1


Pues que bien que hayan vuelto los Celtas con Cifuentes, o Cifuentes con los Celtas, como usted quiera. Lo que no me parece tan bien es el lugar que escogieron para actuar aquí, en su Valladolid. Con lo bien que sonarían en la plaza mayor…

Entramos y ya estaba La Linga, acababan de empezar. No me enteré mucho de lo que tocaron porque el sonido fue una bola que iba y venía, no había quien diferenciase un instrumento de otro. Y seguro que no fue cosa suya, porque se les veía a gusto ahí arriba, como a Sendino (guitarra de los Celtas), que salió con ellos. ¿Tocaron una de los Fresones rebeldes? Creo que si… no sé, no sé, que no se distinguía muy bien.


La Linga en plena actuación

Luego a pillar un cachi solidario con la causa, pero con la nuestra, que era sofocar ese calor que hacia allí, madre mía…

…pues no te jode, nos decía Antoine que “moviésemos el abanico”. Je, que chispa.

Nuevo grupo del ex de los Celtas, un grupo que poco le faltará para girar con Estopa o el Melendi. Que tenga suerte y venda mucho, que en estos días no es nada fácil. Pero si le meten ese tema en los cuarenta y algún canal de videos latinos de esos, seguro que cuela. Mueve el abanico, mueve el abanico…

Otro rato de espera y salen los protagonistas de la noche. Empezamos con “El Túnel de las delicias” y una puesta en escena muy buena, para seguir después con “el emigrante” (con un Cifu que hasta se soltaba y guturaba durante ratitos, que sorpresa!!! ¿Qué has estado escuchando últimamente, Cifu…? ;-P) y pudimos ver a unos Celtas entregados a cien por cien, contentos de estar arriba y poder entretenernos durante un buen rato…


Celtas...20 años no son nada

…ya te digo que si estuvimos entretenidos. Entre lo de tener que acertar a ver por donde salía el sonido (izquierda, derecha, solo monitores, solo agudos…) y el parón de veinte minutos que hubo nos pasamos un “buen” rato. Y los hombres poniendo su empeño…

El caso es que durante los instantes que sonó bien, sonaba de puta madre. La pena es que esos momentos fuesen escasos.

Si obviamos el tema del sonido (aunque obviar este aspecto en una reseña de directo no mola nada, pero ya sabemos lo que hubo: un sonido espantoso, con constantes idas y venidas) y obviamos también que no salió nadie de la organización a contarnos la película, lo que podemos hacer es quedarnos con al impresión de que los Celtas quieren tocar en condiciones para los de su casa, pues está volviendo a disfrutar bastante con esto. Yo, por si acaso, no me los perderé en la plaza de Medina del Campo, que creo que será la fecha más cercana a Valladolid de su gira. Y encima este año las fiestas de Valladolid coinciden con las de Medina… se puede preparar una buena!!!!

Valentin

1

 

menú inicial - soplando versos

crónicas - valladolidwebmusical