WHITE LION:
SALA HEINEKEN (MADRID) 15/11/2006

Podríamos titular el concierto que MIKE TRAMP´S WHITE LION ofreció el pasado día 15 en Madrid como un bello ejercicio de nostalgia, ya que los que allí acudimos (un miércoles laborable), lo hicimos sabiendo que era lo que recibiríamos por parte del rubio danés.

Y es que ya no queda nadie de la banda madre, exceptuando claro esta a MIKE, y a todos ellos se les echo en falta, ni GREG D´ANGELO a la batería (ahora retirado del negocio), ni JAMES LORENZO al bajo (al que hemos disfrutado mucho tiempo junto a ZAKK WYLDE en los BLACK LABEL SOCIETY y actualmente en MEGADETH) y sobre todo sin el grandísimo VITO BRATTA (desaparecido del mundo de la música) a la guitarra, y quizás fuera esta la baja que más se notó.

Han sido muchos los intentos por parte de TRAMP en reunir a la formación original, desde el anuncio que hizo allá por Octubre de 2003, con shows en festivales europeos ya reservados, pero infructuosos todos, fundamentalmente por la negativa de BRATTA quien llegó a paralizar legalmente esos conciertos y demandó al cantante, y MIKE consciente del hueco que el león dejó, y aprovechando la ola de comebacks que se están produciendo actualmente, no ha dudado en explotar el filón que WHITE LION supone.

Discográficamente en forma de lanzamientos (de una calidad más que  cuestionable) en las que reinterpretaba los temas de la banda madre acompañado de desconocidos músicos (de dudoso gusto el lanzamiento de REMEMBERING WHITE LION y más justificable el ROCKIN ON THE USA) y en forma de giras como la que pasó actualmente por España.

Y allí estábamos, prácticamente llenando la madrileña sala HEINEKEN, cerca de 500 nostálgicos que cantamos (y de que manera) cada uno de los 18 temas que cayeron en casi dos horas de concierto.

Abrieron fuego con LIGHTS AND THUNDER y la respuesta del público fue increíble, la audiencia estaba no solamente compuesta de los treintañeros que vivimos los lanzamientos discográficos de la banda uno a uno, sino también mucha gente joven que imagino heredaría el gusto por el grupo. El sonido bastante bueno, MIKE TRAMP se conserva muy bien, ha dejado atrás su imagen de joven y frágil sleazy de LOS ANGELES y ahora se muestra más fuerte y musculado, pero la voz sigue ahí, nunca ha sido un fuera de serie en lo que ha potencia vocal se refiere, pero su sello es característico, domina perfectamente su registro y sabe sacarle el máximo potencial.

 La banda cumple, esta formada por músicos de variada procedencia, daneses, alemanes, americanos y australianos, no de gran renombre, si exceptuamos a HENNIN WANNER por su trabajo con JADED HEART, pero la suficiente calidad como para cubrirle las espaldas, no es WHITE LION, de eso no hay la menor duda, pero cumplen.

Sin descanso enlazan con el siguiente tema LIVING ON THE EDGE, del BIG GAME,  hay que reseñar que el repertorio estaba diseñado de manera que cayeron cuatro temas de cada uno de sus albums (FIGHT TO SURVIVE, MANE ATTRACTION y BIG GAME) y hasta seis de su obra maestra PRIDE, a pesar de ello, hubo algunas pequeñas ausencias en su repertorio que algunos esperábamos (yo por ejemplo el maravilloso CRY FOR FREEDOM o LOVE DON´T COME EASY) pero es que aunque la discografía del grupo no sea muy extensa si que sus albums estaban llenos de canciones que pasaron a ser clásicos y en dos horas de concierto no entraban todos.

