EBROVISIÓN 2006: TODOS BAJO EL MISMO CIELO

 

El sábado fueron los chicos de El Columpio Asesino, los encargados de abrir el programa. Otro de los grupos que ocupan el cuadro de honor de certámenes como el Proyecto Demo de Radio 3.

Con su música se jactan de experimentar sin rumbo y utilizan la potencia y las pasiones encontradas como instrumentos esenciales en torno a los que elaboran sus planteamientos, al menos en la actualidad. Su directo transmite bastante oscuridad, es una sensación envolvente a penas rota por los sonidos deliberadamente estridentes de su trompeta o la agresiva voz de Álvaro, vocalista y batería. Todo temas de sus dos discos, más del segundo; han pasado muchas cosas desde sus inicios, la música del Columpio ha ido madurando. Las referencias americanas siguen intactas en su obra y en esa línea es en la que de momento están “experimentando”. Después se mezclaron entre el público para ver a The Posies, estuvieron muy majos los navarros, y muy aplaudidos. Se toman la música como un compromiso personal y eso también se deja notar en los resultados.

Lo sabe ya mucha gente, supongo que la mayoría de los que estábamos allí el sábado: Sexy Sadie se separan, lo dejan como grupo. Han pasado 14 años juntos, han dado muchos conciertos manteniéndose durante años a un nivel de popularidad similar al de otras formaciones nacionales como Dover o Deluxe. Todos son representantes de variantes musicales bien entendidas y trabajadas en la España de los noventa. Los mallorquines suponían a finales de la década pasada la punta de lanza del rock alternativo de carácter británico.

En este su último concierto en tierras castellanas y leonesas, pusieron en escena algunos de sus temas de éxito, aunque para ser una despedida podrían haber desplegado algún hit más. A pesar de los problemas que tuvo Jaime con cierta Fender Jaguar que no quería terminar de sonar a su gusto, en general pienso que cumplieron con las expectativas.

Adiós, Sexy Sadie. Todo llega a su final y su carrera se ha mantenido con mucha dignidad y profesionalidad, quizá no ha contado con el suficiente favor del público que, por su calidad, sin duda les tendría que haber correspondido. Esto hace pensar que otros caerán o evolucionarán, o como queráis decirlo, el caso es que está ocurriendo. Tampoco vimos a mucha gente llorar aunque se supone que la procesión iría por dentro; es una pérdida importante, qué duda cabe.

Con los ecos distorsionados de Sexy Sadie y los oídos todavía zumbando, Lori Meyers salían al escenario de Miranda, incluido éste año en un programa ajustadísimo de los de Granada. De su boca salio la posibilidad que hay de que se tomen un pequeño descanso de cara a este otoño. Es verdad, en estos meses se les veía en varios festivales cada semana. A Ebrovisión llegaban desde Yecla y tres horas más tarde salieron dirección Córdoba, pero no por eso dejaron de dar el último de sus cuatro conciertos de temporada en Castilla y León.

Y lo hicieron muy bien, recordando que ellos habían estado en la Fábrica de Tornillos en una de las primeras ediciones del festival. De entre “Viaje de Estudios” y “Hostal Pimodán”, en esta ocasión decantaron la balanza hacia el primero, más por ejemplo que en el festival de Palencia, en el que hicieron especial hincapié en su secuela

hostalera. Nos han caído en gracia estos chicos, la verdad es que lo dan todo por tocar, es una dedicación digna de admirar y su propuesta tiene sentido, siempre muy dispuestos y perfectamente coordinados por su Road Manager Antonio al que hemos de agradecer el buen trato que nos ha prestado.
Lo que dije de OCS lo digo de The Posies. Son gente más que consagrada en la escena internacional de lo que viene llamándose música independiente, lo eran en los noventa y lo siguen siendo en la actualidad. Aunque pasan los años mantienen un tono muy correcto en sus conciertos, sin experimentar ningún tipo de evolución realmente especial, no lo necesitan si es lo que les gusta, a ellos y a su público.

Personalmente no voy a Miranda atraído por estos grupos, muy distintos entre ellos, y que como mucho pueden tener el aliciente de ver cómo continúan haciendo buena música. Sin embargo muchas de las personas que estaban en Miranda este año iban sin duda cautivadas por estos dos nombres, para ellos los responsables de la organización brindaban una magnífica oportunidad.

Mendetz fueron los encargados de cerrar el festival, duro trabajo en algunas ocasiones como lo fue ésta, y es que mantener la suficiente tensión en personas que llevaban metidas en el recinto después de la potencia de The Posies, el listón estaba alto. Los casi debutantes Mendetz agradecieron al público que nos quedamos y se dedicaron a dar su concierto.

Su lema Casio Punk define bastante bien la música que practican estos catalanes que en octubre tendrán nuevo disco en el mercado. Terminando ellos, la desbandada fue general y con esto se daba por concluido otro certamen de Ebrovisión.


En la previa del jueves por la noche, destacaron los locales The Rocking’ Pneumonias, con su rock de tintes clásicos, una buena plataforma que supieron aprovechar; no te llaman todos los días para tocar en este tipo de fiestas. En ese sentido la organización ha hecho un intento por ampliar un poco los acontecimientos que giran en torno al fin de semana del festival, y es interesante aunque seguro que podrá mejorarse, sin desmerecer la actuación de nadie, por supuesto. No me parecía mal el anterior formato, dos días resultan más que suficiente para acudir a los conciertos de diez o doce grupos, las instalaciones dan para lo que dan y no es un festival de verano donde el buen tiempo hace acudir a mucha más gente, el ritmo resulta más frenético y parece que hay más ganas de fiesta. En cualquier caso todos los cambios que se hagan para mejorar, bienvenidos sean.

A las sesiones de Dj’s que se celebran tras los conciertos no acudimos por consejo de nuestras madres, aunque nuestros amiguitos fueron y no nos contaron grandes maravillas. Los que acudieron pudieron escuchar las selecciones de Dj Amable, Jesús Ordobás (que se apunta a todas) y Dj Ponme de lux(e). Está bien que tras los conciertos haya alguna fiesta para la gente que quiere algo más o para los que se incorporan tarde.

En el festival de Eurovisión las cosas suelen ser divertidas, tras seis años es un evento musical que, presentando un cartel de una calidad indiscutible, sigue sin masificarse. Una cuestión sorprendente viendo cómo cada temporada cuentan con las mejores críticas y alabanzas en todos los medios a los que llegan. Y nosotros, como cada año, les deseamos que tengan, por lo menos, el mismo acierto a la hora de hacer la selección del Ebro’07, seguro que estaremos muchos allá, para sentir a las bandas en un directo muy cercano y peculiar, aunque se nos venga la cúpula encima.


Hattori Hanzo & Akeguinu
ValladolidWebMusical
Septiembre 2006

 

 

 

dia 22 ^^^^^^^ día 23

entrevistas con: Half foot outside ^^ El columpio asesino ^^^^^ Lori Meyers (proximamnete)

Crónicas: Ebrovision 2004******ebrovision 2005

valladolidwebmusical.org****cronicas festivales