King
el rey de áfrica
África

 

martes 5 sept. 2006. Valladolid

narración y fotos: los BODEGOGO's


Dentro de las actuaciones musicales que se tienen a bien celebrar dentro de las Ferias y Fiestas patronales de Valladolid, el combo bodego-go decidió escoger el concierto que Mr. King África ofreció en Parquesol el martes de ferias.

Lo tenemos bastante claro. Unos buenos conciertos fiestiles y populares deben centrarse en la propagación de la risa, la alegría y el baile. Es aquí donde entra a formar parte desde hace décadas la figura de la ORQUESTA como elemento fundamental y aglutinador de todas esas premisas antes enumeradas. A estas formaciones muchos y osados intelectuales las han pretendido aglutinar dentro de la pachanga , quizás muchas veces con un cierto tono retro-despectivo, los más reaccionarios incluso lo llegan a adjetivar con el término radical.

 


miren que magnífico vestuario

Puede ser cierto, no estamos en posición de poder discutirlo ni negarlo. Aquí nos sobran las etiquetas. Pero lo que no creemos es que todas la verbenas populares que recorren miles de kilómetros puedan ser definidas con tanta valentía y con tanto desacato. Y es que cuando uno de los debes de dichas formaciones es, en muchos casos, la excesiva falta de originalidad junto al manido afán por ser unos meros clonadores de la/s canciones más populares que han sonado ese verano, sean o no sean aptas para el encargo para el cual son contratadas: animación, baile y diversión.


solo

La pachanga radical es, sin ánimos de teorizar en exceso, una variante mucho más atrevida y actual de lo que actualmente tenemos como canciones del verano; término que ha ido perfeccionándose al calor de las nuevas tecnologías informáticas y que tienen en la figura de George Dann a su padre creador. Esta música sin duda ha evolucionado, por lo menos más que el rock, que ya es algo. En estos temas se produce una mezcla de varios componentes como el ritmo machacón, la letra facilota pero muy divertida, junto con los extraños y gimnásticos bailes, que una vez liberado de las capas de comercialidad que algunos obstinados y codiciosos productores suelen dar, bien puede entrar a formar parte ya del excelso elenco de estilos musicales propios. Es en este 'reino' donde gobierna desde hace ya más de 10 años nuestro afable personaje.

aclamado por las masas

King África, artista argentino afincado desde hace varios años en Valladolid, entraba de nuevo dentro de la programación festiva. A tal efecto, y una vez recuperados de la alegría y la conmoción que dicha noticia tuvo entre nuestras filas, pudimos apreciar que su actuación se celebraría gracias a una intercomunicación no recíproca entre una orquesta verbenil (Orquesta Pikante) y su majestad. ¡Qué bonito y agradable el presenciar como los súbditos de la canción del verano corresponden a su monarca ofreciéndoles sus aposentos y carruajes! ¡No es acaso emocionante el comprobar todavía como la plebe se rinde todavía a tus pies! Snif…


el Hämelin del siglo XXI

 

Sabían los habitantes vallisoletanos que en otro lugar de la ciudad actuaría a la misma hora una banda de esas que tienen el encargo mercenario de mantener al poblacho callado y servil. Un grupo aburrido y soso donde los haya que nada pudo hacer para retener a las hordas bodegogos. El público, en efecto, numeroso y participativo en la ceremonia real. En especial los infantes e infantas que embelesados, y algo asustados, por la presencia de su majestad no perdían ripio de lo que allí acontecía. Que momento más entrañable cuando su realeza solicita la presencia de algunos niños para participar en una de sus canciones. Carreras, pisotones y codazos por ser uno de los 10 elegidos.

 


por delante y por detrás

 

Las dos bellas y atléticas reinas consortes que acompañan a King África ¿(no hemos hablado todavía de ellas?) se encargaron durante toda la ceremonia entre risas e insinuaciones varías, de mantener al pueblo alegre y despierto. El sabroso vino con que a bien tuvieron ofrecernos en Parquesol, nos ayudaba a nosotros pérfidos cronistas a mantener una extraña pose cuando su majestad nos pedía hacer el paquito el chocolatero. A fe mía que toda la plaza debía estar embutida en esa misma sensación opiácea. Mujeres y hombres afanándose por entrecruzar sus brazos y conseguir distinguir entre derecha e izquierda. Entre adelante y atrás. La poderosa voz del monarca africano era sustento suficiente para amenizar a toda la plebe. Más y más hits iban cayendo (esssaa Bomba!!)...otro baile....el vino se calienta....


jahh pa ya...

...2 horas después, aposentados y rendidos en el suelo ante el despliegue físico que tuvimos que realizar y sufriendo los efectos de la ingesta abusiva de alcoholes, podemos ver reflejado en el brillo de nuestros rostros que pudimos presenciar el mejor concierto de todas las ferias de Valladolid. Mi persona y 10 almas más pueden dar fé de ello.


animando y animando al personal

Larga vida al rey.

 

la bella y la boooombaaa


¿tiene hora?

 

 

más conciertos
.-.-.-.-.-.
valladolidwebmusical