CICLO JOVENES CANTAUTORES
MERCHE CORISCO Y CESAR
SALÓN CAJA DUERO. 18-XI-2006. SALAMANCA

Este sábado 18 de noviembre tuvo lugar el tercero de los conciertos del ciclo que Caja Duero esta dedicando a los jóvenes cantautores venidos en gran medida de la capital. Esta vez Cesar Rodríguez y Merche Corisco fueron los encargados de deleitar a las cien personas que se dieron lugar en el teatro salmantino de Caja Duero y que ocupaban la mitad del aforo.

En un recibimiento un tanto frío, Cesar Rodríguez, sin mas preámbulos que el sonido de su guitarra, comenzó la velada con pensarán, canción, de la que explico, se hacia servir habitualmente como su particular presentación del show que iba a realizar.

Tras esta canción continuo con la clave y el publico pudo hacerse una idea de lo que iba a ver, un artista con un dominio de la guitarra ejemplar, unas letras reivindicativas y con el desamor como principal protagonista y un Cesar que iba dejando atrás sus nervios iniciales y que, con sus letras y sus comentarios, lograba ganarse al publico que aplaudía largamente cada una de las notas que este iba dando.

Introdujo con gracia su siguiente interpretación, Colisión, haciendo referencia a las amistades perdidas. La mejor forma de tener las cosas claras hizo de preludio de la noche quedada, donde demostró a todos lo bien que podía llegar a sonar una guitarra, con una introducción en la que uso el instrumento como percusión y la que los asistentes trataron de seguir con las palmas.

Cuatro canciones mas tarde, entre ellas la mejor forma de tener las cosas claras, cortando rosas y Arrepentimiento, alguna de las cuales eran celebradas y reconocidas por los asistentes, Cesar anunciaba su despedida con Déjame entrar tras la cual, y entre vítores de “otra, otra” volvió a salir para regalar una ultima canción, Con la cabeza agachada.

Un concierto que a todos se hizo corto y que hizo bueno aquello de que lo bueno, si breve, dos veces bueno, y realmente así fue, breve, intenso, sentido y bueno, muy bueno.

Merche Corisco salía sola en principio, y con un verbo un tanto atropellado presentaba su canción AMOR, y la defendía ella sola, con su guitarra, lo mejor de la noche estaba por llegar, y lo hacia poco a poco, primero Javier Ruibal Júnior, a la percusión, con caja, campanillas y todo un equipo que dominaba a la perfección.

Una canción más y hacían su aparición Jorge García al bajo y Diego García a la guitarra, una banda con mayúsculas que lograba un sonido de una calidad altísima, todo acompañando con la voz de Merche que mostraba una cantidad de registros casi infinita.

Canciones sobre la paz y el amor que no lograban enganchar con el público en gran parte por su falta de definición en la melodía, aunque con una calidad musical incontestable.

Presentó las canciones del disco, que recién acaba de terminar de grabar Merche Corisco producido por Jorge García con el nombre de Oasis, canciones originales que recuerdan a ratos a Alanis Morrissette y Janis Joplin y que en otros momentos sonaban mas a Race Against the machine.

Cerró el concierto con una versión de Piece of my Heart de Janis Joplin espectacular, con Merche desatando su voz y con la que nos sorprendió a todos.

Una actuación, en resumen, en la que destacó la maravillosa banda y  en la que faltó, empatía con el público que, valorando la calidad musical, no logró congeniar con el espectáculo que Merche presentó en Salamanca.

Por Raul Herrero Tome

Programación ciclo jovenes cantautores

valladolidwebmusical******agenda*****crónicas