JOE LYNN TURNER
SALA HEINEKEN (MADRID)
26-SEPTIEMBRE-2007

“DIOS SALVE A LOS OCHENTA”

No voy a negar que el grado de excitación que me producía ver a JOE LYNN TURNER en Madrid en su primera visita en solitario me permitió disfrutar como un crío de un concierto brillante en su ejecución y desarrollo por parte de uno de mis vocalistas favoritos (en cualquiera de sus múltiples proyectos) y eso ha ocasionado que haya necesitado unos cuantos días de perspectiva para poder ordenar mis ideas respecto a lo que pude ver en una sala HEINEKEN que poco a poco se esta convirtiendo en mi segunda casa al estar programando la mayoría de los conciertos más apetecibles para mi.

Curiosamente la visita de JOE LYNN venía muy ligada a la de GLENN HUGHES, que había sido en el mismo lugar, apenas diez días antes, y cuyo listón puso tan alto (probablemente el concierto del año para mi) como en las dos ocasiones que había tenido la oportunidad de ver a TURNER junto a “THE VOICE OF ROCK” en su proyecto HTP en MACUMBA. En esas ocasiones JOE LYNN salió claramente perjudicado, ya que aunque su característica voz se encuentre entre las mejores del estilo, el olimpo de los cantantes esta tan solo reservado a unos pocos (HUGHES, RODGERS, BURDON, PLANT…) y en ese terreno cualquier comparación se vuelve desfavorable.

Sin embargo puedo decir sin temor a equivocarme que TURNER realizó un gran concierto y su voz ralló a una gran altura durante todo el concierto, de menos a más según los técnicos de sonido consiguieron balancear correctamente una ecualización que en principio no fue óptima, y que su presencia física (impecable como siempre gracias probablemente a sus pasos por quirófano y un estilo peculiar con su indumentaria negra gafas de sol incluidas, su eterno bronceado y su peinado perfectamente cuidado) y lo que es más importante sus cualidades vocales estuvieron magistrales.

Además contó con una banda de garantías en la que formaba junto a dos músicos ex BLACKMORE´S NIGHT (CARMINE GIGGLIO muy efectivo al teclado y MIKE SORRENTINO a la batería) el veterano ex RAINBOW GREG SMITH y el guitarrista que aparece en sus dos últimas obras en estudio KARL COCHRAN, sin duda quien tenía el papel más complicado de la noche al tener que reproducir en directo riffs y punteos de genios como BLACKMORE que la gente se sabe de memoria y en los que un guitarra, por muy solvente que sea, tiene más que perder que ganar y que, sin embargo, salvo en algún momento puntual, ejecutó con gran maestría, sacando un gran sonido a una STRATO con una pastilla midi que le ayudó a que su paleta de sonidos fuera suficiente para recrear todas esas clásicas melodías.

A pesar de tratarse de un día laborable, miércoles, del cambio de fecha que había sufrido el show y del horario del concierto, en principio programado para las 9 y que comenzó con media hora de retraso, la afluencia a la HEINEKEN era muy buena, ya que estuvo por encima de la media entrada, había gente pero te podías mover de un lado a otro con facilidad y sin agobios, y todo el mundo tenía muchas ganas de ver que es lo que nos encontraríamos.

Salimos de dudas inmediatamente, tan pronto como cuando los músicos tomaron posiciones y comenzaron el concierto con cuatro temas consecutivos de RAINBOW: DEATH ALLEY DRIVER (STRAIGHT BEETWEEN THE EYES),I SURRENDER (DIFFICULT TO CURE), POWER (STRAIGHT BETWEEN THE EYES) y STREET OF DREAMS (BENT OUT OF SHAPE) demostrando que lo que se nos venía encima era un concierto que se desarrollaría en la nostalgia del cantante por su época más representativa, la de los discos que grabó con RICHIE BLACKMORE en RAINBOW.

Y abajo eran pocos los que como yo nos preguntábamos el por que centrar un concierto tan solo en tres discos grabados hace 25 años (JOE LYNN cuenta en su discografía con más de 30 albums) cuando el momento de forma y las composiciones que se muestran en los últimos discos en solitario del cantante (sobre todo los excepcionales UNUSUAL SUSPECTS y el reciente SECOND HAND LIFE, por no citar los también no tan lejanos FIRE WITHOUT FLAME con el guitarrista japonés AKIRA KAJIYAMA o su increíble asociación con el mítico JIM PETERIK, de SURVIVOR, en el disco SUNSTORM, una de las mejores grabaciones del año pasado) tienen tanta calidad como obras pretéritas.

