CICLO JOVENES CANTAUTORES
LUIS RAMIRO Y
CARLOS CAHOUEN

TEATRO CERVANTES. 2-XII-2006. VALLADOLID

 

El sábado 2 de Diciembre en el teatro Cervantes tuvo lugar el segundo de los conciertos que Caja Duero, un lujo para los amantes de la canción de autor, porque, en esta ocasión, Luis Ramiro, la promesa mas puntera del circuito de cantautores madrileño y Carlos Chaouen, un genio, ejemplo y figura respetada y admirada dentro de la música de autor, se daban cita en el citado teatro. Y así se reflejo en el lleno absoluto que aconteció en el teatro Cervantes de Valladolid. El publico Vallisoletano y varias personas de fuera, abarrotaron el teatro dando calor y sentido a esta iniciativa.

Luis Ramiro inició la velada, este artista madrileño lleva ya unos años teniendo un éxito notable en la capital. Melodías sencillas y originales, letras con gran carga de sentimiento y poéticamente trabajadas y sobre todo una idea original y muy clara de cómo quiere sonar y expresarse.

Está tan solo un paso de poder saltar a otro nivel en el mundo de la música que quizás consiga, si lo permite el mercado actual, cuando saque su primer trabajo que saldrá en los próximos meses. La profesionalización musical de este artista, de llegar, hará que sepamos hasta donde es capaz, el comienzo es prometedor, sin duda.

Salió convincente desde el principio, su repertorio, que ha ido completando  y mejorando a lo largo de los años en el recorrido de cantautores del foro, repleto de reflexiones y poesía. Sus canciones nos relatan historias, nos cuentan experiencias y nos hacen sentir. La banda estaba compuesta por Mario Raya a la guitarra, Andrés Lewin a los teclados y Chiloe a la batería

Comenzó e interpretó sus canciones con un sonido potente, guitarra, batería y teclado sonando con fuerza y ritmo, intercalo momentos en solitario para dar mayor sensibilidad e intimismo a la interpretación, una puesta en escena trabajada y ensayada, la ocasión lo merecía.

Interpretó, entre otras paraíso con gastos pagados, la novia cadáver, ahora, perfecta, si por un casual topáis con esta canción os daréis cuenta de cual es el potencial de este artista, siguieron cuenta conmigo, donde, una vez más, da una vuelta de tuerca al arte de componer con esta composición original y sensibley regaló al publico Vallisoletano una novedad con Esdrújulas.

Un espectáculo completo y tras el cual tuvo que reaparecer para regalar un par de canciones más al respetable que lo despidió con un cálido aplauso y convencido de que, en no mucho tiempo, volvería a oír a este joven, porque lo bueno se premia.

Tras él hizo su aparición Carlos Chaouen y hasta el escenario parecía más grande.

1

El gaditano comenzó en solitario, creando ambiente, consiguiendo complicidad y respeto por parte del respetable, cantando Buenos Aires, hablando de nostalgia y distancia,   tras esta sonó privado, también en solitario, y después salió la banda con la que, en esta ocasión, se hizo acompañar Carlos.

Rafael Martin a la batería, David de la Plaza a la guitarra eléctrica y Ricardo freire al bajo, una banda que sonó perfecta, acompañando las canciones de Carlos y dando muestras de un ejemplo más de la tradición de buenos músicos que Valladolid ha visto nacer.

1

Carlos hizo un concierto perfecto, con fases de más ritmo con canciones como las cosas que nunca te dije o a bocajarro,  partes de intimismo que interpreto tanto en solitario como acompañado por la banda como en la interpretación que hizo de seré.

No faltaron las canciones que todo el mundo esperaba de este genio de la canción, como corazón, a bocajarro, buscando hierba, no me canso, canción que interpretó y grabó recientemente Ana Torroja para su ultimo trabajo, o semilla en tierra, esta canción esta destinada a hacerse indispensable para cualquier amante de la música, es un claro exponente de lo mucho que este artista es capaz de ofrecer, poesía trabajada, una melodía completa, una guitarra que sonó preciosa e imponente, una reflexión sobre la vida, la muerte y los sentimientos, en resumen, una maravilla de composición. De esas que las escuchas cientos de veces y “no te cansas” de descubrir detalles o nuevas formas de dotarlas de sentido.

1

Al final la percusión cambio la batería por la caja y el udu para ofrecernos  la reina, como regalo para el público.

Carlos logró hacerse con el respetable, conectó rápidamente y realizo un concierto de esos para recordar durante mucho tiempo. Profesional y cercano, enérgico y sentido, una hora y cuarto de música, poesía y arte, mucho arte.

1

En definitiva un concierto en el que, las 400 personas que se dieron cita llenando el teatro Cervantes, pudieron disfrutar y disfrutaron de estos artistas que, una vez más, demostraron que no es cierto que Valladolid  no responda a las iniciativas culturales o musicales, sino que tan solo hay que ofrecer conciertos tan completos, sentidos, enérgicos y memorables como el que pudimos disfrutar la tarde noche del 2 de Diciembre en el ciclo de jóvenes cantautores de Caja Duero.

 

TXT: Por Raul Herrero Tome

Programación ciclo jovenes cantautores

valladolidwebmusical******agenda*****crónicas