Laurie Anderson
       "en concierto"


                                                        O sea ...

 

Musac, León 7.10.2006   

pr Fran Hervada

 

cartel
 

Musac, León 7.10.2006           

 

 

Todo es música. Todo lo que nos rodea es música. El viento entre las ramas de los árboles, los muebles arrastrados por el suelo del vecino, el golpe repetitivo de un martillo eléctrico, el tráfico rodado… no son sino manifestaciones cotidianas de la música. Un violín, una guitarra, un tambor… intentan imitar ese natural flujo de sonidos y silencios que es la música que nos rodea. Hay músicas basadas en el ritmo, que nos hacen mover la cabeza y los pies. Otras basadas en la melodía, que cantamos en la ducha o mientras caminamos. Y otras basadas en el atributo más primitivo y germinal: la sonoridad. Es en este último grupo en el que podemos incluir a Laurie Anderson.


laurie con su violin


Laurie Anderson es una artista integral. Sorprende como música, pero además escribe crítica de arte en diversas revistas y es profesora de escultura asiria y egipcia en la universidad. La han llamado "juglar tecnológica", "sacerdotisa del arte radical", visionaria… pero es sólo una exploradora. Ya en el verano de 1972 presentó Duets On Ice, una actuación que duraba lo que el hielo que aprisionaba sus patines, mientras tocaba un violín-cinta magnética. Su relación con el cine también ha sido prolífica participando en varias películas y llegando a dirigir una película, Home of The Brave, en 1986, que incluye ingredientes propios de un vodevil como concursos, teatro, efectos especiales…

Merece destacar que el Teatro Central de Sevilla la encargó The Halcyon Days, en el que narra una historia de la mitología griega sobre los días previos al solsticio de invierno.


        presentacion Laurie


Laurie Anderson estuvo el pasado día 7 de octubre en León como reclamo en la entrega de premios del primer festival de Broadcasting Art organizado por el MUSAC y por Radio 3 (de RNE). Antes del concierto la espera fue larga. Y estábamos tan apretados a la puerta que se podían escuchar todas las conversaciones a la vez. Me enteré, por ejemplo, de que la Terremoto de Alcorcón ya no está “de moda”, que era “moderna” en los ochenta, “cuando Madonna”, pero que reivindicarla ahora era “cutre-retro”. También oí decir que Alaska no se pierde ningún sarao del MUSAC en el que haya canapé y vino, y que eso es debido a que es “amiga”, “muy amiga”, “quizá demasiado amiga” del director del museo. Miraba a mi alrededor y no entendía que hacía toda esa gente allí, aunque al fin y al cabo era un concierto gratuito, el caso es que estábamos juntos esperando a que abriesen la puerta.


los aparatos


Una vez dentro, la gente empezó por sentarse en el suelo cubierto con plásticos para la ocasión. El escenario era minúsculo pero la instalación de cachivaches electrónicos era impresionante. (De hecho, dudo que Laurie utilizase durante el concierto todos los aparatos que tenía sobre la mesa). Dos ordenadores portátiles a mayor gloria de la manzana de Apple, un reproductor DVD, una mesa de mezclas, un ecualizador, dos micrófonos… y un violín. También había dos proyectores de vídeo, uno para la reproducción del DVD y otro que proyectaba continuamente la imagen de una cámara instalada sobre el equipo y que solo en breves momentos nos permitió ver la mano de Laurie manipulando la ecualización de su micrófono.


rosa perez


Nada más empezar se nos aclaró que lo que en principio era un concierto se iba a convertir en lo que la propia Laurie Anderson calificó como una radio-performance, esto es un uso artístico de las sustancias expresivas propias de la radio: voz, música, efectos y silencio, y todo ello realizado en directo.

Laurie Anderson aprovechó todas las ventajas que la radio ofrece. Alterando y matizando la música de su violín (a veces saturándole, otras diluyéndole en una maraña electrónica) y su voz (hasta convertirla en la voz autoritaria de un varón que pilota un avión, que no un piloto). Narrando historias a dos voces (junto a Rosa Pérez en el papel de traductora). Incluyendo la reproducción de material grabado, como un cortometraje realizado en Japón en el que ella interviene como musa y música.


laurie y rosa perez


Aquellos que tuvieran la oportunidad de oír el programa por la radio (retransmitido en directo) supongo que tendrían la sensación de estar ante una radio no exclusivamente musical como estamos acostumbrados. Quizá sólo eso ya valga la pena. Pero los que estábamos en el hall del museo fuimos testigos de una experiencia única, irrepetible en si misma, en tanto es una experiencia propia, personal, casi exclusiva como es la vivencia empírica que aporta la música en directo y que luego se desvanece.

Si quieres saber más, puedes visitar su propia Web, The Green Room.

 

enlaces :
Laurie Anderson: su web
Broadcasting Art, infos sobre el evento.
Fluído Rosa, web del programa de Rosa Pérez en R3, Radio Ncal.
Musac, Museo de Arte Contemporáneo -León-

comentarios ?

 


texto y fotos Fran Hervada (octubre.2006)


crónicas de conciertos            cylcultural.org