Mad Max / Axel Rudi Pell

Sábado 3 de febrero de 2007 - Sala JAM Bergara

Hasta Bergara nos desplazamos una vez más para disfrutar de otro fantástico concierto en la maravillosa sala Jam. Noche de clásicos, los resurgidos Mad Max y el sibarita Axel Rudi Pell. La verdad es que no se veía el movimiento de otras ocasiones y al entrar en la sala el aspecto era desolador. El caso es que fue comenzar el concierto y el recinto se llenó, no hasta la bandera, como ya hemos visto en algunas ocasiones, pero sí de manera importante.
La puntualidad de Mad Max fue británica, y eso siempre es de agradecer porque sienta muy mal tener que esperar en cualquier sitio, pero parece que en un concierto la espera se hace más desagradable. Venían de un largo período de descanso y por eso se les nota con muchas ganas, energía y fuerza. Para los que no lo conozcan, y yo era una de ellas, decir que aparte de llamarse como la trilogía de Mel Gibson son de alemanes y practican un hard rock muy clásico, ochentero, aor o blanco en algunos temas y es que gran parte de sus letras es de temática religiosa.
Con una intro dieron paso a su primera canción y después "Hold to see you" de su último y recién estrenado disco como "Family of rocks." . Michael Voss demostró que es un buen vocalista y que además es capaz de tocar la guitarra sin despistarse entre una y otra. Estuvo bien secundado a los coros por el bajista. Se notaba que el grupo disfutaba sobre el escenario aunque la gente los secundaba tímidamente. Ya en la recta final tocaron la canción por la que son más conocidos en nuestro país y en medio mundo, el "Fox on the run" de The Sweet. Si eras oyente del mítico programa de radio "Emisión Pirata" recordarás que la sintonía era precisamente esa canción e interpretada por este grupo. "Never say never" y "We fight in white" pusieron el punto y final a una hora de actuación tras la que el ánimo quedó bien arriba para recibir, y por primera vez en gira, a Axel Rudi Pell.
Muy puntuales también aparecieron los musicazos que componen la banda de Axel Rudi Pell: Ferdy al teclado, Volker Krawczak al bajo y Mike Terrana a la batería. Axel Rudi Pell salió con gafas de sol, frío y distante, al contrario que Johnny Gioeli con una fuerza impresionante. "Fly to the moon" primer corte de su último trabajo Mystica. Con los primeros compases ya descrubrimos que el sonido iba a ser impresionante, perfecto, es que mejor sonorización era imposible. Comenzó cañero el concierto y siguió en la línea con "Strong as a rock" en la que Gioeli no paró de moverse por todo el escenario, saltar y animar al personal. "Follow the sign" fue la siguiente en sonar en un ambiente estupendo, con toda la gente entregada. Después, "The masquerade ball" con "The Casbah"intercalada y aunque es una maravillosa canción, cortó un poco el rollo de la actuación, pues es muy larga y supuso un parón después de la caña inicial... Continuaron con el solo de Mike Terrana, impresionante como es habitual en él, de algo más de 10 minutos de duración, espectacular como siempre pero claro... surge la eterna duda, ¿Es necesario demostrar lo bueno que es uno con el instrumento cuando apenas vas a tocar dos horas? 10 minutos de solo de batería, luego tuvimos otro de teclado y una canción tan larga y pausada; eso en la primera hora lo que hace que el repertorio se reduzca muchísimo y la verdad con 12 discos a las espaldas se puede ofrecer algo variado y entretenido, y no es que los solos sean aburridos, o las canciones largas malas pero la verdad, apetece ver más temas. (al menos a mi).

Tras todo esto volvieron a la carga con el tema que da título a su último álbum: "Mystica" con el que la gente se reanimó y a continuación una de las "sopresas" de la noche y es que si estaba diciendo que el concierto tenía muchos cambios de ritmo, aqui llegó uno más: un mini acústico, con toda la banda sentada en taburetes, Terrana con un bongo y Ferdy con una acústica. Para este desenchufado dos temas: "Love Gun" de Kiss.... (¿es que Axel Rudi Pell no tiene temas suficientes que tiene que hacer versiones de otras bandas?) y la deliciosa "Oceans of time" que sonó con una delicadeza y una exquisitez que ponía los pelos de punta. Uno de los momentos mágicos del concierto, sin ninguna duda. Todo esto continuó con un extraño solo del teclado acompañado de sonidos pregrabados. Y otra versión "Temple of the king" de Rainbow (insisto en lo de los temas propios) que clavaron nota por nota. Por suerte, volvieron los temas más rápidos y así tocaron "Tears down the walls" y "Rock the nation" temas en los que Gioeli siguió demostrando que es uno de los mejores cantantes de metal, con un uso del delay impecable, registros variados y ni una sola salida de tono, impresionante, el mejor de la banda. Y tras esto la banda desapareció del escenario.

Con el set list en la mano debería haber sonado "Call her princess" antes de los bises pero no fue así y al volver Johny Gioeli nos comunicó que Axel no se encontraba bien y que, incluso, había tenido que ir al hospital y estas palabras nos auguraban un final precipitado. "Fool fool" fue el único bis que se marcaron pues cuando tocaron algunos compases de la citada "Call her princess" Axel le hizo un gesto a Gioeli para que parara el concierto, bueno, más que pararlo, terminarlo... ciertamente quedó un poco brusco. En el repertorio solo quedaba una canción más: "Carrousel", todo un himno de los germanos pero nos tuvimos que aguantar sin escucharla, y es que con este hombre siempre pasa algo... o se le estropea la guitarra, o no le gusta el sonido o está enfermo... en fin, un divo del metal. Realmente el concierto fue bueno, entretenido e impecablemente interpretado pero con demasiados cambios de ritmo, solos muy largos y versiones que se podrían haber ahorrado para tocar 3/4 temas propios más. Y otro comentario, si estás enfermo ¿no suspendes o acortas el concierto? ya que se puso, ¿por qué no tocó todo el repertorio hasta el final en Madrid y en Bergara pero si en Barcelona al día siguiente? En su favor diremos que Axel Rudi Pell ha tenido que suspender varios conciertos pues la enfermedad ha podido con él. Quedemonos con lo más importante, por fin hemos podido ver en España un concierto de Axel más o menos completo, de más de 50 minutos de duración, un concierto en el que Johny Gioeli destacó por encima de todos. Solo esperamos que se restablezca pronto el amigo Axel y que pueda volver para ofrecernos una acutación maravillosa.

Crónica por Skaidana

Volver a INDEX******** Volver a VAWEB******** Volver a Crónicas