ECOPOP 2006.
                                   EL HORNILLO (GREDOS, AVILA),
                                                                                                        18 y 19 de Agosto, 2.006

pr Chail y Champanmumm 

 

     

De entre la mansalva de festivales del verano, hay algunos que se dedican a reunir estilos muy diversos y hay otros que se centran en un estilo concreto. El festival ECOPOP es más bien de los segundos, ofreciendo un día, el primero, dedicado a bandas de puro pop y el segundo a nombres clásicos del rock de aquí. Hasta allí, a la vertiente Sur de la Sierra de Gredos, nos acercamos dos intrépidos reporteros de la Va-Web, a disfrutar de la naturaleza por esas cumbres borrascosas, y a la vez a estar presentes en el evento para poder contárselo a todos Vds.

     
     


ecopop

     
   

 

.   PRIMER DÍA . ¡LAS GUITARRAS, JODER!  

PANORAMA, SUSSIE FULLTONE, NADADORA, DE LUXE, SEINE, STANDARD.

 

     
     

Tan pop tan pop se presentaba el primer día, que los jevis de la zona huían despavoridos a refugiarse tras las montañas. Con deciros que el DJ-presentador era Juan de Pablos, os lo digo todo. Fue el día de las guitarras. Casi todos los grupos mostraron básicamente lo que saben hacer con ellas, con desigual resultado.


ande anda el jevy ?
Pasatiempo:
encontrar al jevi escondido entre los peñascos del río Pelayos, muy cerca de El Hornillo

Abrieron Panorama. Las poco veraniegas temperaturas no ayudaron mucho a este grupo a calentar a la audiencia, a la que un retraso cercano a las dos horas causado por la lluvia enfrió aún más. Algunos cambios recientes en la formación tampoco ayudaron a este grupo de pop anglófilo y guitarrero a mostrar su mejor cara.

Panorama
Panorama

Seguidamente Sussie Fulltone, grupo “canterano”, con el que los organizadores muestran su apoyo a bandas no consagradas. Para nosotros fueron la primera gran sorpresa del festival. Liderados por la estupenda María Refojos, hacen una música difícil de clasificar, y eso es ya un punto a su favor. Formación escueta: bajo, batería, guitarra y voz, pero suficiente para presentar unos temas muy bien desarrollados. Hacen pop sin complejos, al servicio de una voz femenina que derrocha frescura y desparpajo. Lejos de mantener la pose taciturno-bohemia al uso entre los grupos pop de ahora, se muestran muy comunicativos en escena. No tuvieron reparos en hacer cosas arriesgadas como una intro cantada pero sin letra, o una versión del Hot Stuff de Donna Summer. Enhorabuena.

Sussie Fulltone
Sussie Fulltone

Entre grupo y grupo, las inefables presentaciones de Juan de Pablos, todo un espectáculo.

El siguiente grupo en salir fue Nadadora, gallegos afincados en Madrid. Su estilo está a medio camino entre Los Piratas de la última época, Manta Ray, Radiohead... Influenciados también por la Velvet Underground, juegan con el ambiente creado por las melodías obsesivas de las guitarras y las voces, casi siempre a dúo, de sus dos cantantes. En su contra, el tratamiento que dio el técnico de sonido a la voz de Sara, poniéndola continuamente en un plano propio de voz solista, cuando la idea es claramente que aporte ambiente, como un instrumento más.

Sara de Nadadora
Sara, de Nadadora

De Luxe aparecieron con una grata sorpresa: Juan Aguirre, de Amaral, les acompañó durante la actuación al igual que Xoel lo ha hecho en la reciente gira de Amaral. Enseguida se demostró que por algo eran cabeza de cartel. Xoel es ya un gigante del pop de aquí, tiene un gran sonido y una gran presencia en escena. En esta ocasión el grupo se mostró relajado, sin miedo a improvisar y a prolongar los finales, aunque esto supuso que hicieran menos temas de lo habitual. La aportación de Juan Aguirre dio un ambiente libre y suelto a las interpretaciones, tanto que a veces eso parecía un ensayo ante el público, que apreció su música y disfrutó tanto como ellos.

Juan Aguirre, De Luxe
De Luxe con Juan Aguirre

Xoel, De Luxe
Xoel. De Luxe.

