint it black (muy cinéfila ella). Y así hasta el final con el rítmico Just my Imagination.

Llegarón después los abrazos, las “uñas”, el bis inesperado,...y la recogida de bártulos. Yo me encamine de regreso al hotel. Me esperaba un día de carretera...el cual fue sobrellevado con alguna casette de los Rolling. Ahora sólo me queda que estos de Valladolid me vuelvan a avisar de más actuaciones. Algo sacamos en claro (además de los bussines) y es que por estos parajes hay algo más que cebada.

sakisum (del otro lado del espejo) mayo'05

...más ---
+ +
-------------y más ...................
+
+
 

no más

...

¿hay más?

...

lo hay !