Chick Corea y Gary Burton:
The return of the Cristal Silence duets

2007

   20 de Julio.

 

     Auditorio Centro Cultural Miguel Delibes (Valladolid)

Sin duda uno de los mejores conciertos que la ciudad haya podido acoger en todo este perído estival de festivales fue el del pasado Viernes 20 de julio en el nuevo auditorio. Puntuales como un reloj, Corea y Burton salieron al impecable y reluciente escenario recibidos por un caluroso aplauso de un público que llenaba el 70% de la sala, que, de haberse llegado a un acuerdo entre el auditorio y la universidad para no hacer coincidir sus respectivos conciertos, ambos hubieran salido beneficiados habiéndose llenado probablememte.

El genial dúo celebraba el 35 aniversario del disco donde se reunieron por primera vez y nos deleitó con un emblemático y minimalista concierto apto para un público no excesivamente experimentado, en el que interpretaron implecablemente temas del disco en cuestión como "Señor Mouse" y "What Game Shall we Play Today" liderados en todo momento por un magistral Gary Burton al vibráfono que, en la mayoría de las ocaciones, tocó a cuatro mazos los numerosos solos con una increíble potencia y precisión haciendo que el público rompiera en sendos aplausos tras la finalización de cada uno de ellos. Corea, algo más comedido esta vez comparado a lo que nos suele tener acostumbrados últimamente, dejó en casa los sintetizadores y volvió al piano acústico, acompañando correctamente en todo momento a su compañero y amenizando al público contando historietas entre tema y tema:

"Gary o yo nos conocimos en un festival de jazz donde el manager ofreció a todos los grupos hacer una jam session... pero los únicos que nos ofrecimos fuimos Gary y yo, y así fue nuestra primera colaboración"

Un precioso homenaje a Bud Powel dió paso al descanso tras el cual, el dúo regresó para un segundo pase más calmado, del que destacó un triple precioso tributo compuesto en primer lugar por el genial "Waltz for Debbie" de Bill Evans, seguido de dos temas decidados a un pianista ruso dando el toque clásico de la noche, para acabar con el famoso tema Sweet And Lovely, de Thelonious Monk.


Sweet And Lovely

El más minimalista y calmado tema de la noche fue el que da título al disco, Crisytal Silence, siendo el útimo que pudo escuchar este cronista antes de salir corriendo del auditorio rumbo al museo de la ciencia para presenciar parte del concierto de Jerry Gonzalez... De nuevo, una pena la descoordinación, tres grandes grupos se juntaron el mismo día casi a la misma hora en valladolid... Espero que el año que viene se organicen mejor... pues la decisión a la hora de elegir va más allá de "me quedo con la rubia o la morena"

Víctor Alonso

 

  ValladolidWebMusical           crónicas