conciertos en el mercado renacentista
                                                                La Bruja Gata, Ghatusain, Son do Pao

Valladolid, 11-14 /Mayo/2007


     por Santi Ríos

Entre el 11 y el 14 de mayo la Plaza de San Pablo y la calle Cadenas de San Gregorio de Valladolid se vistieron de otro tiempo, ofreciendo una estampa colorista que invitaba a perderse entre sus puestos y a dejarse llevar por aromas de épocas pasadas.
Artistas de diferente pelaje contribuyeron a enriquecer el asunto: actores, malabaristas, zancudos o saltimbanquis aparecían entre mercaderes y compradores, completando el aspecto teatral que a principios del siglo XVI tenía un mercado de estas características.

Y en el programa también había música. Bajo el despistante título de “Conciertos renacentistas”, tres formaciones de corte folk, llegadas de diversos rincones de España se subieron al escenario ubicado junto a la Casa del Sol, un espacio que puede ser muy interesante para eventos varios.

Los voluntariosos gallegos “Son do Pao” abrieron el ciclo el día 12 y con sus gaitas y percusiones fomentaron esa imagen, tan falsa como extendida, de la música celta que sólo sirve para dar saltos.

El día 13 “La Bruja Gata” en su primer concierto en Valladolid.

Seis músicos de mucho nivel, que desarrollan sus conciertos en torno a la sabiduría interpretativa de Javier Palancar en el acordeón, de José Ramón Jiménez en el clarinete y el saxo y de uno de los magos de la zanfona, Rafa Martín. Javier Barrio con la guitarra y la dulzaina, Antonio Melero en la batería y Roberto Ruiz en el bajo, completan una de las formaciones más interesantes del folk español. El público degustó los temas con interés y los que no les conocían se llevaron una grata sorpresa musical.
Adelantaron algún tema de su próximo disco que empezará a tomar forma después del verano. =>

Y el 14 desde el País Vasco llegaron "Ghatusain", una formación bastante ecléctica, capaz de sonar muy tradicional en algunos momentos, de desenvolverse con comodidad en contextos absolutamente rockeros o de recordar a bandas poperas cuando su excelente cantante femenina aparecía en escena. Todo ello en un ambiente ameno, aderezado con un buen trabajo instrumental.


     Santi Ríos, mayo 2007


valladolidwebmusical.org          crónicas