PAT METHENY TRIO


Pat Metheny, guitarra

Christian McBride, contrabajo y bajo eléctrico

Antonio Sánchez, batería

8 de julio de 2006. 23:30h.

Jardines del Alcázar, Córdoba.
Aforo: lleno.

Después de unos años sin pisar la ciudad, Pat Metheny volvió a Córdoba: la tercera actuación del norteamericano en el festival era de lo más esperado en estas jornadas. Otro de mis guitarristas fetiche, cómo iba a perdérmelo. Para la ocasión se trajo a Christian McBride al contrabajo y a Antonio Sánchez a la batería, dos freaks de tres pares.

El concierto se inició un pelín tarde, pasadas las 23:45h y poco después de una ligera pitada. Metheny salió por fin y empezó a tocar él solo con su guitarra, bastante mal por cierto. A mí me asustó. Elaboró una improvisación larga, pataterilla, titubeante y donde no se entendían muchos pasajes. Además hubo problemas con el sonido desde el principio hasta el cuarto tema: guitarras qe dejaban de oírse. La pieza qe vino después, una base rítmica de acordes, mejoró ligeramente la cosa, pero fue también un poco pesada. No empezó a ponerse interesante hasta qe para el tercer tema sacó su Pikasso de cuarenta y dos cuerdas, un engendro muy chulo con el qe hizo alguna qe otra maravilla.


pat metheny

A continuación entraron los restantes miembros del trío y el tío empezó a dar una larga charleta en inglés sobre lo qe acababa de tocar, lo contento qe estaba de tocar en Córdoba y blablablá. Toca, melón. Y tocó. Vaya si tocó. Usó mayormente una guitarra eléctrica roja y otra amarilla, qe fue intercambiando entre pieza y pieza. Fue desgranando temas qe revelaban la qintaesencia de su estilo o, más bien, las qintaesencias, pues Metheny siempre ha sido un tío bastante ecléctico. Alternaba la fuerza de sus estribillos jazzeros más frenéticos con la dulzura de sus tiempos medios y lentos a medio camino entre el folk, el pop y el jazz. Con los solos siempre tenía algo qe decir y fue muy preciso en todo, bastante rápido, certero a la hora de hacer sentir las armonías qe iban estructurando su música. Por algo es considerado uno de los grandes.

Con respecto a los compañeros, unos bestias. Christian McBride era el John Coffee ése, pedazo de mendruco el pollo, y qé dedos, qé ligereza. El mexicano Antonio Sánchez otro animal. Con gente de esta talla sólo puede caber una qeja: qe se rallen. Y desafortunadamente hubo momentos de ralladura, no sólo en los solos. Destacables muchas ralladuras al final de los temas; en mi modesta opinión no hacen falta finales "a lo The Who-light" para qe nos demos cuenta de qe ha finalizado un tema: basta un chimpún, o resolver las armonías finales de manera inteligible para el escuchador, o dejar qe se sienta el silencio qe sucede al final. Puede qe McBride y Sánchez (por cierto, jóvenes aunqe sobradamente preparados), se percatasen de las ralladuras, ya qe hubo un par de solos en los qe qisieron hacer música en lugar de malabares, pero se qedaron en intentos. Además, la estructura de los temas se hacía repetitiva: exposición+solo de Metheny, solo de McBride, solo de Sánchez, final. Lo peor, sin duda, el sonido del sinte-guitarra de Metheny: plano, chillón y nada maleable. Yo lo conocí gracias al friki "Secret Story" (1992) y no me ha convencido nunca, tampoco en directo. Por fortuna sólo lo empleó en un tema.

Los mejores momentos los daba con su jazzera amarilla de seis cuerdas. Al final se marcó otro peqeño parlamento de despedida, tocaron la última y salieron. Se hicieron de rogar para tocar la propina, y yo ya estaba con el culomandril habitual de las sesiones de dos horas sobre una de las incomodísimas sillas de las qe ponen en el Alcázar, así qe éste lo escuché de pie: un rocanról de estructura clásica qe puso simpático broche a la velada. El público estaba enloqecido cuando el trío se fue y pidió a pitidos otro bis qe no hubo. O al menos yo no lo escuché mientras me alejaba entusiasmado.

Un tanto irregular, pero de lo mejorcito de este año, desde luego.

-Trabas.

 

 

<= introdución y reflexiones  

 

crónicas completas de otras ediciones del festival

crónicas     festivales     valladolidwebmusical