Más tarde llegó el turno de la Seine que nos trasladó al Londres de finales de los 70. Pop energético y rabioso cantado en inglés. Guitarras cortantes y mucha fuerza en el escenario.

Seine
Seine

Pasaban las 5 de la mañana, y tuvimos que retirarnos después de casi 24 horas sin dormir, y con la perspectiva de más de media hora de camino de regreso a nuestro lugar de alojamiento por una magnífica pero peligrosa pista forestal. Esa fue la razón por la que nos perdimos al último grupo, Standard. Fue una auténtica faena ya que nos comentaron al día siguiente que fueron de lo mejorcito de la noche. Lo siento, chicos. Otra vez será y así lo contaremos.

     
   

 

.   SEGUNDO DÍA . GO ON, JOHNNY!  

ALIS, MARCO R. WAGNER, ANTONIO VEGA, BURNING, LOBOS NEGROS.

 

     
     

El segundo día empezó bien. En sustitución de los Soul Tellers, que al parecer han suspendido su gira, apareció el grupo Alis, liderado por el Jiennense Pachi Delgado, “animal musical” que lo hace todo: escribe los temas, toca, produce y canta. Dejaron un magnífico sabor de boca. Dedicaron su actuación a su admirado Antonio Vega con quien dijeron sentirse muy honrados de compartir escenario. Hacen temas con sentido, letras y melodías muy cuidadas, que suelen empezar tranquilos para ir cobrando fuerza. Nos encantaron.

Patxi de Alis
Alis, con Pachi al frente

A Alis le siguió la banda de Marco R. Wagner, al que denominan “el Dylan de Gredos”. La verdad, no sabemos muy bien a qué viene ese sobrenombre, ya que si Dylan es un gran creador pero poco entusiasta intérprete en directo, Marco y los suyos tocan con gran entusiasmo pero la originalidad no es lo suyo. Pican de distintos estilos, tex-mex, blues, bossa nova, country a lo James Taylor, etc. Fueron un agradable aperitivo para lo que vino después.

Marco R Wagner
Marco R. Wagner

La presentación que realizó Jesús Ordovás, anfitrión y DJ en esta noche, del siguiente artista, fue perfecta: ni un chiste, ni una anécdota, prácticamente sólo dijo su nombre: Antonio Vega. Suficiente para que el recinto se viniera abajo. Provocó Antonio el mayor lleno del festival. De hecho no se sabía muy bien de dónde salió tanta gente de repente. Es impresionante comprobar que AV tiene una legión de admiradores allí donde vaya, que le perdonan todo y están dispuestos siempre a disfrutar con cada detalle suyo.

Antes de empezar a tocar, reunió Antonio a los músicos en el centro del escenario y formó una piña con ellos, para transmitirse fuerza. En ese momento muchos supimos que la actuación iba a ser especial.

Antonio Vega

Empezó a cantar un poco vacilante, en su línea. Abrió con una versión muy tranquila de La Última Montaña, tema que evoca lugares como el mismísimo en el que se encontraba tocando. Empezó con un hilo de voz, susurrando más que cantando, y parecía tener problemas con su guitarra, que a penas se oía. La magnífica banda que le acompaña, en la que destacan los guitarras Jorge D´Amico y Alberto Zapata y su fiel teclista Basilio Martí, iba llenando los huecos que él dejaba. Con San Antonio 13 y Elixir de Juventud (Suena ésta mucho mejor en directo que la versión grabada) empieza a entrar en calor, atacando tonos más agudos, y el ambiente se va calentando con él. Se va poniendo a tono también con la guitarra. Puede que Antonio físicamente esté bastante consumido, pero os podemos decir, después de haber seguido muchas de sus actuaciones a lo largo del tiempo, que como guitarrista está mejor que nunca. Incluso acompañado por dos maestros como Jorge y Alberto, sus solos y detalles siempre destacan. Tiene, tanto tocando como cantando, lo que los flamencos llaman “pellizco” o duende. Atrapa la atención del más distraído.

Tocó pocos temas de su último disco. Entre ellos destacó esa monstruosidad de canción que se llama Caminos Infinitos. Ocho minutos largos de una intensidad apabullante. Hacia la mitad de la actuación cogió la guitarra acústica para hacer una versión muy cambiada, y tremenda también, de Háblame a los Ojos. Luego El Sitio de mi Recreo. Se Dejaba Llevar, Estaciones, para coger otra vez la eléctrica. En Hablando de Ellos su guitarra no paraba de trenzar hilos mágicos. También recreó su versión de Me Quedo Contigo de Los Chichos. Terminó con una enorme de Océano de Sol, que sirvió de presentación de la banda.

