+ ASTRAL DOORS
 
 
Sala La Riviera, viernes 6 de octubre de 2006
 

Hacía tiempo que no se veía tanta expectación ante un concierto ni una sala tan repleta y entregada como La Riviera el pasado viernes 6 para ver a dos bandas punteras del panorama metálico internacional: Astral Doors y por supuesto, Blind Guardian. Tantas eran las ganas que las entradas se habían agotado desde hacía días y eso que el precio no resultaba precisamente barato pues 27 euros y medio ya son euros... Aún asi llenazo total y un ambientazo espectacular, la gente cantándolo todo, saltando, animando, desde luego un público entregadísimo. Y es que hacía 4 años que Blind Guardian no visitaba Madrid, desde junio del 2002.

A las ocho menos cuarto aparecieron Astral Doors, y ciertamente había ganas de verlos y muchos de los asistentes tenían más predilecciónpor ellos que por los bardos. Desde el primer momento la gente se volcó con ellos, animándoles y coreando sus temas. Su estilo recuerda mucho a esos grupos clásicos y míticos y la voz tiene una gran semejanza con la del gran Dio. Presentaron temas de sus tres discos durante 45 minutos y la verdad es que aunque estuvieron correctos no se "enrollaron" mucho con la gente, se les notaba algo estáticos y fríos. En cuanto al sonido fue más que aceptable. Algunos de los temas que tocaron fueron : "Evil is forever", "London caves", "Of the son and the father", "Time to rock" o "Tears from a titan". Desde luego, una gran oportunidad la que se les ha presentado pudiendo acompañar a una banda tan carismática como los germanos.

 
Astral Doors durante su actuación
Astral Doors en Madrid  
 
A las 9 en punto de la noche y entre los ecos de la intro del disco "Nightfall at the Middel Earth" fueron apareciendo los músicos que componen Blind Guardian. Ni que decir que hasta la intro fue coreada por todos los asistentes y provocó el asombro y la felicidad de los músicos. El sonido comenzó algo embarullado sin que en los dos primeros temas se escucharan las guitarras con claridad, de hecho, es que apenas se oían así que ni "Into the storm" ni "Born in a mourning hall" sonaron como debían. "Nightfall" y "The script for my requiem" dos himnos de los bardos supusieron la mejoría del sonido y provocaron el éxtasis general, y es que toda la sala, alrededor de 4.000 personas cantaban, botaban, animaban... desde luego algo que pocas veces se ha visto en una sala como la Riviera y en una ciudad como Madrid. "Fly" fue el primer corte de su último trabajo y al contrario que en el Metalway, donde nadie parecía saberse la letra, aqui fue interpretado de principio a fin y desde luego, ya sonaba más compacto y rodado que en la vez anterior.
 
 

La voz de Hansi no estaba al cien por cien, pero en realidad nunca lo ha estado, y aqui estuvo a gran altura aunque es cierto que las partes más agudas de los temas no las cantaba perfectamente pero a nadie pareció importarle, desde luego se le notó con muchas ganas, muy entregado y muy animado y dispuesto a agradar a todos. Eso si, sigue siendo una estatua en el escenario, sin ninguna gracia al moverse pero los fans están acostumbrados y tampoco es que criticaran esta actitud. Como escenario nada de telones o logos sino unas pantallas en las que se iban reflejando imágenes tanto de las portadas de los discos o fotogramas abstractos que tenían que ver con las letras o bien partes de los vídeos del propio grupo. Una manera interesante de crear ambientes. Destacar a todos los músicos que son unos profesionales increibles pero sobre todos al nuevo batería, Frederik, que es un auténtico maquinón y que no nos hace echar en falta, para nada al querido Thomen.

Justo después del single llegó una de las canciones más memorables de la banda: "Valhalla" que sonó atronadora y con una fuerza impresionante y que engancharon con otro corte cañero como "Time stand still, (at the Iron Hill)". Y hasta aqui un repertorio prácticamente igual al que habíamos visto en Guernika. La primera sorpresa llegó en acústico con Marcus y André sentados en taburetes escoltando a Hansi para interpretar " A past and future secret" tras la que se marcaron un "Majesty" a petición de los asistentes., todo un himno que la gente no quería perderse. "Bright eyes" no sonó con toda la magia que el tema tiene aunque fue aceptable. Tiempo para otro tema del último disco "A twist and the myth" "Otherland" que sonó muy muy bien en directo. Y Hansi nos comentó que con el siguiente tema llegábamos al final de su actuación... el tema en cuestión "And then there was silence" que sigue impresionando en directo y que sobre todo con el último tramo del corte, la parte más alegre puso a todo el mundo a saltar y bailar. Después se marcharon dejándonos con la miel en los labios y muuuchas ganas de más. Así que tras un poco de insistencia salieron de nuevo para interpretar otro gran clásico como "Wellcome to dying" que fue otra sorpresa.

La presentación del nuevo disco se cerró con otro corte más, "Another stranger me" y para "terminar" por segunda vez su mítico "Imaginattions from the other side" que, a pesar de ser reiterativa diré que fue cantanda de principio a fin por todo el mundo. Con este tema la banda volvió a marcharse pero la gente no se cansaba de pedir "Mirror Mirror" y de animarles a regresar de nuevo cosa que hicieron para tocar "The bard's song" en la que Hansi apenas cantó alucinando con el ambientazo total de la sala. Y para terminar, esta vez de verdad y concluir una noche maravillosa la mil veces reclamada "Mirror mirror". Y así, entre oes oes y aplausos se llegó al final, con unos Blind Guardian satisfechos, animados y contentos, al igual que los asistentes que vivieron un acontecimiento a la altura de lo esperado. Como única pega al concierto se puede decir que para ser una gira de presentación del último disco tocaron pocos temas del mismo, quizás alguno más tipo "Turn the page" o "Skalds and shadows" no hubieran estado mal.

 
  Blind Guardian en concierto Blind Guardian saludan después de su concierto  

Crónica por Skaidana

Volver a INDEX******** Volver a VAWEB******** Volver a Crónicas