TRAIZION + SHERPA

(Sala Subterfugio, Valladolid. 28 de octubre de 2006))

Esta crónica va dividida en dos partes, la primera es la parte correspondiente al aspecto de la actuación en sí: vamos con los teloneros…

Traizión, a pesar de la jugada de los nervios, nos ofreció un directo entretenido, como siempre hacen Domingo y compañía. Han mejorado, por lo menos desde la última vez que les vi: sonaban mas potentes y más compactados, aunque tuvieron sus momentillos de confusión como en la versión de Twisted Sister… bueno, como Domingo sabe arreglar lo mismo un roto que un descosido no pasó nada: se vuelve a empezar el tema y punto. Por cierto, tuvieron que pedir que se subiera la iluminación (no me extraña, no se veia un pijo).

Y ahora pasamos a la “estrella” de la noche…

Sherpa salió al escenario con una actitud muy de andar por casa… demasiado, para mi gusto. El sonido, desde el principio, fue algo embarullado. La voz se oía algo baja y no se entendía lo que decía (aunque claro, de algo sirve que te sepas los temas). Empezaron con “el guerrero en el desierto” a la segunda vez, pues Hermes no estuvo muy atento a la primera.

El grupo daba la sensación de estar haciendo mas un ensayo que otra cosa: las frases se acortaban, la entonación era apañada para no subir mucho, la batería estaba algo perezosa… un mal sabor de boca. El segundo tema ya era de Barón (no recuerdo bien, pero creo que fue “campo de concentración”) y así seguimos durante un buen rato: algún tema de Serpa y luego uno ó dos de Barón. Sherpa no estuvo muy acertado, no era su mejor dia… y sobre todo me gustó el nuevo solista, ese que grabó con ellos el tema del tributo español a Ozzy que se editó hará un par de años.

Y poco mas diré en cuanto a la actuación: aprobado por los pelos.

El que hayas escrito canciones geniales hace 20 años no te asegura que puedas dar un directo en condiciones hoy… Eso sí: te asegura tener a un buen puñado de fans para hacer con ellos lo que quieras. Y eso es un poco lo que hizo Sherpa.

Ahora viene la segunda parte de la crónica, la parte que se ocupa de otros aspectos de la actuación. ¿Cuanto costaba la entrada? ¿Ocho euros? ¿Doce? Un timo. Y os explico porqué. Serpa tocó con el backline de Traizión, es decir: con los amplis de guitarra de Traizión, el ampli de bajo, la batería… eso demostraría humildad si no hubiese cobrado ese precio a la entrada: si cobras eso por lo menos trae tus bártulos y suena como tienes que sonar. Según nos comentaron por allí no trajeron su backline porque al día siguiente tocaban en Valencia y era mucho ajetreo. Benditas las excusas.

El caso es que estos hombres vinieron a tocar sin sus herramientas y cobraron como si las hubieran traído. Y los que pusieron los amplis (Traizión) no se llevaron ni un duro. ¿Por qué sigue tocando Serpa? ¿Para él mismo? ¿Para los fans? Eso no lo sé ni me toca decidirlo, solo sé que si tocas para tus fans intentas dar lo mejor de ti, no apañártelas como puedas con lo de otro. Por lo menos a ese nivel, que estamos hablando de todo un mito en la música estatal.

Saber todo eso me posicionó a la hora de ver el concierto, no me parecía una actitud muy correcta por parte de este señor. Y no me voy a extender mucho mas: los fans de Barón disfrutarían lo suyo y pudimos oír los mejores temas de Sherpa en solitario, pero fue un concierto de suficiente raspado.

Bien por la gente de Subterfugio que nos sigue trayendo música en directo, pero mal por la banda al no darlo todo. Espero que la banda se ponga las pilas y esté dispuesta a ofrecer lo mejor de ellos mismos cada noche, pero eso hay que hacerlo en Valencia y aquí.

Y ya está.

 

valladolidwebmusical******crónicas