Después del segundo tema MIKE nos agradece a todos nuestra presencia, nos recuerda que estuvo viviendo en España y que es un show especial para él, no se si será el típico comentario que repite en cada ciudad, pero yo le creo, se le ve muy contento, alegre, moviéndose por el escenario, adoptando las clásicas poses que en los ochenta marcaron escuela y dejando espacio para el lucimiento de sus músicos, especialmente del guitarrista australiano JAMIE LAW, empieza a sonar LITTE FIGHTER, su primer gran clásico de la noche y la gente entonces responde cantando el estribillo hasta hacer casi imposible oír al vocalista, este nos deja cantar enfocando el micro hacia la audiencia y se lleva la mano al corazón en señal de agradecimiento


Después de LONELY NIGHTS, TRAMP nos introduce el tema EL SALVADOR, una sorpresa, puesto que no es habitual de los conciertos de la banda, mucha gente se queda un poco mas parada al no ser tan conocida pero todo vuelve a su ser con BROKEN HEART, uno de los temas mejor recibidos de toda la noche, el público esta radiante, saltando, levantando los puños y compartiendo con la banda el calor de la sala, que hace que guitarra y teclista se quiten las camisetas. MIKE nos vuelve a dar las gracias y nos vuelve a pedir disculpas por tantos años sin venir a España, después de HUNGRY, otra vez con todo el mundo como loco. Viene la parte más tranquila del concierto con TILL DEATH DO US PART, YOU ARE ALL I NEED y IT´S OVER, pequeño bajón de intensidad que sirve para que cojamos fuerzas para la traca final, llena de clásicos de WHITE LION pero en los que ya se empieza a notar un bajón en la voz del cantante, probablemente tantos shows enlazados y tantos viajes (la banda esta tocando casi a diario en esta gira, la noche anterior en Estocolmo) están haciendo mella en él. De todas formas, esto queda compensado porque la audiencia cada vez canta más alto todos los temas, incluido un IF MY MIND IS EVIL que suena súper agresivo, lejos de la melodía típica del grupo. Después de WAIT, un momento muy especial aunque sonó excesivamente acelerada, y LADY OF THE VALLEY también cantada a gritos por todos llega el fin de la primera parte del concierto.

Como en diversas fases del mismo, los oes del público vuelven a aparecer y la banda no demora mucho su vuelta para rematarnos con WHEN THE CHILDREN CRY, introducida por su guitarrista y RADAR LOVE que se alarga para que sean presentados todos los músicos, la banda nos saluda desde las tablas y la gente le grita “torero” a MIKE, que nos responde haciendo el amago de algún pase taurino y saludando como si en el centro de una plaza de toros estuviera.

En resumen, una noche para recordar a uno de los grupos punteros del género, que reinó en los últimos años ochenta y al que la llegada de la nueva década obligó a sus componentes a buscar otras salidas musicales (en el caso de MIKE TRAMP con los infravalorados FREAK OF NATURE y una sólida carrera en solitario mucho más enfocada hacia el rock americano de raíces). Me faltó VITO BRATTA, algo más de calidad en los músicos que le acompañaban y un poco de voz en el tramo final del concierto pero me alegro de haber estado allí para verlo.

Creo que lo mejor, para todos, es que MIKE TRAMP cierre de una vez esta página de su vida y vuelva a su carrera en solitario, a ser posible volviéndonos a dar albums de la calidad de CAPRICORN o MORE TO LIVE THAN THIS y venga de gira a presentárnoslos, lo que esta claro es que seguirá rockeando como en los ultimo 30 años.

By BEERBEER

FORMACION:

    1. MIKE TRAMP – VOZ
    2. TROY PATRICK FARELL – BATERIA
    3. CLAUS LANGESKOV – BAJO
    4. JAMIE LAW – GUITARRA
    5. HENNING WANNER – TECLADOS

SET LIST:

    1. LIGHTS AND THUNDER
    2. LIVING ON THE EDGE
    3. LITTLE FIGHTER
    4. LONELY NIGHTS
    5. EL SALVADOR
    6. BROKEN HEART
    7. FIGHT TO SURVIVE
    8. HUNGRY
    9. TILL DEATH DO US PART
    10. YOU ARE ALL I NEED
    11. IT´S OVER
    12. ALL THE FALLEN MEN
    13. IF MY MIND IS EVIL
    14. TELL ME
    15. WAIT
    16. LADY OF THE VALLEY
    17. WHEN THE CHILDREN CRY
    18. RADAR LOVE

Rockservatorio