Y no es que no disfrutara de estas canciones, que el tiempo ha convertido en auténticos clásicos, sobre todo cuando uno siente en la piel temas como el sentidísimo CAN´T LET YOU GO (muy bien introducida por el teclado y largamente aplaudida) y donde JOE LYNN alcanzó los mismos tonos altos que ya hiciera hace más de dos décadas, STONE COLD para mi una de las mejores canciones/baladas que grabara en la época y que sonó de maravilla, JEALOUS LOVER la gema que se quedó fuera del DIFFICULT y que rescataron en FINYL VINIL, o una combativa, por el recado que le dejó al presidente BUSH “CAN´T HAPPEN HERE”, muy buenos los coros del bajista, que sirvió como última bala antes de la despedida con SPOTLIGHT KID (también de RAINBOW). Dejando tras de si apenas una hora de concierto en la que tan solo interpretó trece canciones de las cuales de su carrera en solitario solo estaban dos canciones del último disco: YOUR LOVE IS LIFE (gloriosa!!) y BLOOD RED SKY (cuyos ritmos arábicos quedaron aclarados por la explicación que nos ofreció de cómo escribió la canción en Turquía, un tema que bien podría haber estado en cualquiera de sus discos con BLACKMORE) y de su anterior obra de estudio solo interpretó POWER OF LOVE y DEVIL´S DOOR, todas ellas introducidas de manera casi consecutiva en la parte central del show.

El resultado de todo esto fue una audiencia totalmente entregada al vocalista (alguno acabaría ronco sin ninguna duda), disfrutando y cantando todos los temas (incluso intentó chapurrear alguna frase en castellano que sonó muy italianizada) y que respondió de manera más tímida a las nuevas composiciones, algo que no servirá para que el vocalista cambie de idea en un futuro.

Para los bises nos llegaría la sorpresa de la noche y es que aunque el set list que tenían los músicos sobre el escenario anunciaba SMOKE ON THE WATER, nos quedamos todos con cara de sorpresa  cuando JOE LYNN anunció que teníamos un invitado especial, ni más ni menos que DOOGIE WHITE, actual vocalista de MALMSTEEN y que en su día formó parte de la última reencarnación de RAINBOW en 1995, con quien grabó el infravalorado STRANGER IN US ALL. ¿Qué nos podrían ofrecer estos dos grandes cantantes juntos? Pues se decidieron por una larguísima versión del LONG LIVE ROCK AND ROLL, el clásico de la época de DIO en la banda del arco iris, durante cuyo desarrollo introdujeron trozos de otras canciones de PURPLE como BLACK NIGHT, BLACK WOMAN FROM TOKIO o la propia SMOKE.. que la gente disfrutó con locura mientras gritaba a voz en grito “long live rock and roll” aunque los músicos estuvieran tocando alguna de los DEEP PURPLE. Un momento mágico que se extendió durante más de 10 minutos y donde un inconmensurable WHITE, vistiendo unos horribles pantalones que JOE LYNN calificó de pijama (lo parecían) mostró que es un cantante excepcional (a ver si abandona al trasnochado YNGWIE y monta una banda propia en condiciones).

Para acabar, la traca final otras dos composiciones de DEEP PURPLE, ambas de épocas en las que JOE LYNN no formaba parte de la banda HIGHWAY STAR (de nuevo con las gafas de sol puestas), increíble el solo de COCHRAN y BURN que la gente gritó con entusiasmo ante la cara de incredulidad de unos pocos que, aunque agradecimos y cantamos como el que más, nos preguntábamos porque despedía el concierto con temas que él no grabó en su día en vez de con composiciones propias.

Lo que si quedó claro esa noche es que todos los que tengan algún tipo de recelo acerca del estado de voz del cantante de New Jersey, probablemente ocasionados por los conciertos de HTP, se tragarían sus palabras al poderle escuchar en solitario interpretando un repertorio lleno de clásicos en el que, creo que no fui yo solo, muchos echamos en falta algunas de sus grandes canciones de su etapa en solitario (RESCUE YOU, ENDLESSLY, I BELIEVE, IN COLD BLOOD…), sin embargo, todos contentos, esperemos que el también  cumpla su promesa de volver el próximo año, allí estaré.

1.- Death alley driver
2.- I surrender
3.- Power
4.- Street of dreams
5.- Power of love
6.- Jealous lover
7.- I can't let you go
8.- Your love is life
9.- Blood red sky
10. - Stone cold
11.- Devils door
12.- Can't happen here
13.- Spotlight kid
-------
14.- Long live rock n roll / black night
15.-Highway star
16.-Burn

by beerbeer

valladolidwebmusical******crónicas