Antonio Vega

Dejó para el bis los dos únicos temas de Nacha Pop de la noche: Una Décima de Segundo, maravillosamente cantada (como siempre, o mejor incluso) y La Chica de Ayer, cantada por el público mientras él hacía guiños a la banda con sus detalles con la guitarra.

En fin, no nos lo esperábamos tan intenso. Emocionante.

Al terminar Antonio, el recinto se despejó pero sólo en parte. Los Rolling de La Elipa no tienen faringitis ni se caen de los cocoteros, qué pasa! A pesar de las bajas, BURNING cuentan ahora con una de las mejores formaciones que han tenido nunca. Destaca especialmente el guitarrista Eduardo Pinilla, brillante hasta el punto de quitarle el protagonismo al mismísimo Johnny Cifuentes.

Los Burning no decepcionan, a poco que te guste el r´n´roll. Hicieron un repertorio muy similar al de su último disco editado, el acústico “Dulces Dieciséis”, sólo que con guitarras eléctricas. Sus temas clásicos son de oro. No pierden sino que ganan con el tiempo. Johnny y los suyos dan una lección de actitud a todo aquel jovenzuelo que se quiera dedicar a esto. Son un fenómeno. Es increíble cómo Johnny revive el espíritu de Burning cada noche, se hace enseguida cómplice del público a base de chulería, una chulería que me recuerda mucho a la de Keith Richards. Es la del rebelde al que el tiempo ha dado la razón, después de mil batacazos y persecuciones. Antes sonaban sucios. Ahora no asustan, se les ve con ternura, admirando que hayan sobrevivido siendo fieles a sí mismos, permaneciendo impasibles cuando todo el mundo se asustaba (o se mataba). El tiempo no les ha cambiado. Sigue así Johnny, no te mueras nunca.

Johnny
Go on Johnny!

Sonaron, claro, No es Extraño, Decisión, Como un Huracán, Miéntelas (daría un brazo por escribir un tema así), Las Chicas del Drugstore, etc.

Merece un comentario aparte el guitarrista de esta banda. Eduardo Pinilla revive las ideas de Pepe Risi y las mejora, es virtuoso pero sin dejar de sonar puro. Durante el bis, en Una Noche Sin Ti, arrastra a la banda a un clímax guitarrero para luego enlazar con la melodía original del solo de Risi. Para mí eso es rock and roll!

Eduardo Pinilla
Eduardo Pinilla

El pelotazo final, con Ginebra Seca, Jim Dinamita y Mueve tus Caderas, pasando por Es Especial. Un detalle genial de la gente de la organización, compinchada con el técnico de escenario, fue salir a acompañar el último lick de Edu en plan Chuck Berry. De repente se plantaron en el escenario cinco o seis chicas a saltar sobre una pierna tocando la guitarra de aire, en fila detrás de él. Precioso.

Cerraron la noche los Lobos Negros, que nos dieron su buena ración de psyco-billy talaverano. Luis con su Gretsch de caja, que casi abulta más que él, marca un ritmo infernal que a veces a sus compañeros les cuesta seguir. Pura energía, que fue aprovechada para botar por los muchos valientes que quedábamos entre el público a esas horas.

Luis de Lobos negros
Luis, de Lobos Negros

Tanto los Lobos como Burning y Alis homenajearon al gran guitarrista Guillermo Martín, colaborador de Ariel Rot, Raimundo Amador, Calamaro, etc., recientemente fallecido a causa de un cáncer. A él va dedicada esta crónica.

Nos queda agradecer a los organizadores del festival las facilidades de acceso y atenciones de todo tipo que han dado a la Va-web. La organización ha sido perfecta, aunque el primer día se complicaron las cosas a causa de la lluvia. La respuesta de público ha sido buena, casi llenando en algunos momentos el viejo campo de deportes de El Hornillo, en medio de un pueblecito y unos paisajes maravillosos. Además, nos han tratado como a reyes.

¡Nos vemos el año que viene!

 

     
   


Crónica y fotos de Chail y Champanmumm.
agosto'2006

 

     
   

crónicas       festivales en CyL       valladolidwebmusical.org